8 de octubre de 2012

Misión Olvido (María Dueñas)

Datos técnicos
Título: Misión Olvido
Autor: María Dueñas
Editorial: Temas de Hoy
Primera edición: Septiembre de 2.012

Sinopsis
Incapaz de recomponer sus propios pedazos, la profesora Blanca Perea acepta a la desesperada lo que anticipa como un tedioso proyecto académico. Su estabilidad personal acaba de desplomarse, su matrimonio ha saltado por los aires. 
Confusa y devastada, la huida a la insignificante universidad californiana de Santa Cecilia es su única opción. El campus que la acoge resulta, sin embargo, mucho más seductor de lo previsto, agitado en esos días por un movimiento cívico contrario a la destrucción de un paraje legendario a fin de construir en él un enorme centro comercial.
Y la labor que la absorbe (la catalogación del legado de su viejo compatriota Andrés Fontana, fallecido décadas atrás) dista enormemente de ser tan insustancial como prometía.
A medida que se afana en vertebrar la memoria de aquel hispanista olvidado, junto a ella va ganando cercanía Daniel Carter, un colega americano veterano y atractivo que no ocupa el sitio que debería ocupar. 
Entre ambos hombres, uno a través de sus testimonios póstumos y otro con su complicidad creciente, Blanca se verá arrastrada hacia un entramado de sentimientos encontrados, intrigas soterradas y puertas sin cerrar.
¿Por qué nadie se preocupó nunca de rescatar lo que Andrés Fontana dejó a su muerte? ¿Por qué, después de treinta años, alguien tiene interés en que todo aquello se destape al fin? ¿Qué tiene que ver la labor inconclusa del viejo hispanista con todo lo que está ocurriendo ahora en Santa Cecilia? ¿Qué le movió a desempolvar la historia no contada de las misiones del Camino Real? 
Antes de encontrar respuestas, Blanca aún tiene mucho que entender. Amores cruzados, certezas a medias e intereses silenciados que acabarán por salir a la luz. Viajes de ida y vuelta entre España y Estados Unidos, entre el presente y el pasado de dos lenguas y dos mundos en permanente reencuentro.
Entre el hoy y el ayer de aquellos trasterrados que, saltando fronteras y obstáculos, vivieron a caballo entre ambos empujados por la necesidad, el deber o la pasión.
Desde los viejos franciscanos que a lomos de mulas fundaron las míticas misiones californianas a los hispanistas y escritores exiliados que a pesar de la nostalgia nunca lograron regresar. De los militares norteamericanos que llenaron la España agridulce de los años cincuenta de bases, dólares y cigarrillos rubios a un impetuoso estudiante dispuesto a cualquier cosa por una mujer. 
Con todos ellos entreverados en la propia historia de Blanca, Misión Olvido compone una narración emotiva e intensamente humana. Una novela luminosa, un tributo a las segundas oportunidades, la reconciliación y la reconstrucción.
El reencuentro con la autora que nos cautivó entre costuras y nos volverá a seducir con una misión inolvidable.


Autor
Según su página web, María Dueñas nació en Puertollano (Ciudad Real) en 1.964. Doctora en Filología Inglesa y profesora titular en la Universidad de Murcia, actualmente en excedencia.
A lo largo de su carrera profesional ha impartido docencia en universidades norteamericanas y participado en múltiples proyectos educativos, culturales y editoriales.
En 2.009 irrumpe en el mundo de la literatura con El tiempo entre costuras, la novela que se ha convertido en el gran éxito editorial de los últimos años y que ha cautivado por igual a lectores y crítica.
Misión Olvido, publicada en 2.012, es su segunda novela.

Argumento
La profesora Blanca Perea ha sido abandonada por su marido.
Para intentar rehacer su vida, solicita una beca en una universidad desconocida de California, en la que tiene que reconstruir el legado de un exiliado español, Andrés Fonseca, que dedicó su vida a investigar la más de veintena de misiones franciscanas que componían el llamado Camino Real.
Pero lo que empieza siendo un mero trabajo, termina convirtiéndose en algo personal...


