2 de octubre de 2012

Las cosas que amamos (Pam Jenoff)

Datos técnicos
Título: Las cosas que amamos
Autor: Pam Jenoff
Editorial: Debolsillo
Primera edición: Junio de 2.012

Sinopsis

La vida de Charlotte Gold, una implacable e independiente abogada experta en el Holocausto, cambia irreversiblemente el día en que Brian Warrington, el hombre que le rompió el corazón, le pide ayuda para defender a su cliente, Roger Dykmans, acusado de colaboracionismo nazi.

Convencida de su inocencia, Charlotte viajará hasta Polonia en compañía de Jack, abogado principal del caso y hermano de Brian, tras el rastro de un antiguo reloj que pasó de generación en generación y que esconde en su interior la única prueba capaz de salvar a su cliente. 
En su búsqueda de la verdad Charlotte será testigo de una conmovedora historia de amor, traición y redención.


Autor
Pam Jenoff es una autora consolidada con varias obras publicadas en el mercado anglosajón. Criada en Filadelfia, estudió en la Universidad George Washington, donde obtuvo una licenciatura magna cum laude en relaciones internacionales. Más adelante se licenció en historia en la Universidad de Cambridge, Inglaterra. 
Ha trabajado como asistente especial del secretario del ejército en el Pentágono y como funcionaria del consulado de Estados Unidos en Cracovia durante más de dos años. 
Fue durante esa estancia en Polonia cuando comenzó a investigar las relaciones judío-polacas y el Holocausto. Hoy en día sigue escribiendo artículos sobre este particular y asesora a diversas organizaciones. 
En 1.998 finalizó su servicio exterior para asistir a la facultad de derecho en la Universidad de Pensilvania. Actualmente vive en Filadelfia y compagina su trabajo como profesora de derecho con su faceta de escritora. 
Las cosas que amamos es su primera novela publicada en castellano.

Argumento
Charlotte es una abogada del turno de oficio que se dedica a la defensa de delincuentes juveniles. Un día, su ex, Brian Warrington, que la abandonó por otra y al que hace diez años que no ve, le pide que le ayude en un caso: Roger Dykmans está acusado de colaborar con los nazis y de entregarles a su hermano, Hans, que se dedicaba a salvar judíos.
Marcha a Europa para intentar desvelar los misterios que se esconde el asunto y allí se reencuentra con Jack, hermano de Brian.
Juntos, los tres deberán buscar un reloj, que contiene la única pista que podrá salvar a su cliente de ser condenado.
¿Qué contiene ese reloj de aniversario? ¿Qué relación existía entre Hans y Roger en el pasado¿ ¿Y entre Jack y Brian en el presente?.


  • Unos historiadores han sacado a la luz recientemente unos documentos que parecen implicar a Roger. Aseguran que traicionó a su hermano durante la guerra, a consecuencia de lo cual detuvieron a Hans y mataron a varios cientos de niños judíos a los que estaba intentando salvar.
  • Johann llevaba casi un año trabajando en el reloj. Todas las noches, después de que Rebecca se quedara dormida a su lado con una respiración leve y pausada que se hacía más profunda cuando empezaba a soñar, salía a hurtadillas de la casa e iba a la pequeña habitación situada detrás del establo que le servía de taller. Allí trabajaba con ahínco hasta que se le terminaba el cabo de vela que se había llevado de la cocina, y a veces, cuando la vela era un poco más larga y resistente, hasta que los estorninos empezaban a llamarse los unos a los otros por encima de las colinas, anunciando el amanecer. Entonces volvía a la casita y se metía sin hacer ruido entre las sábanas, se apretaba contra el cálido cuerpo de Rebecca, le rodeaba con las manos el vientre cada día más redondeado, y al cabo de una hora volvía a levantarse para atender al ganado.
  • Había oído hablar de las deportaciones de judíos, por supuesto, pero esos traslados se hacían de los pueblos a las ciudades y solo eran rumores, nada confirmado. A pesar de todo lo que había ocurrido, parecía imposible que estuvieran encerrando a los judíos de Breslau, personas cultas, comerciantes y artesanos, delante de sus narices, en el centro mismo de la ciudad y a plena luz del día.


