26 de agosto de 2012

No todos moriréis (Antonio Jareño)

Datos técnicos
Título: No todos moriréis
Autor: Antonio Jareño
Editorial: Tagus
Primera edición: Octubre 2.014

Sinopsis
No todos moriréis es, de alguna manera, una novela diferente. La narración enlaza varias tramas simultáneas: el extraño apuñalamiento ocurrido delante de las cámaras de vigilancia de un banco, un cura de pueblo que encuentra una carta de un antecesor suyo escondida en una maleta, el dueño de una multinacional de productos cosméticos, interesado en encontrar al Judío Errante y con él el secreto de la inmortalidad… y un investigador privado, encargado de averiguar cuál es el "secreto supremo" que le ocultan a su cliente.
Así se pone en marcha un relato que nos conduce por el mundo de la investigación médica, pasando por las ideas visionarias del Premio Nobel Alexis Carrel y su amigo el aviador Lindbergh, las prisiones de la Alemania nazi o la fragilidad mediática del poder.


Autor
Antonio Jareño (Murcia, 1959) es profesor de Filosofía en un instituto. Anteriormente ha sido profesor de inglés en diversos colegios y ha trabajado en un estudio de publicidad. Está casado y tiene cinco hijos.
Aunque había ganado algún premio en concursos de relatos cortos, que lo animaron a seguir escribiendo, No todos moriréis es su primera novela.
Biografía facilitada por el autor.

Argumento
Andrés, un empleado de banca, recibe una llamada de una clienta que le dice que le está faltando dinero de su cuenta periódicamente. Decide ir a la central de seguridad del banco para comprobar quién puede estar haciéndolo. Para ello pide ayuda a su amigo Walter. Cuando están visionando las cintas de las cámaras de seguridad, presencian un robo con homicidio. Pero, sorprendentemente, observan como el cadáver "resucita" ante sus ojos.
Por otro lado, el padre Alonso encuentra unos papeles en los que un sacerdote del siglo XIX cuenta que ha visto en su iglesia a unas personas con las que coincidió 50 años antes, pero que siguen conservando un aspecto juvenil.
Por último, Magnus Ingaldsen, un científico, ansía desesperadamente encontrar el elixir de la eterna juventud.
¿Podrá un empleado de banca resolver el misterio del asesinato de su amigo? ¿Encontrará un cura de pueblo a unos personajes que deberían llevar años muertos? ¿Qué tiene que ver la inmortalidad en toda esta historia?. ¿Qué es el "secreto supremo"?.


  • "Eran ellos. Los había visto antes. Sin duda”. Durante el resto de la celebración, el padre Humberto pareció a todos más distraído que de costumbre -cosas de la edad, supusieron los que más le conocían -, pero nadie notó el brillo especial de sus ojos, a medias entre la ansiedad y la sorpresa, que delataba los sentimientos que en esos momentos le embargaban. “Sí, son ellos. Pero no es humanamente posible. No puede ser. Debo de estar demasiado viejo para este ministerio, y por eso veo visiones.”  Los recordaba de otro Sábado Santo, quizá en la iglesia de San Torcuato, en aquella aldea de nombre hidalgo que fue su primer destino como presbítero. Ya entonces le parecieron personas de alguna manera ajenas al tiempo y a la historia, diversas del ambiente pueblerino y devoto de la rural Semana Santa castellana. En aquella ocasión habían permanecido muy atentos durante toda la celebración eucarística, para desaparecer tras la solemne bendición final, como un grupo de peregrinos o de fugitivos, como una  secreta compañía ambulante de sordomudos. Debían de ser unos diez o doce, la mayoría jóvenes;  había también un par de muchachas. Reconoció sobre todo a un hombre, de unos treinta años, de barba intemporal y mirada extrañamente dulce. Los había estado echando de menos, sin saber muy bien por qué, y su imagen se había quedado fija en la memoria, como un instante que volvía una y otra vez, cada Pascua. Por eso se preguntó qué harían de nuevo allí, junto a las puertas de la iglesia del Salvador de Yecla, asistiendo a los oficios litúrgicos del Sábado Santo en el año del Señor de 1876.
  • Por eso se sorprendió Andrés cuando el parpadeo de las imágenes cada medio segundo dio paso de nuevo a la velocidad normal: el hombre, que unos minutos antes había sufrido un apuñalamiento terrible y sangriento, parecía estar recobrando la consciencia. En unos momentos, se incorporó totalmente, como si hubiera estado únicamente echando una cabezada sobre la acera. Miró a su alrededor. Cuando hubo comprobado que el agresor no se hallaba por los alrededores, se sacudió de la camisa el polvo de la acera y reanudó la marcha. Ni rastro de heridas ni de sangre. Como si todo lo ocurrido hubiera sido únicamente un tropezón tonto, sin la menor importancia.
  • El “Rectángulo” era en realidad una especie de “grupo de sabios” formado en los años setenta entre investigadores de la Universidad que se inspiraron vagamente en una vieja idea del doctor Alexis Carrel, el primer Premio Nobel del Rockefeller Institute. En la versión original, Carrel intentó en vano fundar lo que él llamaba “Institute of the man”, una institución en la que expertos en diversas materias médicas, religiosas, políticas, éticas y filosóficas trabajaban para salvaguardar la civilización occidental. La fundación del Institute tuvo lugar finalmente en Francia, en los años 40, y sus esfuerzos se vieron pronto truncados por la Guerra Mundial. En la actualidad formaban parte del “Rectángulo” unos trescientos miembros, que se reunían una vez cada dos años en el Caspary Auditorium, un salón de actos de la Universidad. El grupo tomaba el nombre del sitio donde se reunían las ocho personas del equipo de dirección, en referencia a la forma de la mesa alrededor de la cual tenían lugar las sesiones. Se trataba, en suma, de un grupo interdisciplinar de debate en el que la medicina, la filosofía, la ética y la espiritualidad trataban de compartir esfuerzos y contribuir a la mejora de la humanidad en todos los aspectos.

