27 de noviembre de 2011

La trampa de miel (Unni Lindell)


Datos técnicos
Título: La trampa de miel
Autor: Unni Lindell
Editorial: Siruela
Primera edición: Junio de 2.011

Sinopsis
Aftenposten. Unos días antes del comienzo de las vacaciones de verano desaparece Patrik, un niño de 7 años que volvía solo del colegio a casa. Hace calor, todo está tranquilo. La furgoneta de los helados ha hecho su ronda habitual, la anciana que vive recluida al final de la calle espía por la ventana, dos niñas saltan sobre una cama elástica en el jardín vecino.
Una semana después, una inmigrante ilegal muere atropellada. Era la novia del conductor de la furgoneta de los helados, y trabajaba en el barrio residencial donde desapareció Patrik.
El inspector de policía Cato Isaksen tendrá que enfrentarse a numerosos retos; no sólo a las terribles conexiones que descubrirá entre ambos casos, sino también a su peculiar nueva compañera, la joven y tozuda Marian, que en ocasiones parece tener una desconcertante empatía con la mente criminal…
  
Autor
Unni Lindell (Oslo, 1957) ha publicado novela, poesía, relatos y libros infantiles, habiendo obtenido numerosos premios. Sus novelas policiacas destacan por la gran importancia que concede a la turbulenta vida privada de los investigadores, por la gran profundidad psicológica y la magistral caracterización de todos sus personajes, y por la presencia descarnada y sin censura del lado más oscuro del ser humano.



Argumento
El libro comienza con la reincorporación al trabajo de Cato Isaken, después de una baja psicológica por la muerte de un compañero y el posterior secuestro de su hijo por un asesino. Cuando llega a la comisaría se encuentra con que el grupo que dirige tiene un nuevo miembro, Marian Dahle, algo que a Cato no le hace ninguna gracia. La comisaria le dice que, como estaba de baja, no ha podido contar con él para la selección de personal. Marian y Cato chocan desde el primer momento y, cuando este último busca el apoyo de sus compañeros, observa sorprendido que Marian ya es un miembro más del equipo y que se ha integrado perfectamente en su ausencia.
El primer caso que llega es el atropello de una mujer en un polígono industrial. La fallecida se llama Elna Druzika. El lector ya ha leído como, mientras está trabajando, Elna encuentra una bolsa de basura con el cadáver de un niño y es descubierta. También sabe que la han intentado estrangular y que se ha salvado por la interrupción de otra persona. Y que cuando sale del trabajo un coche la atropella.
Por tanto, cuando en  la autopsia se descubre que las heridas mortales son compatibles con un atropello mortal, pero que también tiene heridas de una agresión anterior, nosotros sabemos que el culpable de esta última trabaja con ella, pero ignoramos si es la misma persona que la ha atropellado.
Unos días después, la policía de una localidad cercana se pone en contacto con nuestros protagonistas, para informarles de que, investigando la desaparición de un niño, ha salido una concordancia. Se trata de Wiggo Nyman, el novio de la mujer atropellada, casualmente conductor de helados de la zona en la que se producido la mencionada desaparición.
El niño, Patrik, siempre vuelve de la  escuela acompañado por sus amigos Klaus y Tobias. Algunas veces, para atajar de camino a casa, atraviesan por el medio de un jardín. El día de su desaparición, una vecina, Vera Mattson, la dueña del jardín, que se pasa el día mirando por su ventana y a la que le molestan los niños, se pone a increparlos. Tobias y Klaus saltan la verja, pero Patrik vuelve sobre sus pasos. Y ahí se pierde su pista. Vera Mattson es la última persona que lo ha visto.
Al hacerse cargo del caso, Cato Isaken piensa que no tiene porque tratarse de dos casos diferentes, sino de uno solo. Puede que estén ante una serie de móviles encadenados. Pero también pueden estar ante dos tramas separadas o paralelas, por lo que, en este último caso, estarían ante una simple coincidencia.
Cuando empiezan a interrogar a los vecinos, familiares de la víctima..., hablan también con Ina Bergum y Louise Ek, dos niñas un poco mayores que Patrik, que se encontraban saltando en una cama elástica en el jardín de la familia Ek, vecinos de Vera Mattson.
Louise les dice que últimamente han desparecido varios perros por la zona y que el suyo apareció descuartizado. Y que lo único raro que han visto por el vecindario ha sido a un hombre paseando un perro y sacando fotografías. Pero parece que ambas callan mucho más de lo que cuentan...

Opinión personal
Después de terminarme ayer El maestro iluminador, empecé la segunda parte, La comerciante de libros. Pero, tras leerme cien páginas, tenía la cabeza saturada de herejías, indulgencias, bulas, lolardos y demás historias. Y decidí ir sobre seguro: novela policíaca nórdica que, salvo excepciones, no suele fallar.
Nuna había leído nada de Unni Lindell, pero que en la sinopsis hablara de un niño desaparecido me picó la curiosidad.
Lo primero que me sorprende es como caracteriza psicológicamente a sus personajes y lo importante que es para ella que los lectores conozcamos la vida privada de los protagonistas, tanto de los policías, como de las personas relacionadas de una u otra manera con las víctimas. Lindell lo hace narrándonos, de manera magistral, como actúa y se comporta cada uno de esos personajes cuando están solos, y cuales son sus pensamientos más íntimos: sus temores, sus anhelos, sus rencores, sus odios, sus secretos...
Me llama la atención sobremanera que la autora nos vaya dando tantos detalles: el hallazgo de la bolsa con el cadáver del niño por parte de Elna, que el autor de su posterior agresión al ser descubierta trabaja con ella, las cartas del chantaje, quién es el propietario del coche implicado en el atropello...
Pero, claro está, como en toda buena novela policíaca que se precie, nada es lo que parece...
Con un estilo en el que mezcla la narración con los diálogos, a pesar del predominio de la primera, el libro se hace ameno y fácil de seguir.
Las vueltas de tuerca que la autora va dando para la resolución del caso me han encantado. Así que seguiré de cerca a esta escritora y continuaré leyendo su serie sobre Marian Dahle.

Leído el 27 de Noviembre de 2.011


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...