23 de diciembre de 2011

El eterno olvido (Enrique Osuna)


Datos técnicos
Título: El eterno olvido
Autor: Enrique Osuna
Primera edición: 2.010

Sinopsis
Samuel Velasco vive en el inconformismo propio de quien nunca dispuso de una oportunidad para elegir su camino. Perdió a sus padres a la edad de dieciséis años y se vio obligado a abandonar sus estudios para ganarse la vida aceptando cualquier tipo de empleo.
Un día oye hablar de Kamduki, un misterioso juego que a través de Internet pretende encontrar, en sólo nueve pruebas, la persona más inteligente y audaz del planeta. Seducido por el que aseguran será el mayor premio de la historia, y aun careciendo de las exigentes facultades intelectuales que requiere el juego, decide participar. En poco tiempo Kamduki se convierte en una obsesión que transforma por completo su vida, arrastrando cuanto tiene alrededor.
En medio de esta vorágine conoce a Lucía, una chica sensual y enigmática, de quien se enamora perdidamente. Contraviniendo las reglas, aúnan sus esfuerzos en la resolución de los enigmas, sin sospechar la terrible realidad que se esconde detrás.
El eterno olvido se desarrolla como un trepidante thriller, donde los protagonistas se ven abocados a luchar contra la más genuina manifestación de la maldad, una maldad que subyace en los propios seres humanos y que solo puede ser vencida con el amor.

Autor
Nacido en Cádiz en 1.966, diplomado en Relaciones Laborales, ha tenido numerosas ocupaciones a lo largo de su vida, una de ellas profesor de educación secundaria.
El eterno olvido es su primera novela.

