4 de enero de 2012

Trokic (Inger Wolf)

Un oscuro fin de verano  En una pequeña ciudad danesa aparece en el bosque el cadáver de una antropóloga degollada y con un ramillete de cicuta sobre el pecho. Pocos días después muere un brillante químico especialista en investigación farmacéutica. Ambos asesinatos parecen estar relacionados.
El detective Daniel Trokic investigará el caso junto a su compañera Lisa Kornelius. Los hechos se desarrollan en una semana, en un ambiente frío y sombrío, con una galería de policías y sospechosos que buscan desesperadamente la felicidad en un mundo individualista y solitario. 



Hielo y cenizas   Esta es la segunda novela de la autora en la que el protagonista es de nuevo el detective Trokic un joven solitario cuya historia personal, que no logra olvidar por completo, está vinculada al conflicto de los Balcanes.
En esta ocasión, un niño de ocho años, Lukas, es hallado estrangulado en un barrio de Arhus, la segunda ciudad en importancia de Dinamarca, durante una tormenta de nieve. Todo parece apuntar a un crimen sexual, sin embargo, la autopsia lo desmiente. También resulta del todo inquietante que los padres del niño oculten algo. La única pista fidedigna con la que cuenta la policía al hallar el cadáver es que el niño ha estado en contacto con fuego.
El detective Daniel Trokic y su compañera de trabajo Lisa Kornelius, una experta en recuperación de datos informáticos y antigua colaboradora de la policía en casos de pederastia, se encargan del caso en medio de una atmósfera inquietante y sombría.