9 de abril de 2012

París (Florencia Bonelli)

Datos técnicos
Título: París (Caballo de Fuego 1)
Autor: Florencia Bonelli
Editorial: Suma
Primera edición: Febrero de 2.012

Sinopsis
Eliah Al Saud es un hombre excéntrico y poderoso. Vive en París y dirige una empresa de seguridad que, en realidad, oculta actividades de defensa y espionaje ofertadas al mejor postor. 
Matilde Martínez es una joven pediatra argentina que sueña con curar a los niños más desfavorecidos y con trabajar en una ONG en África. El destino la pondrá en el camino de Eliah, y su atracción los unirá. 
Sin embargo, sus respectivos secretos no solo pondrán en peligro su relación sino sus vidas. 
En el marco del conflicto palestino-israelí, ambos vivirán una peligrosa aventura que los llevará a recorrer el mundo y que pondrá a prueba su amor.

Autor
Según la editorial que publica sus obras, Florencia Bonelli (Córdoba, Argentina, 1.971) estudió Ciencias Económicas y trabajó de contadora pública, profesión que abandonó después de leer El Árabe de Edith Hull, libro que la impulsó a dedicarse profesionalmente a la escritura.
Inició su exitosa carrera de escritora en 1.999. Con títulos como Bodas de odio, Indias Blancas, El cuarto arcano y Me llaman Artemio Furia, todas ellas enmarcadas en los acontecimientos históricos del siglo XIX argentino, se convirtió en la referente actual de la novela histórico romántica de Argentina.
Otras novelas como Marlene, que transcurre en el barrio de La Boca a principios del siglo XX, o Lo que dicen tus ojos, en la exótica Arabia Saudí, han terminado de confirmar su éxito entre miles de lectores en todo el mundo. Sus libros se han publicado en América Latina, España, Portugal y Alemania. 
Su última obra, la trilogía Caballo de Fuego está compuesta por París, Congo y Gaza.

Argumento
Mientras Eliah-Al Saud espera el embarque en un aeropuerto argentino, se siente atraído por una joven. El azar hace que sus asientos en el avión sean contiguos y entre ellos salta la chispa.
Él, árabe, hijo de un príncipe saudí, es socio mayoritario de una empresa de seguridad (término políticamente correcto que equivale a "señor de la guerra" o "mercenario"). 
Ella, Mat Martínez, argentina, es cirujana pediátrica, y viaja a París para realizar un curso de francés y poder desplazarse posteriormente al Congo con una ONG; está llena de traumas, por su pertenencia a una familia disfuncional.
¿Qué secretos ocultan los dos protagonistas principales? ¿Sacrificará un Caballo de Fuego su libertad por amor?.

  • Minuto a minuto, lo que había empezado como una atracción se convertía en una obsesión; él podía sentirlo, se conocía, conocía los síntomas que le indicaban que el Caballo de Fuego que habitaba en él estaba a punto de desbocarse, ese animal del Zodíaco Chino con un corazón doblemente de fuego: porque es de fuego la esencia del Caballo y porque cada sesenta años, el fuego se convierte en su elemento.
  • Estudié medicina para curar a los pobres, a los desválidos, a los que nadie ve ni quiere ver. En especial me interesan los niños, porque constituyen el grupo más vulnerable. Por eso elegí pediatría. Mientras estudiaba, tenía la impresión de que perdía el tiempo. La urgencia por curar me volvía impaciente.


