10 de marzo de 2012

El lector de cadáveres (Antonio Garrido)

Datos técnicos
Título: El lector de cadáveres
Autor. Antonio Garrido
Editorial: Espasa
Primera edición: Octubre de 2.011

Sinopsis
En la antigua China, sólo los jueces más sagaces alcanzaban el codiciado título de «lectores de cadáveres», una élite de forenses que, aun a riesgo de su propia vida, tenían el mandato de que ningún crimen, por irresoluble que pareciera, quedara impune. Cí Song fue el primero de ellos.
Inspirada en un personaje real, El lector de cadáveres narra la extraordinaria historia de un joven de origen humilde cuya pasión y determinación le condujeron desde su cargo como enterrador en los Campos de la Muerte de Lin’an a aventajado discípulo en la prestigiosa Academia Ming.
Allí, envidiado por sus pioneros métodos y perseguido por la justicia, despertará la curiosidad del mismísimo emperador, quien le convocará para rastrear los atroces crímenes que, uno tras otro, amenazan con aniquilar a la corte imperial.


Autor
Según su página web, Antonio Garrido nació en Linares (Jaén), en 1.963.  Creció entre novelas de Walter Scott, R. Louis Stevenson, Alejandro Dumas, Emilio Salgari y Jack London que azuzaron su inquieta imaginación. Desde niño pensó en dedicarse a la literatura, pero, paradójicamente, un enorme Mercedes de juguete que ganó en un concurso de redacción le impresionó tanto que cambió su destino, apartándole de la escritura para orientarle hacia la ingeniería, estudios que finalmente cursó.
Aunque durante su etapa como docente ha publicado numerosos artículos técnicos, no fue hasta el año 2001, cuando una nueva casualidad en Alemania volvió a dar un giro a su carrera. Allí, una historiadora le puso sobre la pista de un apasionante manuscrito olvidado, que de inmediato le impulsó a escribir el que sería su primer éxito editorial:  La escriba.
En el año 2007 comenzó a trabajar en la que sería su segunda novela, El lector de cadáveres, un thriller histórico ambientado en la antigua China sobre el primer forense clínico de la historia.
En la actualidad, compagina su trabajo como escritor, con el de profesor en la Universidad Politécnica de Valencia y en la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Valencia,  actividades que simultanea con su participación en conferencias, ponencias y talleres de novela histórica.


Argumento
El argumento nos cuenta la historia de Cí Song, un personaje real, que fue el primer “forense” de China: partiendo de sus orígenes humildes, pasando por su cargo de enterrador, hasta su entrada en la prestigiosa academia del profesor Ming, lugar desde donde su fama llegará a los oídos del emperador Ningzong, que solicitará sus servicios para resolver una serie de extraños asesinatos, que tienen en jaque a la corte  imperial.
¿Por qué razón mataría alguien a tres individuos sin relación aparente entre ellos? ¿De qué manera afectaban esas terribles muertes al emperador?



  • A partir de aquel instante, las cosas empezaron a mejorar. Los ingresos familiares aumentaron y Cí pudo abandonar el matadero para dedicarse por completo a sus estudios. Tras cuatro años en la escuela superior, y merced a sus excelentes calificaciones, Cí logró un puesto de ayudante en el negociado de Feng. Al principio se ocupaba de tareas burocráticas sencillas, pero su dedicación y esmero llamaron la atención del juez, el cual encontró en aquel muchacho de diecisiete años alguien a quien instruir a su imagen y semejanza.
  • Cada nuevo caso representaba un reto que despertaba no sólo su inteligencia, sino también su imaginación. Sin tiempo ni medios, debía ensamblar cada cicatriz, cada herida, cada inflamación, cada induración o coloración, cada detalle por nimio que éste pareciese en un mosaico completo. En ocasiones, un simple mechón de pelo o una sutil supuración podían suministrar las claves para la resolución de un asunto inexplicable
  • Tendrá lugar en la Habitación de los Muertos. Se trata de emular el proceso habitual de una investigación y os enfrentaréis a un caso aún no resuelto —les dijo—. Al igual que en la vida real, uno de vosotros adoptará el papel de juez principal y practicará el primer informe. El segundo hará de juez supervisor, es decir, revisará el informe de su compañero y elaborará un segundo. Después, entre los dos deberéis emitir un único veredicto. Competiréis contra otras dos parejas tan preparadas como vosotros, de modo que vuestra fortaleza puede que os enfrente y se convierta en vuestra mayor debilidad. Y ya os auguro que, al igual que harán los criminales, de ella se aprovecharán vuestros adversarios. Es, por tanto, un trabajo en unión, no en competencia. Si sumáis vuestros conocimientos, saldréis vencedores. Si os enfrentáis, sólo triunfará la estulticia. ¿Lo habéis comprendido? —Ming los escrutó sin que ninguno de los dos, Cí y Astucia Gris, moviera un solo músculo. Asintió. Luego inspiró antes de retarles con la mirada—. Hay algo más: los vencedores de esta prueba se situarán en la primera posición para el puesto de Oficial Imperial que cada año nos otorga la Corte. Os hablo del puesto fijo que siempre habéis soñado. Así pues, preparaos bien y trabajad duro.
  • Le explicó quién era y de dónde venía. Le habló de la extraña enfermedad que marcaba su cuerpo, de su estancia en la universidad años atrás, de los días como ayudante del juez Feng, de la desaparición de su familia y de su terrible soledad. Pero, sobre todo, le reveló la ignominiosa actuación de su padre y el deshonor que había derramado sobre él. Cuando llegó el momento de contarle que él mismo era un fugitivo del alguacil que precisamente había aparecido asesinado, no se atrevió.
  • Al calor de un delicioso té negro, Feng se interesó por las circunstancias que habían rodeado la muerte de su padre. Cí le narró la pérdida de su familia, sus vicisitudes en la ciudad, su encuentro con el adivino, la trágica desaparición de su hermana, su ingreso en la Academia Ming y su posterior llegada a palacio, pero evitó los detalles referentes a su fuga y al motivo de su presencia en aquella habitación. Feng le escuchaba boquiabierto, como si no diera crédito a sus palabras.

