8 de septiembre de 2012

El psiquiatra (Arno Strobel)

Datos técnicos
Título: El psiquiatra
Autor: Arno Strobel
Editorial: Pàmies
Primera edición: Junio de 2.012

Sinopsis
El psiquiatra Joachim Lichner fue condenado a trece años de cárcel por el asesinato de una niña gracias al testimonio de su novia, que posteriormente inició una relación sentimental con Bernd Menkoff, uno de los detectives de policía encargados del caso. 
Todo esto hizo que Alex Seifert, compañero de Menkhoff en la investigación, siempre tuviera dudas razonables sobre la culpabilidad del psiquiatra y el papel de su colega en toda la trama.
Ahora, quince años después, su recelo reaparece con fuerza cuando una llamada anónima sobre la desaparición de una niña coloca a ambos policías nuevamente ante el psiquiatra, el supuesto padre de la desaparecida, desatando los odios y rencores acumulados durante todo ese tiempo. 
Una historia con giros inesperados y ritmo enloquecido. Una historia de odios viscerales y venganzas postergadas. Una historia donde nada es lo que parece.

Autor
Este informático alemán, nacido en 1962, decidió poner a prueba sus inclinaciones literarias tras cumplir los cuarenta. Así, tras tres años de investigación surgió Der Magus (2.007), que fue inicialmente rechazada por diversas editoriales. El autor decidió sacarla al mercado él mismo y en pocas semanas el libro se agotó, al igual que una posterior segunda edición. Entonces, Strobel recibió un aluvión de ofertas de editoriales alemanas de prestigio, y vendió los derechos de traducción a una decena de países. 
Su segunda novela Castello Cristo (2.009) fue nuevamente un éxito editorial. Pasillo oculto (2.010), su tercera novela, logró desbancar de lo alto de las listas alemanas al Millenium de Larsson, vendiendo hasta la fecha más de 100.000 ejemplares.

Argumento
En el año 1.994 desaparece una niña de cuatro años. El psiquiatra Joachim Lichner es acusado de su muerte y condenado gracias al testimonio de su pareja Nicole, que posteriormente se convirtió en la compañera sentimental de uno de los investigadores del caso, Bernd Menkoff.
En 2.009, quince años después, Menkoff recibe una llamada anónima en la que es informado de la desaparición de una niña. Cuando él y su compañero, Alex Seifert, que también participó en la investigación anterior, se presentan en el domicilio indicado, cual no será su sorpresa cuando se reencuentran con un viejo conocido, el psiquiatra, y descubren que la presunta desaparecida es hija suya.
¿Qué pasó realmente en 1.994? ¿Dónde está la hija del psiquiatra? ¿Quién es quién en esta historia?.

  • Trece años, un mes y diez días. Ahora leería aquello por última vez. Se había terminado. En los últimos meses le habían permitido abandonar el centro en varias ocasiones. Su tercer grado, previsto para acostumbrarlo paulatinamente a una vida sin rejas. Aún así, le obligaban a regresar antes de las siete de la tarde. Pero también aquello se había terminado.
  • Juliane vivía junto a sus padres al final de una calle sin salida en Steinebrück, un barrio de Aquisgrán, justo al lado de un pequeño parque infantil con zona de juegos. A Petra Körprich no le había parecido peligroso dejar que su hija de cuatro años jugara sola en el exterior mientras terminaba de preparar la comida. Aquella calle tan pequeña era transitada únicamente por sus escasos vecinos y, además, el parque podía vigilarse bastante bien desde la ventana de la cocina. Pero cuando Petra se acercó a mirar después de recoger el lavavajillas, Juliane había desaparecido. Diez minutos después llamó a su marido a la oficina; una hora más tarde a la policía.
  • Durante tres largos días, auxiliados por cientos de voluntarios, registramos toda la zona hasta que se confirmó la más terrible de las sospechas: unos compañeros nuestros hallaron finalmente a la niña en el bosque de Aquisgrán, oculta tras un arbusto, no demasiado apartada de Monschauer Strasse, sólo unos cientos de metros más allá de su hogar familiar. Juliane había sido estrangulada, su delicado cuerpecito introducido en una bolsa azul de plástico y finalmente arrojada al bosque, como si de basura se tratase.
  • —Alex, ¿qué ocurre?—insistió Mel, y noté la preocupación que la embargaba—. Cuéntame qué te pasa, por favor. 
    Se me acercó y me acarició la nuca. 
    Retiré la cabeza un poco, sólo un poco, para poder establecer un contacto visual. 
    —Es posible que... en aquella época... entonces... Es posible que encerráramos a un inocente.

