16 de diciembre de 2011

La confesión (John Grisham)

Datos Técnicos
Título: La confesión (The confession)
Autor: John Grisham
Editorial: Plaza&Janés. Éxitos.
Primera edición: Octubre de 2.011

Sinopsis
Travis Boyette, ex preso en libertad condicional, se presenta en la iglesia de St. Marks para confesarse por las agresiones sexuales y violaciones que ha cometido a lo largo de su vida. Tiene un tumor cerebral y le quedan pocos meses.
 Pero para limpiar su alma, Travis debe confesar también un crimen por el cual nunca fue condenado: el asesinato de una chica blanca años atrás. En su lugar, un negro espera en el corredor de la muerte su ejecución por dicho homicidio.
A pocas horas de que se cumpla la pena, el verdadero autor del delito decide confesar a las autoridades.
¿Podrá un hombre culpable de tantos crímenes abominables convencer a los jueces, abogados, policías y políticos de que están a punto de ejecutar al hombre equivocado?

Autor
Autor estadounidense, John Grisham nació en Jonesboro (Arkansas) en 1955. Con doce años se trasladó con su familia a Southhaven, localidad ubicada en el estado de Mississippi.
Después de estudiar derecho en la Universidad del Estado de Mississippi, Grisham ejerció la abogacía y se dedicó al mundo de la política, llegando a ocupar en los años 80 un cargo electo en Mississippi.
En 1981, año en el que terminó su graduación, comenzó a trabajar como abogado criminalista.
Admirador de John Steinbeck, John Grisham es un escritor de best-sellers ambientados generalmente en ambientes judiciales.
Debutó como novelista con Tiempo de matar (1987). Más tarde publicó La Tapadera (1991), un libro que logró un enorme triunfo comercial, al igual que la adaptación cinematográfica dirigida por Sidney Pollack.
Esta resonancia popular provocó que Grisham abandonara su faceta legal para centrarse en la escritura.
Tras La Tapadera el prolífico autor de Arkansas, siempre con gran éxito en ventas y con muchos de sus libros llevados a la gran pantala, publicó El informe pelícano (1992), El cliente (1993), Cámara de gas (1994), Legítima defensa (1995), El jurado (1996), El socio (1997), The street lawyer (1998), El testamento (1999), La hermandad (2000), Una Navidad diferente (2001), A painted house (2001), La citación (2002), Bleachers (2003),  El rey de los pleitos (2003) o El último jurado (2004).
 El Intermediario (2005) es un thriller protagonizado por Joel Blackman, preso liberado por un indulto presidencial después de haber estado en prisión durante seis años por el empleo indebido de información altamente confidencial que vivirá una nueva vida con otra identidad en Italia.
En El Proyecto Williamson (2006), libro basado en un hecho real, abordaba un caso injusto de pena de muerte
En La Apelación (2008) cuenta el pleito contra una poderosa empresa química acusada de contaminar el agua de una ciudad y provocar cáncer en varios de sus habitantes.
La Trampa (2009) es una intriga en torno a Kyle McAvoy, un sobresaliente estudiante de Derecho de Yale, que es chantajeado para trabajar en un bufete de Nueva York.
En La Confesión (2011) un preso en liberta condicional a punto de morir confiesa en una iglesia un crimen por el que está condenado a muerte otro hombre.

Personajes
- Donté Drumm, preso en el corredor de la muerte.
- Robbie Flak, abogado defensor.
- Keith Schroeder, pastor luterano al que Boyette le confiesa su crimen.
- Travis Boyette, preso en libertad condicional, que se declara culpable del asesinato de Nicole.
- Drew Kerber, policía que consiguió la confesión de Donté.
- Paul Kofee, fiscal en el juicio.
- Gilí Newton, gobernador.
- Nicole Yarber, chica asesinada. 