Opinión personal
Esta novela me la recomendó Miranda (gracias) hace poco menos de dos meses en un grupo de lectura al que pertenezco (Algo + que lecturas, gracias también a tod@s vosotr@s, que sois ¡¡¡fantástic@s!!!). Pero tenía demasiados libros pendientes y lo puse a la cola. 
Pero hace unos días, Elizabeth y Gladys, dos chicas encantadoras, una marbellí y la otra argentina, de otro grupo (Recomiéndame libros!, lo hicieron también (más gracias para las dos ¡¡¡sos unos amores!!!) y ya si que no pude resistirme.
Al principio pensé que era una novela romántica al uso, pero, tonta de mí, ¡cuán equivocada estaba!. La he etiquetado como de aventuras, pero París es mucho más: tiene aventuras, intriga, amor, historia, erotismo, algo de chick-lit... un montón de ingredientes para que esta obra te atrape, como lo ha hecho conmigo.
París es la primera parte de la trilogía Caballo de fuego, a las que siguen Congo y Gaza, y con una precuela, Lo que dicen tus ojos, que es la historia de amor de los padres de Eliah.
La portada y el título he de reconocer que no me sedujeron mucho, aunque sí lo hizo el título de la trilogía, que es el horóscopo chino de nuestro protagonista (y leyendo la novela he descubierto que ¡¡también soy un caballo de fuego!!, ¿o tal vez debería decir mejor una potranca?).
En cuanto al tema, no es uno, sino varios: amor, celos, traiciones, venganzas, odios, amistad..., todos entretejidos en historias diferentes que enredan a todos los personajes de la novela. 
Estructurada externamente en capítulos, a su vez formados por diversas escenas, la trama, a pesar de la complejidad (muchas historias diferentes e infinitos personajes, que la convierten casi en una novela coral), está muy bien trabada y armada. Ambientada en París (aunque también viajamos de la mano de la autora a muchísimas ciudades del mundo),  y con el conflicto árabe-israelí como telón de fondo, las diversas historias se van enlazando unas con otras y nos van envolviendo sin que apenas nos demos cuenta, con una intensidad sorprendente.
Está escrito en tercera persona, con un narrador omnisciente y siguiendo un orden cronológico lineal (aunque roto por muchos flashbacks que nos permiten conocer la vida anterior de los personajes y nos posibilitan comprender el porqué de muchas de las situaciones).  La mezcla de narración y diálogo dramatiza las escenas y nos permiten entender mejor a los protagonistas. 
El estilo es  sencillo y directo, ágil y fluido, pero lo que más me ha llamado la atención es el léxico, lleno de modismos y argentinismos; siempre he mantenido que el vocabulario de los sudamericanos es muchísimo más rico que el nuestro; después de leer París me reafirmo: ellos utilizan muchísimas palabras que nosotros apenas utilizamos, o que aquí han caído en desuso; y es una verdadera lástima. 
El ritmo, muy rápido,  gracias al cambio frecuente de escenarios y personajes, a la inclusión de diálogos en el texto y a los giros inospechados de la autora, no te da tregua y no te permite parar de leer, y va in crescendo conforme avanzamos en la lectura.
Los personajes están muy bien retratados, tanto física como psicológicamente, y la mayoría son redondos. Aunque he de confesar que Eliah me ha cautivado, el más entrañable es el de Juana, la amiga de Mat, esa amiga que todos deberíamos tener. La combinación de personajes históricos (como Sadam Hussein) con otros de ficción está muy bien conseguida.
Las escenas y los ambientes están perfectamente descritos, desde el lujo y el glamour hasta, por ejemplo, el horror de la guerra que desmembró Yugoslavia (que impacta más aún si, como ha sido mi caso, lo lees justo en su vigésimo aniversario).
El desenlace, imprevisto, por lo menos para mí, que no he leído la sinopsis de la segunda parte de la trilogía, Congo. Eso sí, te recomiendo que la tengas a mano, porque querrás continuar con ella inmediatamente.
Pero... todo no puede ser perfecto. Bajo mi punto de vista, llega un momento que las escenas de sexo explícito cansan; y no porque yo sea una mojigata ni una pacata, nada más lejos de la realidad, sino porque rompen, en algunas ocasiones, el ritmo de la obra. Pienso que la autora debería haberse ahorrado muchas de ellas (no las del principio, porque son fundamentales para la trama).
Florencia Bonelli no es, obviamente, Adolfo Bioy Casares, pero es una autora que, con la magia de sus palabras, consigue embrujarnos, fascinarnos y subyugarnos con una historia que te conmoverá. Amor, guerras, traficantes de armas, espías, conflictos diplomáticos, mercenarios, política... todos estos temas y personajes  desfilan por las páginas de esta apasionante novela, que se desarrolla en poco más de tres meses, aunque con sus saltos espacio-temporales abarca un período de tiempo muchísimo mayor.
Eso sí, te aviso, porque no quiero que te suceda lo mismo que a mí, que Flor, como la llaman sus compatriotas, ¡¡¡CREA ADICCIÓN!!!

Valoración: 9


Leído el 9 de Abril de 2.012



8 comentarios:

  1. Montse me alegro que te haya fascinado como a mi... y ya me contaras cuando leas Congo y Gaza, porque si Eliah te ha gustado en Paris.... ainss en Gaza ni te cuento.

    Besos

    Elizabeth da Silva

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Elizabeth. Como ves, hay un agradecimiento para ti en la reseña, xq Gladys y tú me disteis el empujón final.
    Congo, Gaza y la precuela serán los próximos, en cuanto termine "El lector de Julio Verne" de Almudena Grandes.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. Hola Montse: soy Miranda.Me encantó la reseña, Totalmente de acuerdo con todo. te pregunto, Que es la precuela? Es el libro anterior? Era la historia de los padres de Eliah, se puede leer en forma independiente. Luego te leo otras reseñas. Sos una genia. Besissssssss

    ResponderEliminar
  4. Hola, Miranda!
    Se pueden leer de forma independiente, la historia de los padres es muy bonita, pero es una novela romántica al uso. Me ha gustado muchísimo más "París", xq tiene muchísimos más ingredientes. Posiblemente si hubiese empezado x el orden inverso (primero "Lo que dicen tus ojos" y después ésta), no hubiese leído más a la Bonelli, no xq no me haya gustado, simplemente xq tengo demasiados libros pendientes, y a la novela romántica le toca de vez en cuando.
    Cienes y cienes de besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Luego que termines la serie de Caballo de fuego, que seguramente terminarás antes que yo, que voy como una tortuga, te tienes que hacer tiempo para leer Indias Blancas, que son dos. Y Artemio Furia que es uno. Esa es Bonelli pura. Besooooo

    ResponderEliminar
  6. Despacito, Miranda, que la Bonelli provoca adicción. Ahora alternaré "Congo" con otros, y después seguiré con los que me dices.
    Un beso enoorme.

    ResponderEliminar
  7. No puedo estar más de acuerdo contigo. Yo acabo de descubrir a Florencia y como bien dices ..... ¡crea adicción! Ya me leí la trilogía y ahora me he quedado como huérfana, no sé como explicarlo; sus personajes me han llenado tanto, me han hecho sentir tanto que ahora tengo la sensación de no voy a encontrar nada que los supere. Es como una resaca, así es que esperando a encotrar otros libros que me llenen tanto pues he vuelto a empezar con Paris. Es la primera vez que releo un libro, suelo releer los pasajes que más me han impactado pero esta vez he decidido releerlo entero y con más calma y estoy disfrutando más que la primera vez, estoy viendo muchos más matices y no estoy con la urgencia de ver qué pasa. Muchas gracías por tus reseñas, gracias a ellas estoy conociendo muchos autores. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Marisa!
    Muchas gracias a ti.
    Preferí descansar, porque sé que me va a pasar lo que a ti; ya me pasó con éste, me costó encontrar un libro que me llenara. Así que he decidido tomármelo con calma.
    Me alegra mucho saber que lo que intento transmitir sirve para algo. Solo x eso merece la pena seguir esforzándose.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.