Opinión personal
Quiero empezar diciendo que Las cosas que amamos me ha dejado una sensación un poco extraña: el libro está muy bien, el argumento es magnífico, pero me parece que una historia de este calibre habría dado para una novela muchísimo más larga si se hubieran desarrollado más los personajes y las escenas, que apenas están esbozados, más siendo la autora una experta en Holocausto, un tema del que siempre se puede sacar mucho partido.
El título y la portada son preciosos, así como la sinopsis, que nos engancha, pero es mucho menos de lo que promete.
La he catalogado como narrativa extranjera aunque también tiene características de la novela histórica, del thriller e incluso de la romántica. Me he tenido que decidir por una y lo he hecho por la que puede abarcar todas.
Ambientada en Filadelfia, Munich y otras ciudades europeas en su parte presente (que se corresponde con el año 2.009), y en varias ciudades del viejo continente en la pasada, la novela, muy corta, está estructurada en quince capítulos y un epílogo, alternándose pasado y presente, siguiendo un orden cronológico lineal en la actualidad y discontinuo en el resto, con una temporalización anacrónica en retrospectiva y prospectiva.
Escrita en tercera persona, con un narrador omnisciente, la trama está muy bien trabada, enlazando perfectamente las historias de la que se compone.
El estilo es sencillo y fluido, con un ritmo constante, bastante lento para mi gusto, aunque la intriga que nos acompaña durante toda nuestra lectura nos hace que continuemos leyendo para saber qué paso; también la utilización de algunos giros imprevistos e insospechados lo agilizan en algunos momentos.
Como he dicho anteriormente, los personajes y las escenas son demasiado esquemáticos para mí. No he sido capaz de identificarme con ninguno y tampoco conseguía situarme físicamente en los lugares mencionados.
Por otra parte, me ha sorprendido que una persona entendida en la materia no emplee, por ejemplo, la palabra mezuzá y escriba: ... según dedujo Anneke por la débil marca que había junto a la puerta, de donde antes colgaba el libro de oraciones. No sé si porqué lo pone en boca de alguien que no conoce el término o porque no se ha documentado lo suficiente. Llamadme "pijotera" si queréis, pero esos fallos no los puedo soportar.
El desenlace no me ha sorprendido en absoluto, pero sí me ha gustado. Es más, ha hecho cambiar de idea a una radical, que ahora piensa que los matices del gris también existen, que en algunos casos es posible una excepción al "o blanco o negro".
Y estaréis pensando: si Montse nunca reseña lo que no le llega totalmente, ¿por qué hay una completa en este caso?. Pues por lo que he dicho al principio: el argumento es muy bueno, la secuenciación temporal es maravillosa, porque he aprendido algunas cosas curiosas y, pensad si queréis que soy rara, porque sigo siendo una romántica incorregible.
El párrafo más impresionante, sin duda, del libro:

  • Pues, por lo general, procesar a los criminales de guerra nazis es un juego de azar. Algunos países, como Siria y, por increíble que parezca, Austria, se niegan a colaborar con la comunidad internacional. Suecia tiene una ley de prescripción y por ese motivo no puede iniciar procesamientos. Otros, como los estados bálticos, colaboran simbólicamente, pero en la práctica nunca ponen un pleito contra nadie que pueda ser juzgado. Les interesa más procesar a antiguos dirigentes comunistas.


Valoración: 8

Leído el 2 de Octubre de 2.012





Montse Martín 




14 comentarios:

  1. Había visto este libro un montón de veces en la librería pero por la portada no imaginaba que iba a ser de esta temática. Me encantan los libros que hablan de la época nazi (¿será masoquismo para pasar angustia?) así que sin duda va a mi lista de deseados.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Si te gustan los libros de esta temática, mejor "El hombre de Grafeneck", "El invierno del mundo", "La búsqueda" o "Tres colores en Carinhall".
      Besos.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por este blog que tienes Montse...veo que le dedicas mucho tiempo y también que te gusta la lectura a rabiar...
    Soy sincero es la primera vez que aparezco por aquí, dejando un comentario...por que pasar si he pasado pero de incognito...
    Me encantara leerlo, una vez que he leído esta entrada tuya, la lista se hace larga...

    Un abrazo y besindios....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Antonio!
      Muchas gracias. El tuyo también es estupendo y tienes una "miembra" más.
      No importa lo del dejar comentarios (aunque me gustan). Si pasas por aquí de vez en cuando ya me haces feliz :))))
      Besotes.

      Eliminar
  3. Pues no conocía el libro pero me ha llamado la atención a pesar de las pegas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, albanta!
      Para gustos se hicieron los colores y nadie está en posesión de la verdad absoluta.
      Un besazo.

      Eliminar
  4. Creo que tienes razón, que quizás esté todo un poco condensado y que necesitara más páginas pero a mí me resulta muy atractiva así que me la llevo. Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yossi!
      Pues toda tuya. Espero que la disfrutes, porque la historia es muy buena.
      Besitos y gracias a ti.

      Eliminar
  5. Si los personajes son esquemáticos no me lo apunto porque luego me pasa que metidos en una buena historia me dejan con mal sabor de boca y mira que esta historia es de las mias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fesaro!
      Pues en el blog hay, por lo menos, cuatro libros con esa temática (entiendo que nazismo) que son infinitamente mejores.
      Besotes.

      Eliminar
  6. En primcipio, y aunque la sinopsis está muy bien escrita (es un gancho en toda regla) la temáticacno me hubiera atraído. Si además me dices que los personajes no están bien perfilados, menos aun.
    Y de pijotera nada. Como lectores tenemos derecho a marcar nuestras pautas. Que carajo!! JejE
    Besos
    Lupa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lupa!
      Muchísimas gracias.
      Soy pijotera y lo reconozco. Y cada vez más, que es peor, jajaja!
      Besotes.

      Eliminar
  7. Aunque esta es una de esas temáticas que casi han conseguido saturarme, por lo explotada que siempre ha sido (cosa muy comprensible, por otro lado) me llevo la novela que hoy nos traes apuntada. Por lo ligera y por el buen argumento del que nos hablas :)

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rober!
      Hay demasiados libros sobre este tema, pero sigue siendo, desgraciadamente, algo que sigue vivo.
      Un beso enorme.

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.