11 de febrero de 2012

Tiempo de arena (Inma Chacón)

Datos técnicos
Título: Tiempo de arena
Autor: Inma Chacón
Editorial: Planeta.
Primera edición: Noviembre de 2.011


Sinopsis
En el lecho de muerte, María Francisca, miembro de una noble familia de Toledo, clama desesperadamente por sus hijos. La tensión es enorme: nadie de los presentes conocía que la joven hubiera tenido descendencia. Su madre niega sus palabras, pero sus tías no dejarán de preguntarse qué hay de verdad en ellas.
Comienza así una apasionante inmersión en la historia de las mujeres Camp de la Cruz, Mariana, Munda y Alejandra, herederas de un hacendado español, y de sus irreconciliables diferencias vitales en la búsqueda de la felicidad. 
La masonería femenina, la lucha por la igualdad y la tradición frente a la modernidad a finales del siglo XIX y principios del XX son algunos de los temas que jalonan este relato apasionante de la autora de Una princesa india que no dejará indiferente a ningún lector.


Autor
Inma Chacón, hermana gemela de la fallecida Dulce Chacón, nació en Zafra (Badajoz), en 1.954. Doctora en Ciencias de la Información y profesora de Docuementación, publicó su primera novela, La princesa india en 2.005, a la que siguió en 2.007 Las filipinianas.
Fue finalista del Premio Planeta 2.011 con este libro, Tiempo de arena.


Personajes
Mariana: la heredera del marquesado de Satoñal. De misa diaria, manipuladora, fría y calculadora, con un carácter duro, no derrama ni una sola lágrima cuando muere su hija. Únicamente le preocupan los convencionalismos sociales y el que dirán.
Munda: la segunda hermana, favorita de su padre. El personaje más contradictorio de la novela: feminista por una parte, pero por otro esperando eternamente al amor de su vida. Extravagante y rebelde, es una idealista.
Alejandra: al criarse con Munda, ha heredado de ella sus ideas sobre la causa de la mujer. Más pragmática que su hermana, decide cambiar el mundo amparándose en el Derecho.
Xisca: hija de Mariana. Siempre supeditada a los deseos de su madre, conforme va creciendo se va volviendo más tímida e introvertida. Su madre está empeñada en endurecer su carácter pusilánime. Pasa desaperciba ante el carácter fuerte del resto de las mujeres de la familia.

Argumento
Con un inicio escalofriante, la muerte de María Francisca (Xisca), la autora nos cuenta la historia de la familia Camp de Cruz durante un período de 26 años, sobre todo la de tres hermanas, Mariana, la primogénita y heredera del marquesado, Esclarmunda (Munda) y Alejandra (Nana). 
Pero también la historia de España durante un período bastante convulso, el de la pérdida de las últimas colonias, centrándose fundamentalmente en la de Filipinas, y la lucha de la mujer por conseguir la igualdad.
La novela gira en torno a la búsqueda de los niños por los que Xisca clama en su lecho de muerte, detalle que sus tías, Munda y Alejandra, desconocían.



