8 de mayo de 2012

Naturaleza casi muerta (Carme Riera)

Datos técnicos
Título: Naturaleza casi muerta
Autor: Carme Riera
Editorial: Alfaguara
Primera edición: Enero de 2.012


Sinopsis
En noviembre de 2007 el estudiante Erasmus Romain Lannuzel, alumno de la Universidad Autónoma de Barcelona desapareció misteriosamente sin dejar rastro.
El hecho, todavía no esclarecido, da pie a esta novela, que parte, asimismo de otra misteriosa desaparición, la de Costantinu Iliescu, estudiante rumano. Su novia y dos de sus compañeros Erasmus denuncian los hechos y remueven cielo y tierra para encontrarlo, pero tanto la policía como las autoridades universitarias creen que Iliescu se ha marchado voluntariamente. 
Sin embargo pronto tendrán que cambiar de opinión. Los acontecimientos que se suceden tras la desaparición del estudiante rumano evidencian que algo terrible, oscuro y macabro está pasando en la universidad.
Un equipo de policías, entre los que destaca la subinspectora Manuela Vázquez, inicia una exhaustiva investigación en la que las pistas falsas y los posibles sospechosos se multiplican. Pero a pesar de sus pesquisas y esfuerzos no logran encontrarlo. 
En la mente de profesores, policías y alumnos se cierne la espesa sombra de quien parece ser un meticuloso y sanguinario asesino.
Carme Riera hace suyos los mejores elementos del género negro para crear en el lector un estado de tensión y suspense que se mantiene hasta la última página. Su prosa es evocadora, casi cinematográfica, y sabe combinar con brillantez la intriga, la ironía y la crítica social.


Autor
Carme Riera (Palma de Mallorca) se dio a conocer en 1975 con Te deix, amor, la mar com a penyora (Te dejo, amor, en prenda el mar), una recopilación de cuentos que, desde entonces, no ha dejado de reeditarse. Ha publicado diversas novelas: Dins el darrer blau (En el último azul, Alfaguara, 1995), premios Nacional de Narrativa, Josep Pla, Crexells, Lletra d’Or y Premio Vittorini a la mejor novela extranjera publicada en Italia en el año 2000; Cap al cel obert (Por el cielo y más allá, Alfaguara, 2000), Premio de la Crítica Serra d’Or; La meitat de l’ànima (La mitad del alma, Alfaguara, 2005), Premio Sant Jordi 2003, y L’estiu de l’anglès (El verano del inglés, Alfaguara, 2006). 
También es autora de la antología El hotel de los cuentos y otros relatos de neuróticos (Alfaguara, 2008). 
Su obra ha sido traducida al inglés, alemán, italiano, portugués, ruso, griego, holandés, francés, rumano, hebreo, árabe, turco, húngaro y eslovaco.
En el mes de abril se convirtió en la sexta mujer académica de la Lengua, ocupando el sillón "n".


Argumento
A principios de noviembre de 2.008, el campus de Bellatera está invadido por grupos que protestan contra el plan Bolonia y las clases se han suspendido. 
Dos estudiantes Erasmus, Laura y Domenica, denuncian la desaparición de un compañero suyo,  Constantin, del que no tienen noticias desde hace unos días.
Pero nadie les hace caso, ni las autoridades académicas ni la policía, porque todos piensan que su fuga ha sido voluntaria.
Pero las cosas empiezan a cambiar cuando aparece el primer cadáver...
¿Que mente perversa ha sido capaz de idear y elaborar un plan tan minucioso?



