7 de abril de 2012

Reto tridente literario

Aquí va mi lista de libros para el reto "El tridente literario" que ha organizado Eleazar en su blog. Espero que sea de vuestro agrado.


Mi libro preferido


Cien años de soledad (Gabriel García Márquez)
Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Con estas palabras empieza una novela ya legendaria en los anales de la literatura universal, una de las aventuras literarias más fascinantes de nuestro siglo.
Esta novela narra la aventura fabulosa de la familia Buendía-Iguarán, con sus milagros, fantasías, obsesiones, tragedias, incestos, adulterios, rebeldías, descubrimientos y condenas, representando al mismo tiempo el mito y la historia, la tragedia y el amor del mundo entero.



El libro que más veces he leído



Los pilares de la tierra (Ken Follett)
El gran maestro de las novelas de acción y de suspense lleva al lector a la Edad Media para sumirlo en un fascinante mundo de reyes, damas, caballeros y luchas feudales.

El amor y la muerte se entrecruzan constantemente en este magistral tapiz que tiene como centro la construcción de una catedral gótica.
Los pilares de la tierra comienza con el ahoracamiento público de un inocente y acaba con la humillación de un rey.






Un libro que me regalaron




El Niño de los coroneles (Fernando Marías)
El mal, la tortura, el endemoniado testamento de un hombre que parece mover los hilos de las vidas de los demás y la violencia que engendra la dictadura de los Coroneles en la isla caribeña de Leonito, son los ejes de la trama de esta novela que se plantea como una constante resolución de enigmas. A partir del encargo que recibe Luis Ferrer de entrevistar a un guerrillero indio se desarrolla una trama que transcurre en escenarios tan diversos como el París de la Resistencia, la Alemania Nazi...
En este vértice de escenarios, Ferrer descubirá lo que pudo haber sido su verdadera y aterradora identidad.
El Mal, encarnado en el personaje de Víctor Lars teje los hilos de esta sorprendente novela; todos los personajes son "tocados" por el terrible destino de ser influidos por él. Todos han sentido en sus vidas como se ha acercado a ellos dejándolos marcados para siempre. El es el creador del engendro monstruoso que llevan la violencia y la tortura hasta el paroxismo, espejo deformado del propio endemoniado Víctor Lars. Estamos ante una novela sobrecogedora que mantiene la intriga hasta el final.


Mi libro favorito de la infancia



El conde de Montecristo (Alexandre Dumas)
Edmundo Dantés, excéntrico y rico aristócrata, es detenido el día de su boda. Han vertido falsas acusaciones sobre él. El magistrado que le juzga completa la infamia enviándole a prisión sin juicio. Pasará catorce años en el castillo de If, escapará, e iniciará una implacable venganza.
Una intriga vertiginosa, un estilo ágil y un profundo análisis moral y cívico son la cualidades de este clásico con el que Dumas alcanzó la consagración internacional. Una historia irrepetible sobre la traición y la venganza. Una novela más grande que la propia vida. 
El conde de Montecristo es una sólida novela de aventuras. Naufragios, mazmorras, fugas, ejecuciones, asesinatos, traiciones, envenenamientos, suplantaciones de personalidad, un niño enterrado vivo, una joven resucitada, catacumbas, contrabandistas, bandoleros, tesoros, amoríos, reveses de fortuna, golpes de teatro, todo para crear una atmósfera irreal, extraordinaria, fantástica, a la medida del superhombre que se mueve en ella.



El libro que ha marcado mi vida




Los clamores del silencio (Mercedes Salisachs)
Los clamores del silencio constituye un brillante ejercicio de prosa lírica en el que una mujer que ya no tiene nada que perder establece mudos soliloquios con los dos hombres que ha amado durante su vida.
Mercedes Salisachs traza la historia de una mujer enfrentada a la soledad con la perspectiva que ofrecen las ausencias y la proximidad de la muerte. 
Una historia en la que los sentimientos y las acciones se ven aplastados por el significado que muchas veces tienen en nuestras vidas los silencios, unos silencios que, precisamente por su hondo mensaje y por todo lo que representan, tienen un papel clave en nuestro devenir cotidiano.




Un libro que me enseñó algo sobre la felicidad




Atlas de geografía humana (Almudena Grandes)

Ana, Rosa, Marisa y Fran trabajan en la elaboración de un atlas de geografía en fascículos. Reunidas por azar en un mismo proyecto editorial y muy distintas entre sí, todas ellas comparten, sin embargo, una edad decisiva, en la que el peso de la memoria matiza la conciencia del tiempo.
Mientras investigan, buscan materiales y fijan datos, estas cuatro mujeres revisan sus vidas y afrontan la madurez para situarse en su propia geografía personal.
Así, iremos descubriéndolo todo sobre cada una de ellas y sobre el mundo que las rodea, un mundo que es el de toda una generación: su soledad, sus inhibiciones y sus sueños truncados, pero también sus pasiones y sus amores inconfesados, sus derrotas y sus grandes conquistas.




