2 de diciembre de 2011

Piel herida (Stuart MacBride)

Datos técnicos
Título: Piel herida
Autor: Stuart MacBride
Editorial: Ámbar
Primera edición: 2.011

Sinopsis
Un violador anda suelto por las frías calles de granito, dejando tras de sí una estela de mujeres marcadas, torturadas. Sin embargo, este no será el caso del inspector Logan McRae; él tratará de resolver cuál es el motivo por el que se ha abandonado el cadáver no identificado de un hombre, delante del hospital de Aberdeen.
El rastro que ha dejado la muerte de este individuo lo conducirá por las oscuras sendas de la pornografía. Parece ser que se ha desarrollado en la ciudad toda una comunidad bondage que disfruta del dolor y la brutal violencia que se puede imponer a otros.
Logan no tendrá más remedio que aventurarse por el crepúsculo que suponen las librerías para adultos, las fábricas de películas porno y sus estrellas, los sádicos y los masoquistas. Lugares y personas que pocas veces resultan ser lo que parecen. Cuando la policía finalmente coge al violador de la Ciudad de Granito las celebraciones son efímeras. Los medios de comunicación, sus grandes seguidores y el aturdido tribunal fuerzan al cuerpo de policía a dejar ir al sospechoso. Pese a tenerlo bajo vigilancia, los ataques a mujeres no cesan. ¿Será realmente este el asesino? Si es así, ¿podrán atraparlo? Jackie Watson, el ordenador que tiene por novia, mantendrá hasta el final su convicción de que la estrella de Aberdeen es el culpable y hará todo cuanto esté en su mano para demostrarlo. Este será sin duda el mayor infierno para nuestro inspector.


Autor
Stuart Macbride nació en Bumbarton, Escocia, pero cuando tenía dos años su familia se trasladó a Aberdeen, donde se crió. Estudió Arquitectura en la Universidad Heriot Watt de Edimburgo. Sus orígenes como escritor están en los relatos de ciencia ficción.
Piel herida es la tercera novela de la serie ambientada en Aberdeen y protagonizada por el sargento Logan McRae. Hasta ahora se han publicado en español dos títulos más, El coleccionista de niños Luz mortecina, primer y segundo título respectivamente, aunque el autor está ya con la octava entrega de la serie.
Personajes
- El protagonista de la novela es el sargento Logan McRae. Lo primero que sorprende es que sea un mando intermedio dentro de la polícía grampiana. No es un héroe atormentado, como suele suceder en la novela negra, sino un tipo normal y corriente, cuyo único problema es su tendencia a saltarse las normas. La detención de un asesino en serie antaño, le ha convertido en el "héroe local".
- Su ex novia es Isobel MacAlister, patóloga forense, cuyos compañeros la conocen con el sobrenombre de "la dama de hielo". Eficiente y meticulosa en su trabajo, tiene un carácter un poco desagradable.
- Su jefa, inspectora Steel, lesbiana, vulgar y ordinaria en su vocabulario, fuma como un carretero. Incompetente, no tiene escrúpulos a la hora de arrogarse los méritos del trabajo de McRae.
- El inspector Insch, antiguo jefe de nuestro protagonista, un tipo con un sentido del humor un poco peculiar y que se pasa el día comiendo gominolas. Defiende a los suyos por encima de todo y lucha porque Logan vuelva a trabajar para él.
- El agente Rennie, compañero de McRae en la "brigada cagada" que dirige la inspectora Steel.
- El periodista Colin Miller, capaz de hacer cualquier cosa porque su artículo salga en la primera página.
- La agente Watson, pareja de Logan, conocida entre los suyos por la "rompepelotas".
- El agente Rickards, compañero de Logan.

Argumento
La mujer, Número Siete, pasa junto a un contenedor lleno de desechos de metal retorcido y él apresura el paso, acortando la distancia. Los tacones de ella hacen resonar su clic-clac sobre la fría acera de cemento, pero las Nike de él son silenciosas. Dejan atrás un par de grandes cubos de plástico llenos a rebosar de cabezas y raspas de pescado y tapados con sendas paletas de madera mugrientas para evitar que acudan las gaviotas. La tiene al alcance.
Con una mano se saca el cuchillo, mientras con la otra se frota la parte delantera de los pantalones del chándal, acariciándose el miembro erecto para darse suerte. Todos los detalles resaltan claros y brillantes, como la sangre rociada sobre una piel blanca, pálida.
Ella se da la vuelta en el último segundo, abre los ojos como platos al verle, entonces se fija en el cuchillo, está demasiado impresionada para gritar. Esto va a ser algo especial. La Número Siete va a hacer cosas con las que jamás habría soñado, ni en sus peores pesadillas. Ella…
Mueve el brazo como un rayo, haciéndole satar el cuchillo, mientras le agarra del chándal y le hunde la rodilla en la ingle, con tal fuerza que lo levanta del suelo.
El tipo profiere un débil grito, antes de que ella le tape la boca con el puño. Negros círculos concéntricos cincelan un rugido tumultuoso en su cerebro, denso y amarillo, y las rodillas ceden. La acera está fría y dura al caer, mientras se acurruca en torno a sus testículos lastimados, y llora.
Así empieza el libro. Watson ha detenido a la estrella del Aberdeen, Rob Macintyre, como autor de seis violaciones... Pero, al poco tiempo, porque las pruebas apuntan hacia otra persona, tienen que soltarlo. Pero las violaciones siguen produciéndose, ya no sólo en Aberdeen, sino también en ciudades limítrofes, y Watson e Insch están convencidos de que el violador es él. Pero hay que demostrarlo. Y esta necesidad se convierte para ambos en una obsesión.
Por otro lado, en la puerta del hospital aparece abandonado un cadáver. Una vez practicada la autopsia, descubren que era una persona que practicaba BDSM y Logan tiene que adentrarse en unos mundos desconocidos para él si quiere lograr descubrir a su asesino. En este caso cuenta con la ayuda inestimable del agente Rickards.
Y, x último, ¿qué puede convertir en asesino a un niño de ocho años?

Opinión personal
Me sigo riendo mucho con Insch y con Steel. Los distintos casos hacen que la intriga, en lugar de ser única, se diversifique.
Sigo viendo la serie como una lectura muy recomendable y voy a continuar siguiéndola


Leído el 2 de Diciembre de 2.011