  • Las últimas palabras de María Francisca fueron para sus hijos. Ninguno de los que rodeaba la cama de la enferma conocía la existencia de aquellos niños, pero, para sorpresa de todos, María Francisca no dejaba de repetir. —¡Mis hijos! ¡Mis hijos! Murió como siempre había vivido, bajo la mirada atenta de Mariana, su madre, tratando de evadirse de la presión de su mano y sabiendo que la defraudaba una vez más, como tantas otras a lo largo de su vida, con aquella muerte que dejaba el marquesado de Sotoñal sin heredero legítimo, una cadena que la amordazaba desde que abrió los ojos en Filipinas hacía veintinueve años, cuando el archipiélago aún pertenecía a la Corona de España.
  • La marquesa le devolvió la mirada a Munda sin cambiar el gesto. Ni una sola lágrima que nublara sus ojos azules, ni un quejido por la muerte de su hija, ni un parpadeo. A Munda no le extrañó aquella actitud, la había visto con demasiada frecuencia. Mariana no lloraba.
  • Las desavenencias entre las dos hermanas venían de largo. Podría decirse que la distancia las había separado desde el mismo día en que Munda nació, y no había dejado de aumentar. Mariana no la podía soportar, con su nombre de reina mallorquina y sus afanes por parecerse a su padre. 
    A pesar de que Mariana la superaba en belleza —rubia, alta y carnosa como su abuela paterna—, nunca logró destacar sobre su hermana, cuyo físico se parecía más al de una joven enfermiza que al de una dama de la alta sociedad. Estaba tan delgada que se le podrían contar las vértebras una a una, su piel era tan cetrina que cualquiera diría que padecía una enfermedad tropical, y sangraba constantemente por la nariz sin motivo aparente. 
    Desde bien pequeña, provocaba sus celos con sus zalamerías y sus ansias de independencia, tratando de ganarse el cariño de su padre a costa de imitarle, e intentando superarla en todo. 
    Mariana la odió desde el día en que nació y su madre se la acercó al pecho.
  • María Francisca conocía la animadversión que Munda sentía por el sacerdote y viceversa, pero con ella había sido siempre un hombre delicado y afectuoso, con la distancia que le imponía su condición de clérigo, pero con la cercanía que le permitía su amistad con la casa. Nadie mejor que él conocía su dolor por no sentirse querida por su madre, su soledad, su necesidad de encontrar el afecto —al margen del que le prodigaban Alejandra, Munda y Shishipao— y su sueño de que algún día encontraría al hombre que la quisiera como era: introvertida y solitaria, mediocre, ensombrecida por la fuerte personalidad del resto de las mujeres de la familia.


Opinión personal
Últimamente no me gustan demasiado los premios Planeta, porque me he llevado ya algunas decepciones. Tampoco había leído nada de Inma Chacón, porque su gemela me gustaba tanto que me parecía que si leía algo suyo lo primero que iba a hacer era comparar, porque yo, tonta de mí, consideraba a Inma como un apéndice de Dulce. Y nada más lejos de la realidad. Así que, después de leer algunas críticas muy buenas sobre la novela, decidí darle una oportunidad. Y acerté de pleno.
La novela gira en torno a la intriga que encierra la frase pronunciada por Xisca cuando está muriéndose y la lucha de sus tías, Munda y Alejandra, por conocer la verdad.
Pero no es sólo en esa búsqueda en la que se sustenta el libro: con constantes flasback vamos conociendo la historia completa de la casa Satoñal, desde el padre de las protagonistas, don Francisco, a la gran cantidad de personajes secundarios que transitan por el libro, que son auténticos protagonistas en el momento en que se producen los hechos. 
Unos personajes que Inma ha perfilado con gran maestría, tanto física como psicológicamente, por lo que nos hace sentirlos bastante cercanos, tanto que, a lo largo del libro, de lo que más ganas he tenido ha sido de sacarle los ojos a Mariana.
La trama, a pesar de los constantes saltos en el tiempo, es muy amena y sencilla de seguir, porque está escrita con un estilo muy claro y directo.
Obviamente, lo más impresionante del libro es la condición femenina a principios del siglo XX: el trabajo en las fábricas, salarios muy inferiores a los de los hombres (mucho más que en la actualidad), vuelta a la faena inmediatamente después de los partos, las trabas para la asistencia a la universidad, el maltrato físico como algo socialmente aceptado...


Valoración: 8,5


Leído el 11 de Febrero de 2.012

2 comentarios:

  1. Montse: No se porque al suscribirme no se guardó mi nombre. Bueno, acuerdate que Unknown es Miranda. Bueno, respecto a Tiempo de arena, también tuve ese prejuicio con Inma, ya que Dulce me encantaba, que pena, muerta tan jovén.Respecto a este libro, me encantó como está escrito. Ese ir y venir del pasado está magistral. Lo único que me pareció un poco innecesaria tanta tragedia. Era necesario que tantos murieran?? No se, lo sentí como excesivo. La muerte de Munda too much. Demasiado. Por lo demás, precioso libro. Besote.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Miranda!
    Creo que todos hemos tenido ese "prejuicio", aunque Inma no se lo merece, pero así son las cosas. La conocida era Dulce, y nadie igualará ni sus "Cielos de barro", ni la "Trilogía de la huida" y, mucho menos, "La voz dormida".
    A mí me encantó, aunque estoy contigo en que la vida de todas las protagonistas es demasiado trágica.
    Un besazo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...