Opinión personal
Conocí a Arno Strobel con Pasillo oculto, un thriller psicológico y claustrofóbico, que me descubrió a un gran autor. En cuanto vi esta novela no me pude resistir.
La portada es muy similar a la anterior, tanto que, si no lees la sinopsis, dudas qué libro es cuál. Pero, antes de continuar, este libro es mejor que Pasillo oculto, por una sencilla razón: el autor estropeó un buen libro con un final un poco "extraño", por lo menos para mi gusto, y aquí ha conseguido uno perfecto, a la altura de la novela, aunque su estilo sigue basándose en los mismos esquemas que le catapultaron a la fama: intriga psicológica, personajes con un carácter muy marcado (los buenos, los malos y los peores) y hacernos dudar hasta de la duda.
Ambientada en Aquisgrán (Alemania), en los años 1.994 y 2.009, esta novela compuesta por dos historias relacionadas entre sí narradas con una diferencia de quince años, está escrita en primera persona, con un narrador/personaje (Alex Seifert) y estructurada en un prólogo (del 2.007) y 65 capítulos numerados, fechados e, incluso, algunos de la parte presente, con horario.
Siguiendo un orden cronológico lineal, apenas roto por algunos breves flashbacks (a pesar de narrarnos dos historias desarrolladas en dos períodos de tiempo diferentes), la trama está muy bien enlazada y el autor consigue trenzar perfectamente ambos momentos.
Con un estilo sencillo y directo, su ritmo es muy ágil, en algunos capítulos podríamos decir trepidante;  aunque las descripciones son muy precisas, en ningún momento se resiente, convirtiéndose en algunas páginas en vertiginoso, valiéndose de una intriga psicológica que pocos autores son capaces de conseguir; además, se sirve de cortes de capítulos, de que éstos son en ocasiones muy cortos, de que el tiempo en el que se desarrollan los hechos es reducido (y además nos va informando de la hora en que se producen los sucesos), de giros imprevistos y de golpes de efectos que son casi clímax.
Los personajes son muy complejos, cada uno de ellos con una personalidad muy marcada, completamente redondos; tanto, que a lo largo del libro vamos sospechando de unos y de otros sin tener muy claro con cuál  de ellos quedarnos como culpable.
Las escenas y ambientes están muy bien logrados; la del registro, por ejemplo, consigue provocarnos auténticas náuseas; y la lectura de los expedientes psicológicos es indescriptible, de una gran crudeza (pocas veces he leído algo tan duro en toda mi vida).
El desenlace insospechado, con multitud de giros literarios, que nos llevan a un final inesperado y sorprendente.


Valoración: 8,5

Leído el 6 de Septiembre de 2.012







16 comentarios:

  1. Le había echado el ojo a este libro, pues sólo con la sinopsis ya me parecía interesante, pero tras leer la reseña me has convencido, así que va de cabeza a mi lista.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy bueno, Kayena. No te da tregua ni un minuto.
      Besitos.

      Eliminar
  2. Me encantan esos libros que te hacen dudar de todo y de todos, y si además tienen esos personajes tan redondos va a la lista de pendientes sin dudarlo.

    Un beso shakiano, que te lo debía :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Shaka!
      Recibido el beso que me debías, preciosa :))))
      Strobel es muy bueno para mantenerte en tensión durante toda la novela.
      Un besindio (o cienes).

      Eliminar
  3. Si te digo que pichí pichá.... no terminó de convencerme la historia, se me quedaba parada en algunos momentos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mientras!
      Pues si a mi se me hubiese parado en algún momento me habría venido bien, así habría podido respirar.
      Besitos.