Un libro que me dejó triste




Pasiones romanas (Maria de la Pau Janer)
En lugar de subir al avión que debe llevarlo de vuelta a su hogar, un hombre decide en el último momento desafiar al destino y emprender una travesía muy diferente. ¿Podrá recuperar en Roma a la mujer que dejó marchar años atrás?
Ignacio no puede saber cuánto queda en Dana de la pasión que los arrebató y se truncó tan injustamente, pero prefiere el vértigo de esta decisión irreflexiva a la atonía en la que ha entrado su vida.
Con esta inolvidable historia sobre la fascinación y el infortunio del amor, sobre los golpes ocultos del destino, Maria de la Pau Janer nos ofrece una magnífica novela, llena de sensualidad, de emociones y de personajes que alcanzan nuestra fibra más íntima.  



El libro con el peor final



El juego del ángel (Carlos Ruiz Zafón)
El Juego del Ángel es una gran aventura de intriga, romance y tragedia, a través de un laberinto de secretos donde el embrujo de los libros, la pasión y la amistad se conjugan en un relato magistral. 
Con El Juego del Ángel el autor de La Sombra del Viento regresa al Cementerio de los Libros Olvidados y nos sumerge de nuevo en su fascinante universo. 
En la turbulenta Barcelona de los años 20 un joven escritor obsesionado con un amor imposible recibe la oferta de un misterioso editor para escribir un libro como no ha existido nunca, a cambio de una fortuna y, tal vez, mucho más.
La próxima vez que quieras salvar un libro, no te juegues la vida. Te llevaré a un lugar secreto donde los libros nunca mueren y donde nadie puede destruirlos.



Mi clásico preferido




La araña negra (Vicente Blasco Ibáñez)

La "araña negra" es el nombre con el que Vicente Blasco Ibáñez llamaba a la Compañía de Jesús.
La trama de la novela se basa en la vida del Capitán Esteban Alvarez y su hija María Quirós y la persecución que ésta sufre por parte de la Compañía que trata de conseguir la herencia que le corresponde por su madre, que tuvo un desliz con el capitán aludido y que la familia ocultó para no mancillar su honor.
Por otro lado, un protagonista de vital importancia es el Padre Claudio, máximo responsable de la Compañía en España, hombre ambicioso, sibilino e incapaz de ningún sentimiento noble que trata por todos los medios de conseguir la máxima responsabilidad en Roma.


El libro que siempre me anima



Garras de astracán (Terenci Moix)
En esta obra, Moix presenta un retrato tan hilarante como implacable de la actual sociedad urbana española. Novela fundamentalmente coral, llena de ambiguos y contradictorios personajes, esta obra nos hace reflexionar sobre la absurda zarabanda, la huera palabrería y el ritual de gestos vacíos y superficiales que caracterizan a un determinado sector social dominado por el amor a las apariencias, el ansia de prestigio y un cinismo descarado.
El conjunto de personajes no puede ser más variado: la folclórica que ha hecho de su virginidad una especie de valor de marca; el frío e inescrupuloso ejecutivo, cuya única ley es el éxito; la sofisticada asesora de imagen, maestra en el arte fugaz de crear apariencias allí donde no hay nada.
A ellos hay que añadir una nutrida representación de homosexuales y lesbianas, empeñados en hallar el amor y la comunicación por senderos situados al margen de los tenidos por normales.


El libro que releo a menudo



Sin noticias de Gurb (Eduardo Mendoza)
Perdido en la Barcelona preolímpica, el extraterrestre Gurb pone al servicio de su supervivencia la extraña cualidad de adoptar el aspecto que le plazca.
Se pierde con la apariencia de Marta Sánchez, mientras su compañero alienígena inicia la búsqueda en la jungla urbana.
Por su diario personal vamos conociendo las increíbles peripecias de un extraterrestre en Barcelona.
En este relato, de carácter paródico y satírico, la invención de Eduardo Mendoza convierte la Barcelona cotidiana y absurda en el escenario de una carnavalada. Tras las máscaras pintarrajeadas y grotescas se revela el verdadero rostro del hombre urbano actual y, tras el estilo literario, la acerada conciencia artística del escritor.