Opinión personal
En primer lugar, quiero dar las gracias a Antonio Jareño por haberse puesto en contacto conmigo a través de un mail para ver si me interesaba reseñar su novela. Una vez leída la sinopsis, inmediatamente le dije que sí, sin ni siquiera ponerle ni una sola de las condiciones que acostumbro a poner (como que si la novela no me llena no hago la reseña, aunque sí hago una entrada).
En cuanto me llegó empecé a leer las primeras páginas. Estaba con El club del amanecer de Don Winslow y ver que aguantaba la comparación me hizo saber, desde los primeros párrafos, que No todos moriréis no me iba a defraudar, como así ha sido.
Lo primero que llama la atención son la portada (con la sangre y la navaja) y su título, que son de lo más impactante. Este último proviene de una epístola de San Pablo a los corintios: Mirad, os revelo un misterio. No todos moriremos; Antonio Jareño, al cambiar la persona, se está dirigiendo a nosotros, lo que nos puede impresionar aún más.
La sinopsis oficial es de lo más interesante, a pesar de que a mí la palabra inmortalidad me "chirría" bastante; acostumbra a echarme para atrás en cuanto la veo escrita, pero lo del apuñalamiento a las puertas del banco me atrajo poderosamente. Por eso decidí darle una oportunidad.
Pero conforme avanzas en la lectura hay otra cosa que sorprende aún más: el blog de Antonio Jareño lleva el nombre de uno de los personajes protagonistas de la obra: Magnus Ingaldsen (ignoro si el nombre le gustaba y se lo puso al investigador, o tituló así su blog porque ya había escrito la novela).
Ambientada en multitud de ciudades (Yecla, Nueva York, Granada, Houston, Berlín, Roma, Reikiavik, Londres, París...), el cuerpo principal de la novela se desarrolla entre el 21 de Agosto y el 4 de Octubre de 2.008, un espacio relativamente corto de tiempo, en el que sucede la trama fundamental de la obra. Esto agiliza enormemente el ritmo de la novela. El año no lo pone en la obra, pero yo, que soy puntillosa hasta decir basta, me he preocupado de buscar en cual de todos coincidían la fecha y el día de la semana.
Estructurada en prólogo y dos partes, divididas a su vez en capítulos (que están numerados, fechados y subdivididos a su vez en escenas), siguiendo un orden cronológico lineal (roto por algunos breves flashbacks), está escrita en tercera persona, con un narrador omnisciente, por lo que conocemos de primera mano todas las vicisitudes por las que van pasando los actores en la obra.
La trama, muy compleja, por la multitud de subtramas que la componen, está muy bien armada, y el autor consigue ir enlazando poco a poco todas hasta que vienen a confluir en un único punto: el desenlace de la novela.
Con un estilo ágil y sencillo, con una prosa cuidada, con una gran labor documental y con algún toque de humor, tiene un ritmo rápido, fundamentalmente porque el escritor nos corta las escenas o los capítulos dejándonos con el corazón en un puño, porque tiene algunos golpes de efecto magistrales, porque la mezcla de narración y diálogo en el texto hacen la lectura muchísimo más amena y porque los cambios constantes de escenarios y personajes nos mantienen en tensión.
Los personajes están muy bien perfilados (y eso que hay infinidad de protagonistas), excepto el de la única mujer que aparece en la novela (algo que ha extrañado mucho), Laura Marco, pero, sin dudarlo, me quedo con el de Goran y sus monólogos interiores.
Las escenas y ambientes están muy logrados (maravillosa la escena del bluetooth) y me ha gustado mucho descubrir algunas curiosidades que ignoraba (como que, por ejemplo, la inmensa superficie de Berlín posibilita que en sus carreteras apenas haya atascos o el precio de la carrera de un taxi).
El desenlace está plagado de giros y más giros, que desembocan en un final completamente inesperado. Cuantas más páginas iba leyendo y más me iba enganchando a la novela, más miedo me iba dando cuando pensaba cómo iba a ser capaz del autor de encajar todas las piezas que iban componiendo la trama. Y lo ha hecho como si de un puzzle se tratara, colocándolas una por una, hasta que ha conseguido unirlas todas sin que nada desentone. 
Aunque el tema de la inmortalidad y la búsqueda de la "eterna juventud" es algo muy manido, Antonio Jareño ha conseguido darle un toque de originalidad, escribiendo una novela de intriga que te atrapa desde sus primeras páginas y que no te deja parar de leer hasta que no la terminas.