Argumento
En la novela se pueden diferenciar claramente dos partes: la primera, en la que se nos van presentando los personajes, tanto principales como secundarios, y la segunda, en la que los dos protagonistas se han encontrado y sucede la trama principal.
En esa primera parte, nos encontramos, a su vez, con dos partes, separadas por varios años. Estamos en 1.991 y conocemos a Julián Palacios, un viudo padre de una hija, también viuda, que es la madre de su única nieta, Natalia, una niña superdotada, y vamos viendo, año tras año, los progresos intelectuales de la niña y la tragedia que asolará su vida.
En 2.010 conocemos a Samuel Velasco, un joven huérfano con un triste pasado, que tiene un trabajo rutinario que le aburre soberanamente. Un día, en la pausa de la comida, escucha, mientras espera las noticias deportivas, un comentario que cambiará su vida: …es el nuevo entretenimiento que hace furor en los Estados Unidos y que comienza a hacerse popular también en nuestro país. En tan sólo unas semanas, más de un millón de internautas han visitado la página web www.kamduki.com. Se busca la persona más inteligente y audaz del planeta y se ofrece un premio único, del que no se sabe absolutamente nada, aunque, aseguran, será el mayor premio de la historia.
Y en la actualidad, sabemos también de Lucía Tinieblas, una escritora de relatos que publica en el dominical de un periódico y que tiene como única afición la literatura. Ni siquiera su mejor amiga, Marta, una médico experta en enfermedades neurodegenerativas, es capaz de sacarla de la biblioteca.
Un día, Samuel y Lucía se conocen, porque Esteban, un policía amigo de Samuel, es amigo de Marta. Nuestro protagonista, completamente enganchado ya a las pruebas del Kamduki, se enamora de Lucía. Y un día decide pedirle ayuda para resolver una de las pruebas, contraviniendo las normas del juego.
Y entran en un mundo en el que ficción y realidad se confunden, para dejar al lector sumido en un profundo desasosiego.
Pero el mejor resumen del libro, lo hace el propio autor en el epílogo, poniéndolo en boca de uno de sus protagonistas:
  • Quiero que en el fondo de la novela subyaga el amor y no el odio, que el recuerdo que perdure de su lectura sea el mensaje de que la única fuerza que puede luchar contra toda la crueldad que domina el planeta es el amor que atesoramos todos los seres humanos.
Opinión personal
Este libro ha llegado a mis manos por casualidad, pero ¡bendita casualidad!. Lo tenía aparcado desde hace dos meses porque, aunque el título y la sinopsis me seducían muchísimo, la portada no terminaba de llenarme: al ser un tablero de ajedrez, pensaba que el Kamduki iba a tener relación con él, y como el ajedrez y yo no terminamos de encontrarnos, me daba un poco de miedo.
Después de haber leído el libro "conocí" al autor, porque al escribir yo la entrada en el blog, a él le saltó una alerta de google y se hizo seguidor. No voy a contar la historia completa, pero sí que nos intercambiamos un par de correos y me pareció un hombre encantador. Ya le dije lo que pensaba de su obra: que se merece ser un libro que se venda en grandes superficies, porque hay libros en las listas de los más vendidos que son infinitamente peores.
Me han encantado los guiños del autor a Zweig, haciendo que sea el autor favorito de Lucía Tinieblas y su crítica a Nietzsche. No había leído nada del escritor austríaco, a pesar de que me habían recomendado varios suyos. Y ya he empezado a hacerlo, con Carta de una desconocida. Novela de ajedrez, a la que alude con su portada, será la próxima.
El estilo es ágil y ameno y engancha desde la primera línea. Tiene todo lo que se puede pedir: suspense, emoción, intriga y amor. Pero, sobre todo, en mi caso, me ha hecho pensar si lo que nos cuenta el autor es posible, algo que me he planteado muchas veces a lo largo de los años, a pesar de que no soy nada fantasiosa.
Me lo he pasado muy bien haciendo las pruebas de Kamduki, primero con  Samuel y luego con los dos juntos, y he de confesar que algunas no he conseguido superarlas con éxito. Cuando tropiezo con algo similar en un libro, paso de ser una lectora pasiva a una activa, que es lo que pienso que el autor desea cuando está escribiendo.
En cuanto al título, el autor nos va dando su opinión de lo que es para él el olvido:
  • El olvido no tiene aliados: actúa al capricho de su voluntad rebelde, escondiendo para siempre lo que no queremos y restregando continuamente por nuestra cara lo que ordenamos desterrar. Lamentablemente, el olvido sólo se hace eterno cuando no lo deseamos.
  • Necesitaba salir imperiosamente de allí, de ese espeluznante lugar en donde las desgraciadas víctimas del Alzheimer alimentaban día a día, con raciones abundantes de recuerdos, al despiadado Señor del Olvido.
  • El Pecado Capital, el que nadie menciona aun siendo el más importante, el que engendra a todos los demás: el todopoderoso Olvido.
  • El temible olvido que vamos forjando día a día y que se nutre de nuestra abúlica dejadez, que se fortalece tentando nuestra parte oscura, incitándonos a la búsqueda y captura de la mundanal riqueza. Y olvidamos primero nuestro sustento espiritual y luego el tesoro más preciado que guarda todo ser humano, nuestro verdadero patrimonio: los recuerdos.
  •  El olvido es un monstruo al que hay que vencer más que alimentar y que los recuerdos gratos son la huella del regalo de la vida, en tanto que los malos constituyen el vestigio de la desgracia y el odio, los que precisamente hacen grandes la felicidad y el amor. Finalmente pude comprender que si pretendes olvidar tu pasado acabas hundiéndote con él.
     
Pero todo no puede ser bueno, porque el libro no se cierra, vamos, que la historia no termina. Lo que me hace pensar que es posible que vuelva a encontrame con Samuel y con Lucía... o tal vez no. Soy de la opinión que nunca segundas partes fueron buenas y que es muy difícil que una obra esté a la altura de su predecesora. Habrá que esperar para saber lo que decide hacer el autor, si dejarnos a nosotros imaginar un final o nos lo facilita él.
Un libro muy bueno y muy recomendable. Seguiré muy de cerca la obra de Enrique Osuna.

Valoración: 8,5

Leído el 24 de Diciembre de 2.011
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...