El libro más largo que he leído



Middlemarch (George Eliot)
Middlemarch es la historia de tres parejas sujetas a los frágiles hilos del saber y del error, entretejida con la crónica minuciosa de los destinos de toda una comunidad en una época de cambios y reacción. Quintaesencia de la novela victoriana, George Eliot marcó con ella un hito en la historia de la literatura universal.
Dorothea Brooke, a los 19 años, ha recibido una eduación para jovencitas, pero, activa e idealista, enamorada de un sesudo erudito en temas mitológicos, desea ser sabia también ella. Con esa altitud de miras, contrae matrimonio... y el matrimonio es un fracaso.
Tertius Lydgate, por su parte, joven médico emprendedor, anhela convertir Middlemarch a la cultura científica; la bella Rosamond Viney está convencida que casándose con él accederá a una gloriosa vida social. También su matrimonio es un fracaso.
Y Fred Viney, el muchacho superfluo y sin vocación, y Mary Garth, la muchacha hacendosa y prudente, se gustan, se separan, se ponen a prueba y se vuelven a encontrar antes de consagrar ese vínculo que solo la experiencia y la resistencia parecen garantizar la fortuna y la felicidad.



Un libro que me ha hecho enfadar


La historiadora (Elizabeth Kostova)
Durante años, Paul fue incapaz de contarle a su hija la verdad sobre la obsesión que ha guiado su vida. Ahora, entre sus papeles, ella descubre una historia que comenzó con la extraña desaparición del mentor de Paul, el profesor Rossi. Tras las huellas de su querido maestro, Paul recorrió antiguas bibliotecas en Estambul, monasterios en ruinas en Rumania, remotas aldeas en Bulgaria...
Cuanto más se acerca a Rossi, más se aproxima también a un misterio que aterrorizó incluso a los poderosos sultanes otomanos, y que aún hace temblar a los campesinos de Europa del Este. Un misterio que ha dejado un rastro sangriento en manuscritos, viejos libros y canciones susurradas al oído. Para Paul y su hija llegar al final de la búsqueda puede significar un destino mucho peor que la muerte. Porque a cada paso que dan, se convencen más de que él les está esperando. Y en sus corazones, retumba una pregunta angustiosa. ¿Es posible que la tumba de Vlad El Emplador esconda algo más que el cuerpo de un asesino legendario?



El libro con la mejor historia de amor



El penúltimo sueño (Ángela Becerra)
Joan Dolgut y Soledad Urdaneta viven su primer amor en un contexto en el que todos los separa: las clases sociales, las costumbres, el dinero... incluso un océano.
Su vida se convertirá en un permanente y dilatado sueño inacabado, que sólo despertará al término de sus existencias, con un sorprendente final.
Sus respectivos hijos tratarán de descubrir el gran secreto que dominó la vida de sus padres y los llevó a la muerte.
Entre ellos dará comienzo una historia que entrelaza sentimientos inesperados, pasiones sin resolver, contradicciones, equívocos, espiritualidad y erotismo, narrados con una intensidad vivencial y literaria única, y que ha sido calificada como "idealismo mágico".



El libro más violento que he leído



Yo mato (Giorgio Faletti)
Un presentador de éxito de una radio de Montecarlo, recibe una extraña llamada en directo. Establece un diálogo con un misterioso hombre que le confiesa que, para pasar el tiempo, mata. Poco después aparecen muertos, y con la cara mutilada, una pareja de la jet set.
Un agente del FBI y un policía monegasco trabajan en tándem para resolver el caso. Pero este será tan sólo el primero de una serie de asesinatos. Invariablemente, el asesinao deja una pista musical antes de cometerlos en el programa de radio de Jean Lup. Y cada vez se encuentran con el mismo cuadro: la víctima con la cara desollada, sangre por doquier y escrito con sangre de la víctima "Yo mato".
Mientras los dos policías estrechan su amistad, entran en un torbellino imparable que les lleva a pensar que tal vez el menos sospechoso pueda ser el verdadero asesino.



Mi saga preferida



El señor de los anillos (J.R.R. Tolkien)
Elfos, enanos, brujos, orcos, hombres... todos enfrentados en una lucha entre el bien y el mal. Así imaginó el padre de la fantasía épica, J.R.R. Tolkien, todo un universo, toda la Tierra Media. 
Un solo hobbit, Frodo Bolson, debe impedir que las fuerzas del maligno Sauron, el Señor Oscuro de la Tierra de Mordor, se apoderen del Anillo Único. Para ello debe viajar desde la Comarca hasta el monte Destino y allí destruirlo. 
El riesgo apocalíptico de perder la libertad, de verse obligados a abandonar el modo de vida que tanto les gusta, impulsa a Frodo y a sus camaradas a emprender, si bien de mala gana, la gran aventura que relata Tolkien: una guerra abierta, en la que la emoción de la lucha, el interés de lo incierto del desenlace y el derroche de fantasía impiden escapar de la magia de lo que se está leyendo.
Así, Tolkien contó una de las historias más bellas y fantásticas jamas narradas, donde adultos y niños podemos trasladarnos a un mundo fantástico donde la lealtad y la amistad son valores que quedan ensalzados a lo largo de esta extensa obra.



