11 de abril de 2012

El ladrón de compresas (Sergio G. Ros)

Datos técnicos
Título: El ladrón de compresas
Autor: Sergio G. Ros
Editorial: Autoeditado
Primera edición: Octubre de 2.011

Sinopsis
Sofía Jiménez, una estudiante universitaria de veinte años de edad, ha sido secuestrada.
Un antiguo compañero de la chica recibe un mensaje del móvil de Sofía, se trata de una imagen borrosa que la policía científica analiza, en el que se aprecia una antigua Tabla Periódica de los elementos. El comisario Cervantes decide poner a la agente Susana Ruiz en el caso, hasta ese momento liderado por el engreído policía José Mulero. Susana tiene, además, otro encargo del comisario: pedir ayuda a Vargas, un famoso detective, viejo amigo suyo.
Poco después, la Comisaría de Pedreira recibe la visita del grupo de investigación del subinspector Garnero, un hombre ambicioso y con pocos escrúpulos, que toma inmediatamente las riendas del caso y todo el protagonismo mediático. Su grupo aporta, sin embargo, un nuevo y retorcido punto de vista al mismo.
Asqueado por el individualismo de Garnero, el comisario Cervantes permite a Susana Ruiz continuar sus investigaciones en paralelo, contando con la ayuda de Eduardo Cortés, el ayudante del detective Vargas. Eduardo es un joven ingeniero que conoció a Susana en el pasado.
La investigación se torna angustiosa cuando Eduardo descubre algo más.


Autor
Sergio G. Ros, nacido en Cartagena (Murcia), en 1.975, ingeniero técnico, es, como el mismo dice en su página web, un escritor novel en busca de editorial. 
Hasta ahora ha autoeditado 4 novelas: El ladrón de compresas, El valle del demonio (terror), Transmutación (thriller-bélico-terror) y Luciano Wong. Libro I, Mâ (histórico-aventuras). Es autor, también de una novela corta, El misterio de la caldera chirriante (en la que ya aparecen algunos de los personajes de la novela que ahora nos ocupa) y de varios relatos cortos.
Ha colaborado con la revista literaria Prosofagia.

Argumento
Sofía, que de niña gozaba haciendo sufrir a las personas que la querían, está secuestrada. Con un dedo de su pie, intenta utilizar su teléfono móvil para pedir ayuda. En ese mismo momento, Abel, que por primera vez va a acostarse con su novia después de más de medio año esperando, recibe un mensaje en el suyo cuyo remitente es "Sofía".
A la mañana siguiente, cuando está a punto de borrar el mensaje multimedia, escucha en la radio la noticia de su secuestro. Acude a la policía, para la que este MMS es la primera pista sólida para investigar el secuestro.
¿Logrará Susana Ruiz hallar viva a la chica, a pesar de todos los obstáculos con los que se va encontrando?


  • Me llamo Sofía Jiménez, tengo veinte años,  y he sido secuestrada. Mi captor me tiene encerrada en una habitación donde huele a viejo, como si todo el aire estuviera viciado. En cierta manera estoy escondida, oculta de mis padres, de mis hermanos, de mis amigas... de la gente que me quiere, como cuando era pequeña. Salvo que ahora, no puedo oír sus gritos, ni sus pasos, aunque sé que me estarán buscando. 
  • "Noticias locales. Continúa la búsqueda de la chica Sofía Jiménez, de veinte años, que desapareció el lunes 26 de Febrero después de haber asistido a estudiar por la noche a los aularios de la Universidad de Pedreira. A cuatro días de su desaparición la policía no tiene todavía pistas...". Los ojos de Abel González se abrieron y su corazón empezó a latir más fuerte.


