23 de mayo de 2012

La huella del pájaro (Max Bentow)

Datos técnicos
Título: La huella del pájaro
Autor: Max Bentow
Editorial: Destino. Colección: Áncora&delfín
Primera edición: Mayo de 2.012


Sinopsis
Es el asesino en serie más cruel al que el comisario Nils Trojan se ha enfrentado nunca. Escoge mujeres jóvenes y rubias, les arranca el cabello y los ojos y coloca en el vientre de los cadáveres un pájaro muerto. 
Una niña, hija de la segunda víctima, podría haber visto al asesino de su madre, y Trojan alimenta la esperanza de que pueda proporcionarles alguna pista valiosa. 
Sin embargo, antes de que eso ocurra la pequeña desaparece, ante la alarma general y la del propio comisario, que, entre ataques de pánico y amenazas, empieza a temer por la vida de aquellos a los que más quiere.
Divorciado, con una hija adolescente a la que apenas ve pero que desea proteger con todas sus fuerzas, Trojan es un hombre atormentado por pesadillas en las que se ve incapaz de rescatar a una misteriosa mujer de una muerte segura. 
Su único alivio son las citas que concierta con Jana Michels, su psicóloga, hacia la que siente un interés que va más allá de lo profesional, un interés que puede ponerla en peligro.
Autor
Max Bentow es el pseudónimo de un autor berlinés nacido en 1.966 que ha desarrollado una larga carrera como actor teatral y dramaturgo, una faceta por la que ha recibido numerosos premios. 
La huella del pájaro, su primera novela, que ha permanecido semanas en la lista de los diez libros más vendidos de Spiegel, inaugura la serie protagonizada por el comisario Nils Trojan.

Argumento
Nils Trojan es comisario de la brigada criminal de Berlín. Divorciado, sufre terribles pesadillas en las que se ve incapaz de salvar a una mujer, lo que le provoca ataques de pánico.
Para intentar superarlos, visita a Jana Michels, una psicóloga por la que se siente profundamente atraído.
Su vida profesional es tranquila, pero todo cambia cuando aparece una mujer asesinada, con el cabello arrancado, sin ojos y con un pájaro en el vientre. Pero ésta es solo la primera de una serie, todas con el mismo modus operandi.
¿Porqué les arranca los ojos? ¿Y la cabellera? ¿Porqué todas son rubias? ¿Qué misterios se esconden en la mente de este criminal?.


  • Su mano acarició el animalillo medio estrangulado que llevaba en el bolsillo. Cerró el puño. Se oyó un crujido sordo y la sangre, cálida, le bañó la piel. Entonces extendió la mano y le ofreció a la chica el pájaro aplastado. —Esto es para ti.  La chica abrió mucho los ojos.  Él acercó la mano a la cara de ella. Había plumas, estaban por todas partes; una incluso se había pegado a la mejilla de la chica.  —Será mejor que te marches —balbució ésta.  Él tan sólo sonrió.  —Si no, gritaré.  «Grita —pensó él—. Vamos, grita.».
  • Su mano acarició el animalillo medio estrangulado que llevaba en el bolsillo. Cerró el puño. Se oyó un crujido sordo y la sangre, cálida, le bañó la piel. Entonces extendió la mano y le ofreció a la chica el pájaro aplastado. —Esto es para ti.  La chica abrió mucho los ojos.  Él acercó la mano a la cara de ella. Había plumas, estaban por todas partes; una incluso se había pegado a la mejilla de la chica.  —Será mejor que te marches —balbució ésta.  Él tan sólo sonrió.  —Si no, gritaré.  «Grita —pensó él—. Vamos, grita.».
  • En su buzón había un pájaro desplumado, destripado y cubierto de sangre. En el cuello, pegado con una chincheta, tenía un papel en el que, escrito con letras grandes, podía leerse: TÚ TAMBIÉN MORIRÁS, TROJAN.

