24 de marzo de 2012

El confidente (Hélène Grémillon)

Datos técnicos
Título: El confidente
Autor: Hélène Grémillon
Editorial: Grijalbo
Primera edición: Marzo de 2.012

Sinopsis
Una mujer recibe unas cartas misteriosas que revelan una historia de amores imposibles ocurrida cuarenta años atrás, y que podría tener que ver con su propia historia.
París, 1975. Camille, una joven editora parisina, acaba de perder a su madre. Entre las cartas de condolencia que recibe, encuentra una, anónima y sin remitente, que le cuenta la historia de una joven desconocida ocurrida cuarenta años atrás. 
A partir de entonces, Camille sigue recibiendo todas las semanas una de esas misteriosas cartas. En ellas, poco a poco se revela la apasionante historia de dos mujeres que, durante la ocupación alemana, luchan por el amor de un mismo hombre; la historia de dos mujeres que también lucharán por la hija de ese hombre. 
Pero lo más sorprendente es que se trata de una historia que podría tener que ver con la suya propia.

Autor
Hélène Grémillon ha cursado estudios superiores de Lingüística y de Ciencias Políticas. Hasta consagrarse como escritora con la publicación de esta primera novela, ha trabajado en la prestigiosa editorial francesa Gallimard y en Publicis. 
El confidente se ha convertido en un rotundo éxito en Francia incluso antes de su publicación y se está traduciendo a más de veinte lenguas en todo el mundo. 
Además, la novela ha sido finalista del Premio de los Libreros en Francia.


Argumento
Estamos en París en 1.975. Camille acaba de enterrar a su madre y entre las muchas muestras de condolencia recibe una carta de un tal Louis, en el que éste le relata su historia de amor con Annie, en la Francia de la época previa al inicio de la Segunda Guerra Mundial.
Las epístolas siguen llegando, cada martes, y lo primero que piensa Camille, que es editora, es que esas cartas son de algún escritor que está intentando llamar su atención, y que está enviándole un manuscrito utilizando esta peculiar manera de hacerlo.
Hasta que Camille empieza a sospechar que la historia que Louis le está contando semana tras semana, puede tener alguna relación con ella.


  • Debía de tratarse de un error: yo no conocía a ningún Louis ni a ninguna Annie. Le di la vuelta al sobre; sin embargo, llevaba mi nombre y mi dirección. Sin duda alguien que se llamaba igual que yo. Seguro que el tal Louis se daría cuenta de que se había equivocado. Dejé de hacerme preguntas y terminé de abrir las otras cartas, esas sí eran todas de pésame.
  • Tuve tanto miedo de que aquellas cartas estuvieran hablando de mí...


Opinión personal
Esta reseña sea, posiblemente, la que más dificultades me ha presentado de todas las que he realizado hasta ahora, porque, dada la complejidad de la trama, en cualquier momento puedo escribir algo que sea “spoiler” y te destrozo la novela, así que voy a intentar hacerla poniendo más cuidado del habitual en mí.
Lo primero que me llamó la atención del libro, además de su título y una portada preciosa, fue su sinopsis. Lo de las historias familiares es algo a lo que no me puedo resistir. Y lo que más me ha admirado al terminarlo, con lo que me ha gustado, es que esta sea la opera primera de Héléne Grémillon.
Podemos interpretar la obra de dos maneras diferentes: por un lado, como una única historia, la de Camille y las cartas que va recibiendo cada martes y las sensaciones que en ella van provocando estas misivas. Por otro, podemos entenderla como dos historias diferentes, la que se desarrolla en París en 1.975, lo que vendría siendo el momento presente en la novela,  y la que vamos conociendo a través de esas mismas cartas, y que comenzó más de cuarenta años atrás, y que aún siendo una misma historia, contiene dentro de sí varias más.
Realmente no sé por cual de las dos optar, porque ambas me parecen iguales de válidas.  Incluso es posible que tenga tantas apreciaciones como lectores, porque tanto el argumento como la trama me han parecido de lo más original.
El tema de la novela, o mejor dicho los temas, podrían ser dos: la obsesión por la maternidad de una mujer en la Europa de la época previa a la Segunda Guerra Mundial y durante el conflicto bélico y la justificación de la utilización de cualquier medio para conseguir un fin.
Con una estructura externa continua, sin división ni en partes ni en capítulos, su estructura interna es una ruptura temporal y está plagada de flashbacks y raccontos,  e incluso algunos contrapuntos.
A pesar de la complejidad de la trama, que como ya he dicho está repleta de saltos espacio-temporales y de varias historias que se van entrecruzando entre sí,  la autora consigue armarla muy bien, e hilvana una historia coherente en todos los sentidos, con un ritmo que, a pesar de ser bastante lento, consigue mantener la intriga y tenernos enganchados a ella. Las pistas que Camille va descubriendo leyendo las cartas, contribuyen a mantener ese nivel justo de tensión.
La obra está escrita en primera persona, desde los puntos de vista de varios de los  personajes protagonistas (Camille, Louis y la señora M.); esta narración colectiva nos da una visión completa y diferente de la historia que se nos relata.
Con un lenguaje en el que predomina la narración sobre el diálogo, en el que éste último ayuda a dramatizar aún más las escenas, el estilo es ameno y la prosa muy cuidada.
Los personajes protagonistas están muy bien caracterizados. El mejor trazado, para mi gusto, es el de la antagonista,  la señora M.: obsesiva, celosa, fría, calculadora y manipuladora,  es completamente redondo.
Los espacios y ambientes están, igualmente, perfectamente conseguidos, lo mismo que la descripción de las escenas, como la del “espionaje” a través de la cortina de la señora M.
El desenlace, aunque previsible en su mayor parte, termina siendo sorprendente: cuando parece que todas las piezas han encajado en su lugar, la autora  consigue sobrecogernos con el final, que, para mí, es, simplemente, perfecto.


Valoración: 8,5

Leído el 24 de Marzo de 2.012

4 comentarios:

  1. Me ha gustado, un final atado sin forzar? Cuando convergen historias es dificilísimo.
    Ya sabes que me fío de tu criterio, lo buscaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No fuerza nada en absoluto. Está muy bien escrito, para mí peca de un poco lento, pero engancha.
    Me ha gustado mucho y no es de "los de la lágrima" que me chiflan a mí y a ti te provocan caries ;)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gustó muchísimo este libro, como dices es muy complejo pero la autora consigue hilvanarlo todo perfectamente y el final, inmejorable, una novela muy recomendable
    besos

    ResponderEliminar
  4. Un poco lenta para mi gusto, pero muy bien escrita, sin que nada chirríe en ningún momento. Y un final, como dices, inmejorable.
    Un beso enorme, Tatty.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.