Puedes comprar la novela aquí.

Valoración: 8,5

Leído el 25 de Agosto de 2.012




20 comentarios:

  1. No se que decirte.... sinceramente no me atrae más que por las buenas sensaciones que te ha producido. Creo que lo dejo en stand by esperando su momento. Eso sí, apunto el título.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mientras!
      Si es por la inmortalidad, te aseguro que la trata de una manera bastante científica, no religiosa.
      Besos.

      Eliminar
  2. Qué quisquillosa eres joía, yo que venía a hacerme publicidad y ya me dices de entrada "que nanay de la china". ¡En que ve tu también! En fin, pos hablaremos de la reseña, (qué se le va a hacer).

    ¡Magnifica! te has esmerado, sin soltar ni un "spoiler" (lo dicho, ni una mala publicidad pa mí) y lograste darle el interés que se merece la novela de Antonio Jareño. ¡Felicidades, excelente reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Frank!
      Muchísimas gracias por tu comentario y lo que dices de mi reseña.
      Detesto los "spoiler", así que procuro ser muy cuidadosa.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Me alegro de que te haya gustado tanto. Yo estoy justo con esta, y si hoy tengo un dia tranquilo le daré un buen empujón a la lectura, que en un principio me está gustando. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Xula!
      Pues espero que le des un buen empujón y en cuanto lo consigas no la podrás soltar.
      Ya veré la reseña en tu blog.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola Montse. Muy buena tu reseña. Ya he leído más de una reseña positiva sobre esta novela. Yo ya la tengo y no creo que tarde mucho en leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marian!
      Muchísimas gracias.
      Es un buen libro, por lo que todas las reseñas deben, en principio, ser positivas.
      No dejes de pasar la oportunidad de leerla, porque te sorprenderás.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola ese libro se lee muy interesante, además me gusta mucho la portada, espero que disfrutes leyéndolo.
    Te sigo por el blog. Si quieres pásate por el mio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laura!
      Bienvenida. He disfrutado leyéndolo muchísimo, porque es muy bueno.
      Ya pasé por el tuyo y me ha gusto mucho.
      Nos seguimos y nos leemos.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Pues primera vez que sé de esta novela y, por las buenas sensaciones que te ha dejado, me la llevo apuntada. Sí que la inmortalidad es un tema bastante "arriesgado", depende del enfoque desde el que se trate. Aunque ya veo que cumple en este caso.

    A ver si le hago un huequín.

    Estupenda reseña

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rober!
      Muchas gracias.
      Pues sí, la inmortalidad es algo bastante difícil de tratar. Pero es el segundo libro que leo sobre el tema en lo que va de año (el otro es La saga de los Longevos, que te garantizo que será el fenómeno editorial de 2012) y que no me han "chirriado".
      Ve haciéndole un huequín (o un huecón, como veas).
      Un beso.

      Eliminar
  7. Yo la estoy leyendo ahora mismo y me está gustando mucho! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rayco!
      Bienvenido.
      Me alegra que coincidamos sobre la novela.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Me lo apunto ;) aunque ahora mismo estoy en fase de "recuperar clásicos" (libros que prometí leer y no lo hice!!) alguna sugerencia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, ANNaBel!
      A mi me gusta mucho Austen, aunque si me dan a elegir, cualquiera de John Irving.
      Un beso.

      Eliminar
  9. A mí también me la has presentado. No tenía ni idea. Y si pretendes convencerme para que la lea, no te esfuerces más. Caerá.
    Besos
    Lupa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lupa!
      Pues es una novela estupenda, que dará mucho que hablar.
      Gracias por reconocer el esfuerzo, jajaja!
      Un beso.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Hola, Concha!
      Sí y, además, ahora la están reseñando muchos blogs comunes y las opiniones son unánimes.
      Besindios.

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...