10 de marzo de 2012

La devoción del sospechoso X (Keigo Higashino)

Datos técnicos
Título: La devoción del sospechoso X
Autor: Keigo Higashino
Editorial: Ediciones B.
Primera edición: Septiembre de 2.011


Sinopsis
Yasuko Hanaoka, madre soltera y divorciada, pensaba que por fin se había librado de su ex marido. Pero cuando éste aparece un día ante su puerta, en un complejo de apartamentos en Tokio, las cosas se complican y el ex marido acaba muerto. Madre e hija lo han estrangulado.
De pronto, Ishigami, el enigmático vecino de la puerta de al lado, se ofrece a ayudarles a deshacerse del cadáver y buscar la coartada perfecta. Yasuko, desesperada, acepta de inmediato.
Cuando el cuerpo finalmente aparece y es identificado, Yasuko se convierte en sospechosa. Sin embargo, el detective Kusanagi, aunque no encuentra fisuras en la coartada de Yasuko, sabe que hay algo extraño.
Así que decide consultar al doctor Yukawa, un físico de la Universidad de Tokio que suele colaborar con la policía. Éste, conocido como el Profesor Galileo, estudió en el pasado con Ishigami, el enigmático vecino de la sospechosa.
Al reencontrarlo, el Profesor Galileo intuye que Ishigami tiene algo que ver con el asesinato. Y lo que aflora da un giro inolvidable a esta fascinante historia.
Autor
Keigo Higashino, ex ingeniero nacido en Osaka, es uno de los escritores de mayor éxito en Japón, cuya obra ha vendido más de cinco millones de ejemplares. Ha sido galardonado con los más prestigiosos premios de su país: el Edogawa Rampo a la mejor novela negra, el Mystery Writers of Japan, el Inc. Prize a la mejor novela negra, el Honkaku Mystery y el Naoki 2006 a la mejor novela por La devoción del sospechoso X, primera de sus novelas traducida al español.
En Japón, sus trece novelas negras han alcanzado las listas de libros más vendidos, han inspirado varias películas y series de televisión, y han sido traducidas en todo Asia.


Opinión personal
Lo primero que he de decir es que, después de tantas reseñas diciendo que el libro era muy bueno y de venir avalado por los más de dos millones de ejemplares vendidos en Japón, aunque me ha gustado, esperaba muchísimo más de él.
El argumento es original: una mujer divorciada, que durante su matrimonio había sido maltratada y a la que su ex continua acosando, lo mata en un arranque de furia. Su vecino, un profesor de matemáticas con un cerebro privilegiado, oye todo desde su casa y decide ayudarlas a deshacerse del cadáver. Les da, además, instrucciones sobre todo lo que deben decirle a la policía cuando vaya a interrogarlas. Pero la cosa se complica cuando aparece en la investigación un antiguo compañero suyo de universidad, otra mente preclara que llega a la conclusión de que nada es lo que parece.
La trama está muy bien hilvanada y los personajes bien desarrollados, sobre todo a nivel psicológico, porque lo que realmente cobra importancia en esta obra es lo que los personajes son y piensan; con un ritmo tan lento, en el que parece que no sucede nada, si no fuese por esta introspección la novela no avanzaría.
En el último tercio de la obra todas las piezas van encajando:  Higashino aprovecha el "reto intelectual" entre Yukawa e Ishigami para brindarnos un final sorprendente e inesperado.
Novedosa la forma del autor de reinventar el género de novela negra: desde el primer momento tenemos asesina y cadáver. Si ya lo sabemos todo ¿para qué continuar leyendo? Pues porque el puzle que has elaborado no tiene nada que ver con lo que realmente ha sucedido. El autor ha jugado conmigo, como lo hará contigo, de una manera sutil. Nada que ver con las novelas negras o policíacas nórdicas o americanas a las que estamos acostumbrados. Como dice Higashino en su relato, los ángulos muertos generan ideas preconcebidas.

  • Simplemente me aprovecho de los ángulos muertos que generan las ideas preconcebidas.—¿«Ángulos muertos»? —Sí. Por ejemplo, simulo que he puesto un problema de geometría, cuando se trata de un problema de funciones —dijo Ishigami al tiempo que se sentaba enfrente de Kusanagi—. 
  • Kusanagi me contó algo interesante el otro día. Algo sobre tu forma de elaborar los problemas que pones en los exámenes. Me dijo que te aprovechas de los ángulos muertos que generan las ideas preconcebidas. Que, por ejemplo, simulas que has puesto un problema de geometría, cuando realmente es de funciones. Al oírlo pensé: «¡Claro!» Ese tipo de problemas resulta muy útil para abrirles los ojos a los alumnos que no comprenden la esencia de las matemáticas y se limitan a resolver los problemas siguiendo el manual al pie de la letra. Como a primera vista les parece un problema de geometría, se vuelcan en intentar resolverlo por esa vía. Pero nunca lo consiguen. Simplemente ven cómo el tiempo se les esfuma. Es malintencionado. Pero hay que reconocer que, como sistema para comprobar la verdadera capacidad del alumno, resulta muy efectivo.


Valoración: 8

Leído el 10 de Marzo de 2.012

5 comentarios:

  1. Lo tengo en casa sin abrir precisamente por eso.
    Ya me ha pasado con varios libros, que de tantas expectativas, se me quedan en nada.
    Me gusta la idea de girar la historia dejando de lado el atrapar al malo, que ya está muy visto.
    Volveré cuando lo lea.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es un libro lento, Mientras, y no es tan bueno como lo pintan, pero es novedoso y original, x lo menos la manera de reinventar la novela negra.
    Muakissssssssss para ti.

    ResponderEliminar
  3. Pienso como Montse que es un relato lento, pero presenta la novela negra con otras característicasno sé otro estilo.

    ResponderEliminar
  4. Menos mal, xq ya pensaba que era un problema mío, vmoises. Gracias x pasar x aquí.

    ResponderEliminar
  5. A mí me gustó mucho y me sorprendió.Es diferente y eso se agradece. Además se lee muy rápido.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...