Argumento
El libro comienza un lunes 5 de diciembre. Travis Boyette, un hombre con varias condenas a sus espaldas y que hace unas semanas ha salido de la cárcel de Lansing y fue asignado a una casa de reinserción de Topeka (Kansas), se presenta en casa del reverendo Keith Schroeder diciéndole que tiene un tumor cerebral con muy mal pronóstico y que hay un inocente en el corredor de la muerte en Texas, condenado por un asesinato del que es inocente, porque el verdadero culpable es él.
Por otro lado, nos encontramos con Robbie Flak, abogado defensor de Donté Drumm , acusado del asesinato de Nicole Yarber , que tiene tan solo cuatro días para conseguir un aplazamiento de la sentencia.
Su única oportunidad es que Joey Gamble se retracte de lo que dijo en el juicio: que había visto la furgoneta verde de Donté en el aparcamiento donde Nicole fue vista por última vez y que la llamada a la policía diciendo que Drumm era el asesino la realizó él.
Keith, después de muchos intentos, consigue ponerse en contacto con Flak y convencer a Boyette de que deben ir a Slone, ciudad donde vive Robbie, la familia de Nicole y la de Donté.
Es una auténtica carrera contrarreloj. ¿Conseguirá Flak, junto con su equipo, que el gobernador del estado de Texas aplace la ejecución? ¿Creerán la versión de un ex convicto en libertad condicional?
Cuando no hay pruebas, la manera más fácil de resolver un delito es conseguir una confesión.
Estos son algunos párrafos significativos del libro:
  • Ya lo dijiste tú mejor que nadie en un escrito, Robbie: la condena se basa en una falsa confesión, en un perro que se llama Yogi, en un chivato mentiroso que luego se retractó y en un novio despechado que quería vengarse. No se puede condenar a nadie con esta basura.
  • Todos querían hablar con Kerber, el policía que había resuelto el caso. Sin su hábil interrogatorio de Donté Drumm, no habría condena. Suyo era el mérito de encontrar a los sabuesos que habían reconocido el rastro de Nicole en la camioneta Ford verde, y el de manipular hábilmente a un chivato de la cárcel hasta obtener una confesión más de su sospechoso: trabajo policial serio, del bueno.
  • Me declararon culpable mucho antes del juicio. Doce blancos, la mayoría baptistas también, determinaron mi destino. El fiscal era metodista, y la jueza, presbiteriana...; estaban enrollados, aunque debilidades carnales supongo que las tenemos todos.
  • Me llamo Travis Boyette, y maté a Nicole Yarber. Donté Drumm no tuvo nada que ver con el asesinato. Lo hice yo solo. La rapté, la violé varias veces y la estrangulé hasta matarla. Luego me desprendí de su cadáver, que no está en el Red River.

Opinión personal
Desde que, cuando era una adolescente, vi Testigo de cargo, siempre me gustaron las películas y los libros donde hay abogados. Y los de John Grisham no podían ser una excepción. Pero después de leerme muchísimos de él, terminé saturada.
Ahora, como tengo la mente bastante dispersa y no puedo concentrarme en libros que exijan demasiado esfuerzo, he decidido darle una oportunidad después de mucho tiempo sin leer nada suyo.
Y la verdad es que no me he equivocado. Tampoco es que la novela sea, como he leído hoy en una revista literaria muy famosa, uno de los 13 libros que hay que leer antes de que se acabe el año, equiparándolo a obras maestras como Solar de Ian MacEwan o Libertad de Franzen.
Pero es un libro entretenido, muy fácil de leer (en la línea del mejor Grisham) y en el que la tensión va in crescendo en cada una de las tres partes en que se divide la obra.
El protagonista no es, aunque sea extraño, el condenado, que se ha resignado a morir. En este caso es su abogado defensor, que después de nueve años peleando porque se haga justicia, aún no se ha cansado de luchar.
La confesión es un alegato contra la pena de muerte en los Estados Unidos. Cuando Grisham empieza con campañas ideológicas (abolicionismo, odios interraciales, elecciones de gobernadores, alcaldes y fiscales, amarillismo de la prensa) los párrafos se hacen farragosos y cansinos para el lector.
En el momento que deja al margen la ideología política, la intriga nos engancha y la novela va avanzando de forma magistral.
Impresionante la última vuelta de tuerca final.
Me gusta el doble juego de palabras con el título del libro: confesión, en el sentido de la que le "sacaron" a Donté; y confesión, por la que hace Travis al reverendo luterano.
Un libro bastante recomendable.


RECOMENDABLE

Leído el 17 de Diciembre de 2.011