Opinión personal
Tenía ganas de leer este libro desde hace muchísimo tiempo, por la infinidad de críticas buenas que había visto sobre él. De hecho, es uno de los primeros que compré en Amazon, pero, un día por otro, lo había ido dejando, hasta que anoche me puse con él y de tirón me leí casi la mitad.
El título y la portada hay que reconocer que echan un poco para atrás. Pero el subtítulo (una novela de detectives) y su sipnosis lo cambian todo. Aunque es posible que el autor lo que pretenda con ese título es llamar nuestra atención; y lo consigue.
En cuanto al género, lo he etiquetado como novela negra, porque en esta obra lo importante no es la investigación policial en sí, sino los personajes y los intereses que mueven a cada uno de ellos para rescatar a Sofía, lo que termina convirtiendo la novela en un minucioso análisis sociológico. Es la reinvención del género negro, como en el caso de La devoción del sospechoso X.
Aunque su principio me ha recordado mucho a Palabras envenenadas de Maite Carranza (chica secuestrada que nos cuenta su cautiverio), posteriormente me ha parecido todo un homenaje a los grandes detectives intuitivos de la literatura universal.
A lo mejor alguien lo ve como una parodia o una sátira del género detectivesco, pero para gustos se han hecho los colores. Eso sí, tiene algunos toques de humor muy buenos
Ambientada en Pedreira, un pueblo de la provincia de Alicante, está escrita en primera persona, con un narrador-personaje y sus soliloquios (Sofía) y en tercera, con uno omnisciente. La narración múltiple enriquece la historia y nos permite conocerla desde los distintos puntos de vista de sus protagonistas.
Estructurada en capítulos y escenas, la trama, que aunque pueda parecernos sencilla no lo es en absoluto  por los constantes cambios de escenarios y de personajes, está perfectamente armada, y sigue un orden cronológico lineal.
La novela, que se desarrolla en un período de tiempo de cinco días, desde un miércoles hasta el lunes siguiente, tiene un ritmo rápido, constante durante todo el libro, sin altibajos y sin llegar a ser en ningún momento vertiginoso; esta agilidad viene posibilitada por la alternancia de descripciones y diálogos, y el cambio de actores en las distintas escenas.
El estilo directo y fluído, con una prosa limpia y un vocabulario sencillo, en algunas ocasiones rayano en la vulgaridad, pero sin llegar a ser en ningún momento grosero; otro tipo de léxico hubiera desentonado en esta obra.
Los personajes son auténticos retratos, aunque particularmente me ha gustado mucho más su caracterización psicológica: Susana, que tiene que luchar contra un mundo de hombres y demostrar que además de usar una 120 de sujetador, también "los tiene bien puestos"; Mulero, el prepotente; Granero, el trepa; Cortés, el torpón...
Muy buena la descripción de espacios y ambientes, sobre todo la del sótano en la que se encuentra retenida Sofía, que ha conseguido transmitirme la misma angustia que está padeciendo ella.
El desenlace, imprevisible e inesperado. Cuando pensamos que ya se ha resuelto el caso, el autor da un giro insospechado y nos brinda un final digno de las mejores novelas de detectives decimonónicas.
Pero... también hay algo que no me ha gustado nada absolutamente. En algunas ocasiones, cuando Vargas utiliza modismos y argentismos, Ros nos pone su traducción entre paréntesis. Creo que no era necesaria; pero, claro, es solo mi opinión.
Si lo que buscas es pasar un rato entretenido y olvidarte de todo durante ese tiempo, sumérgete en las páginas de esta novela.

Valoración: 8

Leído el 11 de Abril de 2.012

4 comentarios:

  1. ¡Vaya, qué agradable sorpresa me he llevado con esta reseña, Montse! Te agradezco tus impresiones que, como no podía ser de otra forma me han encantado. Muchas gracias,
    Sergio G.Ros

    ResponderEliminar
  2. Hola, Sergio!
    Pues te la envíe x TW cuando la publiqué aquí, se te pasaría.
    Me alegro que te haya gustado lo que he visto en tu libro. Tengo los otros dos tuyos pendientes, pero no sé si en algún sitio venden tiempo para poder leer todo lo que deseo :(
    Muchas gracias a ti x lo que disfruté leyéndote.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¿TW? Vaya, tengo que confesarte que no me manejo nada bien con TW, la verdad es que no me entero de nada por ahí, no le pillo el tranquillo, je,je.. Así que no me extraña que se me pasara. ¡Tiempo! Sí, eso es lo que nos falta a más de uno, ;) Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Tampoco yo, pero te prometo que lo intento cada día, y cuando tengo dudas googleo para saber que significan las abreviaturas, jajaja!
    Pues si descubres donde comprarlo, házmelo saber, por favor.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.