 Opinión personal
Tenía muchas ganas de leer esta novela, por las estupendas críticas que había leído sobre ella. Pero me echaba para atrás que La escriba no había terminado de convencerme. Al final, la magnífica portada, así como el título, hicieron que me decidiera a darle una oportunidad. Y me alegro de haberlo hecho.
Aunque lo he encuadrado en novela histórica, porque es encomiable la labor documental de Antonio Garrido, mezcla varios estilos literarios: histórica, aventuras, novela negra y thriller.
En cuanto al tema, el fundamental de la novela es el afán de superación por parte del protagonista. No es la ambición lo que le mueve, si no el deseo de llegar a ser lo que siempre ha soñado: un “lector de cadáveres”.
El autor mezcla, como en su anterior obra, personajes históricos con otros de ficción. Todos están muy bien definidos, son auténticos retratos, por su caracterización tanto física como psicológica, aunque, para mi gusto, sin llegar a ser planos, salvo un par de ellos, como Feng y Cí,  ninguno llega a ser completamente redondo. El  único “pero” que le veo es que es imposible que alguien pueda ser tan bueno y tan inocente como el protagonista y, que a la vez, tenga tantos problemas de conciencia.
Maravillosa tanto la descripción espacial y ambiental, con un estilo casi costumbrista, y la del contexto histórico de la China del siglo XIII: el autor nos describe magistralmente el marco socio-económico, político y jurídico en la que se desarrollan los acontecimientos; también los inicios de la “ciencia forense”, posiblemente lo que más llame la atención del libro.
Con una estructura externa en partes y capítulos, la interna sigue un orden cronológico lineal. Una trama muy bien hilvanada, en la que se mezclan diversas historias llenas de pasiones, intrigas, venganzas, rencores y crímenes.
El ritmo es variable: algunas veces más lento, sobre todo en la primera mitad de la novela, y otras veces trepidante, fundamentalmente cuando empieza la parte “policíaca”.
Escrita en tercera persona, el estilo es ágil y sencillo; a pesar de que la historia daba pie a la utilización de mucha terminología, el autor utiliza la imprescindible.
El desenlace, sorprendente e inesperado, nos mantiene con el corazón en un puño; pero no contento con eso, Antonio Garrido se permite dar un golpe de efecto más cuando pensamos que ya hemos llegado al final.
Después encontramos una nota del autor contándonos como se gestó la novela, la bibliografía manejada y el proceso de documentación, una reseña biográfica del protagonista y un glosario de términos, todo ello casi tan interesante como la propia obra.
En resumen, una historia muy bien documentada, pero que no nos sobrecarga de datos superfluos, adictiva, con un final que no te dejará indiferente y que nos lleva a preguntarnos en qué período histórico encuadrará su próxima novela este escritor.


Valoración: 9


Leído el 10 de Marzo de 2.012


4 comentarios:

  1. Aishhhh a mi me encantó este libro¡¡ El autor hizo un trabajo de investigación increible y te va mostrando un retrato costumbrista de la China mediaval de manera tan sutil que casi ni te enteras. Con misterio durante todo el libro no puedes parar de leer, totalmente adictivo, por lo menos así fué para mi. Totalmente de acuerdo contigo, buena reseña Montse¡¡ Estoy encantada de que tengas un blog de reseñas, te enlazo a mi blog preciosa¡¡

    ResponderEliminar
  2. Gracias, guapetona. Te prometí que lo leería y lo he hecho. Me encantó. Un beso enorme y un abrazo virtual de anaconda.

    ResponderEliminar
  3. Trabajo impresionante. Escritura clara y adicta. Te mete en la piel del personaje desde la primera página. Es el libro que llevas con orgullo en el transporte público. Este autor es TREMENDAMENTE bueno. El trabajo de la portada es precioso.Su otra novela La Escriba también es muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Carlos!
      Me gustó más el argumento de "La escriba", pero en este libro se nota la evolución de Antonio Garrido y es mucho mejor.
      El trabajo documental, tanto en uno como en otro, ingente, pero no se hace nada pesado, queda muy natural en la historia. Ahí es donde se ve que es un gran escritor.
      Besitos.

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...