21 de marzo de 2012

La décima clave (Antonia J. Corrales)

Datos técnicos
Título: La décima clave. El mensaje cifrado de Dios
Autor: Antonia J. Corrales
Editorial: Martínez Roca
Primera edición: Abril de 2.008

Sinopsis
Doce forenses son requeridos para diagnosticar y atajar una misteriosa enfermedad que amenaza la salud de un grupo de religiosas residentes en un convento situado en el norte de España. 
Dos de los componentes del grupo de investigación son asesinados, sus cuerpos se hallan con evidentes muestras de tortura y rodeados de mensajes: símbolos matemáticos y religiosos. 
Treinta años después, el forense Enrique Fonseca se verá envuelto en una extraña investigación que no solo le conducirá hasta la verdad sobre la muerte de su padre sino que le revelará un descubrimiento que cambiará su vida, su destino y le hará sumergirse en la más dura de las preguntas: ¿Hasta dónde es capaz de llegar el ser humano?

Autor
Antonia J. Corrales, tras años ejerciendo su profesión (administración y dirección de empresas) decidió dedicarse de lleno a su pasión: el mundo de las letras y la escritura.
Desde entonces ha trabajado como correctora, columnista en periódicos locales, articulista en revistas culturales, entrevistadora en publicaciones científicas y jurado en certámenes literarios.
Es autora de las novelas Epitafio de un asesino (2005), La décima clave (2008) y En un rincón del alma  (2011).

Argumento
Enrique Fonseca, un médico forense que se acaba de trasladar a Madrid huyendo de su pasado, recibe una extraña carta, en el que se le dan algunas claves sobre la muerte de su padre, que falleció asesinado treinta años antes delante de él.
Esta carta le lleva a enfrascarse en una peligrosa investigación, en el que descubrirá que su padre participó en la averiguación de la causa de las extrañas muertes de unas religiosas en un convento, junto con otros once forenses, y que de los doce, once han muerto también brutalmente asesinados.
¿Conseguirá Enrique encontrar la verdad que se oculta tras estas misteriosas muertes? ¿Será capaz de aceptarla cuando lo haga? ¿Se ha convertido Enrique en un esquizofrénico-paranoide por haber presenciado el asesinato de su progenitor o es por el contrario un hombre en su sano juicio a quién alguien está manipulando para que la verdad salga a la luz? ¿Cuántos significados tiene para ti la palabra clave?


  • No hablé con mi madre de las circunstancias que acompañaron la muerte de mi padre, hasta un día que hubiera sido como otro cualquiera de no ser porque fue el último en que la vi con vida. Me contó que cuando lo encontraron estaba desnudo mostrando sus vergüenzas. Las vergüenzas a las que se refería no eran sus partes pudendas, sino unos extraños símbolos que cubrían su cuerpo. Las divisas del diablo, las llamó, al tiempo que se persignaba.
  • Lo encontraron dos días después de su desaparición, los mismos que su cuerpo pasó sumergido en aquella tinaja de vino tinto, en el sótano de la casa, bajo la alcoba marital. ... En sus omóplatos llevaba puestas unas alas de cera atadas a su cuerpo con una soga gruesa de esparto que le rodeaba el torso y pasaba por sus axilas y que en el tórax se cruzaba formando una cruz.
  • Dicen que la infancia marca nuestro carácter y éste encamina parte de nuestro futuro. A mí me señaló de alguna forma lo sucedido. El intentar olvidar todo aquello, junto con la atracción visceral de los jeroglíficos que me inculcó mi padre, forjó mi carácter mortecino, solitario y ajado. 
  • Recibí la carta junto a un paquete que contenía una máquina de escribir sin teclado... Como los cuerpos en el depósito, ella también llevaba una etiqueta de identificación. Estaba colgada del rodillo y tenía escrito un pasaje de El Quijote... 
  • Recientemente hemos sufrido la desgraciada defunción de la que fue una de las prioras de nuestra orden, sor Vasallo. Ella mantuvo una relación estrecha con el señor Salas, amigo y mentor de su progenitor, el señor Fonseca. El señor Salas, días antes de ser fatídicamente asesinado, desgraciadamente en parecidas circunstancias a las de su padre, le hizo entrega a sor Vasallo de unos objetos personales y le rogó los guardara hasta su vuelta del viaje a Toledo que tenía programado para el día siguiente, viaje que, desgraciadamente, no llegó a realizar, al ser asesinado aquella misma madrugada.
  • Siempre sostuvimos la posibilidad de que tras el crimen perpetrado en nuestro convento había, si cabe, algo más relevante que unos homicidios aterradores, como fueron las muertes del señor Salas y su progenitor, el señor Fonseca. Cuando la señora Jana Bonet le comunicó a sor Vasallo sus deseos de investigar lo ocurrido, las esperanzas de esclarecer los desgraciados acontecimientos, de hacer justicia, volvieron a surgir entre las hermanas de la orden, que, por unos motivos u otros, para nuestro infortunio, siempre ha estado en tela de juicio en todos los estamentos, tanto religiosos como políticos, desde hace demasiado tiempo.