El libro con el que más me identifico



En un rincón del alma (Antonia J. Corrales)

Todos ocultamos pedazos de nosotros mismos: instantes imprecisos de nuestra vida. Esos jirones están preñados de añoranzas, de deseos incumplidos, de amores imposibles o frustados, de silencios necesarios, de mentiras piadosas. Llenos de la impotencia que, a veces, produce la vida.
Esas pequeñas cosas que no solemos compartir con nadie, son las que nos hacen ser quienes somos, las que nos convierten en seres únicos e irrepetibles. Son las que guardamos en un rincón del alma.
En esta novela, carente de sinopsis, el lector encontrará una historia real y conmovedora. Una historia que, como apunta su creadora, deber ser leída como si la protagonista saliera del presidio de sus páginas, e irrumpiera en nuestra vida del mismo modo en que lo hace una persona que nos acaban de presentar, con la que intimaremos poco a poco, día tras día.
En este caso, página tras página. Todo ello bajo la sombra de un paraguas rojo.


El libro que me gustaría haber escrito


Príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra (John Irving)
Esta novela de John Irving, situada en la primera mitad del siglo XX, cuenta la historia del Dr. Wilbur Larch (santo varón y obstetra, eteradicto y abortista, director de un orfanato) y la de su huérfano favorito, Homer Wells, quien nunca consigue ser adoptado.
El Dr. Larch siente la obligación moral de liberar a las madres pobres de un embarazo no deseado, antes que admitir en su asilo a sus hijos abandonados.
Homer Wells, a quien Larch quiere como a un hijo, al crecer se niega en cambio a “acabar con una vida humana”.
La novela es mucho más que un libro sobre el aborto, aun así tratado por Irving, con un excepcional conocimiento histórico, médico, legal, filosófico y moral; es también una saga en la mejor tradición del siglo XIX, y de Irving, que sigue a varios personajes peculiares, todos mal nacidos, marcados por su extrañeza en esta tierra, pero todos héroes, auténticos príncipes y reyes de su propia existencia.

El libro que me gustaría que me dedicaran



La fiesta del chivo (Mario Vargas Llosa)
En La Fiesta del Chivo asistimos a un doble retorno. Mientras Urania Cabral visita a su padre en Santo Domingo, volvemos a 1961, cuando la capital dominicana aún se llamaba Ciudad Trujillo. Allí un hombre que no suda tiraniza a tres millones de personas sin saber que se gesta una maquiavélica transición a la democracia.
Vargas Llosa, un clásico contemporáneo, relata el fin de una era dando voz, entre otros personajes históricos, al impecable e implacable general Trujillo, apodado el Chivo, y al sosegado y hábil doctor Balaguer (sempiterno presidente de la República Dominicana).
Con una precisión difícilmente superables, este peruano universal muestra que política puede consistir en abrirse camino entre cadáveres, y que un ser inocente puede convertirse en un regalo truculento.
Espeluznante reflexión sobre el poder absoluto, el abuso del mismo, el servilismo y la indefensión que provoca. Centrada en la tétrica figura del General Trujillo, combina elementos históricos con una trama propia de la novela negra, así como el drama personal de la protagonista; esta combinación junto a la profunda carga psicológica de los personajes convierten a esta novela en una lectura imprescindible.





Un libro que me encantó y ahora no me gusta nada




Caballo de Troya (J.J. Benítez)
Todo estaba previsto y todo tenía que desarrollarse con matemática precisión. Iba a ser una de las aventuras más importantes de la Humanidad. Pero tenía que mantenerse en el más estricto secreto. 
Se trataba de realizar un viaje a través del tiempo, aterrizar en un punto geográfico e histórico clave en los anales de la civilización occidental (el año 30 de nuestra era, durante los últimos días de la vida de Jesucristo, en la Palestina del Evangelio) y regresar después al siglo XX.
El protagonista del relato, un militar estadounidense meticulosamente adiestrado, cumplió su misión: vio al Maestro, convivió con los apóstoles, se codeó con las soliviantadas masas, comprobó datos, tomó notas... Y volvió para contarlo.