      Eliminar
  4. TENGO GANAS DE LEER ESTA NOVELA HE LEIDO MUCHAS RESEÑAS Y EN TODAS ELLAS LE DAN MUY BUENOS PUNTOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mari Carmen!
      Pues si tienes ganas, no la dejes pasar.
      Te garantizo que no te vas a arrepentir.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Después de leer un par de reseñas me decidí a comprarlo. Tu reseña me confirma que me espera una muy entretenida lectura...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había leído ninguna reseña, pero como me gustó tanto "Pasillo oculto", aunque para mi gusto lo estropeó con un fil un poco extraño, no tenía ninguna duda.
      Seguro que te entretienes (o, por lo menos, no puedes desengancharte).
      Besitos.

      Eliminar
  6. Intriga psicológica, no me digas más. Lo quieroooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tuyo es, jajaja!
      Es más que intriga psicológica, pero... hasta aquí puedo leer sin destriparlo.
      Besos.

      Eliminar
  7. Pickwick (pickwick@movistar.es20 de diciembre de 2012, 2:27

    Acabo de terminarlo. Con esfuerzo, mucho esfuerzo - al igual que con las peliculas, me agobia dejar un libro a medias -. No recuerdo haber leído nada peor desde lo de Millenium.

    No quiero criticar a los que les haya gustado. Muchas veces, la intriga de una trama te envuelve tanto que se pueden olvidar los defectos formales. Y he de reconocer que en esta novela la intriga funciona.

    Pero todo lo demás es ridículo: el intento de retratar la complejidad psicológica de los personajes los convierte en simples necios; el ritmo supuestamente agil deviene en una narrativa muy pobre; la estructura formal - los cortes de los capítulos - junto con el ocultamiento deliberado de información sólo tiene por objeto intrigar chapuceramente al lector; el desenlace es propio de series baratas de TV.

    En resumen, que si te has imaginado toda la trama - lo que ha sido mi caso - y pierdes la intriga por cuál puede ser el desenlace, la novela te puede parecer grotesca.

    Vuelvo a Benjamín Black ahora mismo, necesito desquitarme.

    P.D.: Siento que mi primer post en tu blog haya sido muy crítico, pero seguro que en otros comentarios coincidiremos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      No te preocupes por tu crítica, me encanta el intercambio de pareceres, siempre y cuando sea con respeto (como ha sido tu caso).
      Coincido contigo en que Black es mucho mejor. Por ejemplo, "El secreto de Christine" y "El otro nombre de Laura" me encantaron.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Pickwick (pickwick@movistar.es)21 de diciembre de 2012, 1:45

    Hola, Montse:

    Muy agradecido por tu amable comentario, sobre todo después de mi exabrupto inicial.

    Es que, literalmente, acabé la novela anoche diez minutos antes de escribir mi comentario. Me sentí algo así como estafado - no por tu crítica, que no la conocía, sino por lo que considero tanta trampa burda argumental -. De ahí mi salida de tono.

    Respecto a Black, he empezado a leer hoy "El secreto de Christine" y ya las primeras páginas me están cautivando. Había leído hace muy poco "Muerte en verano", con cierta desconfiaza. Viniendo de Bambille, me temía una novela policiaca pomposa, afectada e "intelectualoide" en exceso. Pero me equivoqué de plano: me encantó, de lo mejor que he leído este año. Por lo que he comprado los cuatro primeros libros de la saga y voy a darme un empacho de Black.

    Seguiremos comentando más libros.

    Otro beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo!
      Como ya te dije el otro día, con respecto puedes decir en este blog lo que te apetezca.
      Afortunadamente hay tantos libros como lectores y si todos tuviéramos el mismo gusto esto sería muy aburrido.
      Los libros de Black, firmando con seudónimo, son muy buenos, con tramas muy complicadas que te enganchan desde la página -10.
      Besotes.
      P.S.: te espero por aquí siempre que quieras, aunque sea para exabruptos :))))

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.