Opinión personal
He de confesar que si no hubiese leído anteriormente algunas páginas de En un rincón del alma, jamás hubiera comprado este libro. Cada vez que veo en uno la palabra “cifrado” o alguna similar me pongo a temblar, me acuerdo del americano megaselleriano, que se dedica a escribir sobre enigmas y conspiraciones y me enervo. Pero ya le gustaría a él saber utilizar el lenguaje como lo hace Antonia.
El título, La décima clave. El mensaje cifrado de Dios, después de leer la sinopsis, puede dar lugar a engaño. O por lo menos a mí me sucedió eso: cuando llegué al desenlace me di cuenta de que había interpretado más las señales desde el primer momento.
En cuánto al género, es un thriller, pero no el típico al uso, es más bien una intriga psicológica, porque los mensajes, los criptogramas, las paranoias del protagonista y su obsesión con que está siendo perseguido, lo que provocan en el lector es una auténtica claustrofobia.
La novela, escrita en primera persona, está estructurada en partes, divididas a su vez en capítulos, con un tiempo cronológico no lineal (el libro está lleno de flashbacks, unos mediante recuerdos, otros a través de cartas), tiene una prosa elegante y muy cuidada, con un vocabulario exquisito, sin llegar a ser pedante en ningún momento, en la que mezcla la narración con el diálogo, para dramatizar un poco la acción y que vayamos conociendo a los personajes.
Esos saltos temporales y el desorden cronológico nos obligan a estar muy atentos, porque tan pronto estamos leyendo algo sucedido hace más de treinta años, como algo que está ocurriendo en el momento actual. Y si nos despistamos y no prestamos la suficiente atención, el libro se convertirá para nosotros en un sinsentido total y absoluto.
La trama, a pesar de la complejidad, con tantas historias diferentes, tantos datos manejados, tantos personajes, tantos saltos espacio-temporales, está muy bien trabada, y mantiene un ritmo constante desde el principio hasta el final.
Los personajes son muchos y muy variados, y se van entrecruzando en la novela igual que las historias. Están muy bien retratados y el protagonista es totalmente redondo. La recreación de espacios y ambientes contribuye a esa atmósfera claustrofóbica de la novela.
Hay que destacar que es un libro magníficamente documentado: que todo de lo que se habla en él está perfectamente contrastado y es real. Si tienes alguna duda, simplemente tienes que "goglear", como hice yo y te sorprenderás, como me sucedió a mí: Cervantes, San Ignacio de Loyola, proyecto HAARP, el número pi o número de Dios...
El desenlace te dejará, cuanto menos, con la boca abierta, por lo inesperado y sorprendente, acorde con todos los giros insospechados que se van produciendo a lo largo de la novela. Casi me atrevería a clasificarlo como un cliffhanger, aunque, naturalmente, no lo es.
Si te gustan los thrillers diferentes y los juegos de enigmas difíciles, ¡¡ÉSTA ES TU NOVELA!!!.

Valoración: 8,5

Leído el 21 de Marzo de 2.012

3 comentarios:

  1. Gracias, Montse, como siempre una reseña muy trabajada. Muchisimas gracias por tu trabajo y tu tiempo.
    Antonia J Corrales

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, a ti, Antonia, x escribir como lo haces.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de terminarlo. Efectivamente es para amantes del thriller

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.