Opinión personal
Aunque la novela policíaca, junto con la negra, el thriller y la histórica, son mis géneros favoritos, generalmente no suelo darles una puntuación muy elevada, porque son historias que olvido fácilmente: me impactan el momento justo en el que las estoy leyendo y al cabo de un mes soy incapaz de recordar quién era el asesino. 
Pero, en este caso, voy a tener que romper las normas, como lo hice hace unos días con Tú eres el mal, porque esta obra, igual que la de Costantini, es de las que dejan una huella más profunda.
Para elegir una novela, aunque muchas veces me fío de recomendaciones, generalmente lo hago de mi propio instinto. En este caso me sedujeron la portada y la sinopsis, pero, principalmente, que era de Destino y que esta editorial es la que había publicado a Thilliez en español y había sido mi gran descubrimiento en este tipo de género en los últimos tiempos. Decidí apostar por ella y acerté de pleno.
Como ya he dicho, la portada me sedujo, por su vistosidad (no me puedo resistir a la combinación de esos dos colores), el título no me llamó mucho la atención, pero en cuanto leí la sinopsis la cosa cambió, porque aunque en ella no pone "asesino en serie", para mí estaba allí escrito, y a esas tres palabras no me puedo resistir.
Ambientada en Berlín, estructurada en un prólogo y 34 capítulos cortos, de los cuales uno es el epílogo, sigue un orden cronológico lineal, con una trama está muy bien hilvanada, sin dejar nada al azar.
Escrita en tercera persona, con un narrador omnisciente, en un estilo entretenido y fluido, con una prosa sencilla y sin ningún artificio, el ritmo es, al principio, rápido, y conforme avanzamos en la lectura va pasando a trepidante hasta llegar a vertiginoso, lo que el autor consigue utilizando capítulos de muy pocas páginas  cortados bruscamente, cambios frecuentes de escenarios y personajes, frases cortísimas separadas por puntos y aparte, y unos monólogos interiores de Trojan que provocan en nosotros auténtica claustrofobia y desesperación. 
Una novela que te engancha desde la primera página y que no podrás soltar, como me ha pasado a mí, hasta que no llegues a la palabra "fin" y que te tendrá con el corazón en un puño mientras acompañas a Nils en su carrera contrarreloj por las calles berlinesas.
Los personajes, excepto el del protagonista, que es un perfecto retrato psicológico, apenas están perfilados. Pero Trojan se basta y se sobra para llenar la novela con su personalidad, que, contrariamente a lo que estamos acostumbrados, no es arrolladora: es un tipo corriente, que se mueve por impulsos y que tiene problemas psicológicos. Me ha recordado mucho a Sharko, el protagonista de El síndrome E y Gataca.
Sin embargo, los escenarios y los ambientes están magistralmente descritos, tanto que yo, que no soy nada escrupulosa ni impresionable, esta mañana he sentido náuseas con una de las escenas narradas, de lo vívida que era.
Y ya ni os cuento cuando descubro que lo que estaba pasando sucedía el 23 de Mayo, sí, exactamente, un día como hoy. Decir que me he quedado sobrecogida es quedarme bastante corta.
El desenlace, plagado de giros inesperados, imprevisible. Pero el autor no ha tenido bastante y ha decidido marcarse un cliffhanger final de esos que te dan ganas de tirar el libro por la ventana y hacerlo tú después. 
Y me pregunto yo ¿cuándo tendré en mis manos la segunda parte de la serie? 
Soy adicta a las sagas, es algo que me pierde, y Nils Trojan ya ocupa un lugar de honor en la lista de mis personajes favoritos. 
Un consejo: en el mismo momento en que os aparezca en el libro el cuadro de Max Ernst, no dudéis en buscarlo si no lo recordáis. 

Valoración: 9

Leído el 23 de Mayo de 2.012


8 comentarios:

  1. Bueno, me lo apunto ya!!! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo, Shorby. Presiento que Bentow dará mucho que hablar.
      Besazos.

      Eliminar
  2. Vaya!! a mi también me parece que lo tendré que apuntar con esa reseña es difícil decir no... me gusta bastante este tipo de lecturas. Besillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marilú.
      Es un libro absorbente desde la primera página. Te sumerges en la lectura y no lo puedes dejar.
      Un besazo, pero enorme.

      Eliminar
  3. Ya le tenia puesto el ojo a éste,pero con tu reseña ni lo dudo ni un momento,gracias a tí tambien descubri a Thilliez así qué,¿para qué pensármelo más?,en cuanto acabe con el que estoy voy a por él.Mil gracias y millones de besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Nuria!
    Gracias a ti, a millones.
    Me alegra haberte convencido y también saber que descubriste Thilliez gracias a mí.
    No lo dudes un momento, porque te va a enganchar desde el prólogo.
    Cienes y cienes de besos.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan este tipo de novelas y la verdad es que no había oído nunca hablar de este autor. Así que apuntada queda en mi libreta de lecturas pendientes. Gracias por esta gran reseña! Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Aurora Lejana!
    Bienvenida a la que es ya tu casa.
    Si te gustan este tipo de novelas no te pierdas a Thilliez (también está reseñado).
    Creo que Bentow será un tío que dará mucho que hablar.
    Besotes.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...