  • Dolors Adrover hablaba del único punto del día de aquella reunión: las medidas que debían tomarse ante la desaparición de Costantinu Iliescu, si es que debían tomarse medidas. Aunque la oración condicional no fue formulada en voz alta, a la decana de la facultad de Letras le parecía la mejor propuesta.—Desgraciadamente, el porcentaje de estudiantes que desaparecen en los primeros meses de curso es alto. Algunos ni siquiera vuelven a pisar la universidad.
  • Pese a que la decana no se sentía nada preocupada por lo que Laura Cremona y los dos estudiantes que la acompañaban consideraban una desaparición, y ella sencillamente un caso de absentismo, pidió a la profesora Casasaies que se ocupara del asunto. Que se pusiera en contacto con la familia, que buscara dónde se hospedaba Iliescu en Barcelona y que hiciera todas las comprobaciones pertinentes. Y si lo creía oportuno, pasado un tiempo prudencial, que denunciara a la policía la desaparición. Ella, de momento, no lo creía necesario, no fueran a hacer el ridículo. Además, quién sabía si con la denuncia no perjudicarían a Iliescu, acarreándole consecuencias desagradables en el futuro.



Opinión personal
Este libro lo elegí, fundamentalmente, porque me sedujo la portada, y aunque el nombre de Carme Riera me sonaba por su nombramiento como académica, nunca había leído nada suyo.
El título está inspirado en el de un bodegón del pintor alemán Georg Flegel, que termina teniendo una importancia fundamental en el desarrollo de los acontecimientos.
La portada, como he dicho anteriormente, seduce a primera vista: un bosque otoñal, lleno de hojas muertas, entre las que sobresale un brazo humano.
La sinopsis, es, igualmente, muy sugerente.
He leído en algún sitio, aunque no recuerdo donde, que ésta es la primera incursión de la autora en este género y que no lo volverá a hacer, porque le ha resultado muy difícil. En mi modesta opinión, para ser un primer intento, es imposible haberlo hecho mejor.
Porque esta obra no es una novela negra al uso: lo más importante no es descubrir quién es el culpable de los hechos, sino el ambiente que se respira durante la investigación, en la que los personajes y sus vidas juegan un papel fundamental, igual que la universidad, que pasa de ser un ente inanimado a protagonista principal de la novela.
Ambientada en la ciudad de Barcelona a finales de 2.008, los hechos suceden en un período de tiempo que abarca poco más de un mes.
Escrita en tercera persona, con un narrador omnisciente, siguiendo un orden cronológico lineal, la trama, compuesta de infinidad de historias, tanto principales como secundarias, está muy bien armada, y es, además, casi maquiavélica, porque en el libro nada es lo que parece. 
En cuanto al estilo, es lo que más me ha fascinado de todo: directo y sencillo, como en cualquier buena novela negra que se precie, he descubierto en Carme Riera una gran contadora de historias: cada vez que aparecía un personaje, tanto principal como secundario, nos contaba su vida y nos lo relacionaba con otros personajes del libro, convirtiéndola casi en una novela coral.
El ritmo es ágil y nos atrapa desde el primer momento, porque nos vemos atrapados en la telaraña de una intriga retorcida y engañosa, en la que todos mienten porque tienen algo que ocultar.
Los personajes están perfectamente caracterizados, todos y cada uno de ellos, porque la autora les da la misma importancia a todos los que desfilan por sus páginas. Posiblemente el personaje principal sea Manuela Vázquez, la subinspectora encargada de resolver el caso; poniéndole ese nombre, Carme Riera rinde un homenaje a Manuel Vázquez Montalbán, uno de los escritores más grandes que ha dado el género de la novela negra en nuestro país.
Los espacios y ambientes están también muy bien conseguidos, principalmente las descripciones de los edificios universitarios.
Y junto al estilo, lo que más me ha llamado la atención es la crítica social que esconden sus páginas: homofobia,  indigencia, grupos anti-sistema, plan Bolonia, competencias entre Policía Nacional y autonómica, las rencillas existentes en el mundo académico, la intromisión de los políticos en las investigaciones policiales porque les preocupa únicamente su cargo y no el bien de la sociedad...
El desenlace, sorprendente, por lo imprevisible, con un giro inesperado, uno de los muchos utilizados por la autora a lo largo de toda la obra.


Valoración: 8,5


Leído el 8 de Mayo de 2.012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.