  • A veces la vida se nos cae a los pies con el peso y el frío de una bola de plomo. Así lo sentí al abrir la puerta del despacho. Tan próximo, tan cálido, tan mío. Antes. Y, sin embargo, a simple vista, no había motivo para la desazón. Todo permanecía tal como yo misma lo había dejado. Las estanterías cargadas de libros, el panel de corcho repleto de horarios y avisos. Carpetas, archivadores, carteles de viejas exposiciones, sobres a mi nombre. El calendario congelado dos meses atrás, julio de 1999. Todo se mantenía intacto en aquel espacio que durante catorce años había sido mi refugio, el reducto que curso a curso acogía a manadas de estudiantes perdidos en dudas, reclamos y anhelos. Todo seguía, en definitiva, igual que siempre. Lo único que había cambiado eran los puntales que me sostenían. De arriba abajo, en canal.
  • En un par de minutos supo lo que tenía que saber. Que Alberto se había ido de casa. Que la supuesta solidez de mi matrimonio había saltado por los aires en los primeros días del verano, que mis hijos ya volaban por su cuenta, que había pasado los dos últimos meses intentando ajustarme torpemente a mi nueva realidad y que, al enfrentarme al nuevo curso, me faltaba la energía para mantenerme a flote en el mismo escenario de todos los años: para agarrarme una vez más a las rutinas y responsabilidades como si en mi vida no hubiera habido un corte tan limpio y certero como el de la carne atravesada por el filo de un cristal.
  • Los únicos que ya están silenciados para siempre son los muertos. Los demás, incluso en la distancia, siguen siendo hijos de esta patria, mantienen viva su memoria y ennoblecen nuestra lengua con su palabra. Ignorarlos y perpetuar la escisión dolorosa que separa a los de fuera de los de dentro solo contribuirá a deformar aún más el desarrollo intelectual de nuestro país.

Opinión personal
Lo primero que tengo que hacer es pedir disculpas, porque no sé como saldrá esta reseña. Os cuento: mientras leo voy tomando notas en el iPad y anoche viendo el partido de mi Atleti, con los nervios de que podíamos ponernos colíderes, no sé que hice pero todo desapareció. Y os preguntaréis: ¿y por qué no usas el iCloud o el Dropbox para tener copias de seguridad? Pues muy simple: porque soy bastante torpe y esas palabras me suenan, poco menos, que a enfermedades terminales.
Y lo segundo decir que reconozco que María Dueñas es una gran escritora, pero a mí no me termina de llenar todo lo que debería, ni con El tiempo entre costuras ni con éste. Es buena, sus libros tienen una gran historia detrás, los personajes están muy trabajados, igual que los escenarios, pero a mí me falta algo. No sé qué, pero sé que no está.
La conocí gracias a mi hermana, que me recomendó el primero, y he leído el segundo también por una recomendación suya. Ella fue la que me descubrió a Austen, a Hardy, a Eliot y, sobre todo, a mi adorado John Irving; pero con María no sé si volveré a repetir.
Sé que es casi un sacrilegio lo que estoy diciendo, pero es lo que siento. Y el libro se ha salvado por las últimas cien páginas, porque estaba viendo que no lo reseñaba; y todos los que me seguís sabéis lo que significa eso.
Lo primero que llama la atención del libro es su título: Misión Olvido. Para mí, una vez terminado, puede tener dos significados: la misión franciscana protagonista de la novela y la "misión olvido" que empieza Blanca después de que su vida se derrumbe.
Después, que la protagonista sea una profesora universitaria como María Dueñas, que nos puede llevar a pensar cuánto de ella ha volcado en su personaje.
Y, por último, un principio de esos que te ponen los pelos como escarpias: A veces la vida se nos cae a los pies con el peso y el frío de una bola de plomo. Últimamente me repito mucho, lo sé, pero es que estoy siendo muy afortunada y encontrándome con obras con inicios maravillosos. Como digo siempre: un buen principio está al alcance de solo unos pocos y eso es lo que nos puede enganchar o no a un libro.
Ambientada en California, Madrid y Murcia fundamentalmente, en tres períodos de tiempo diferentes (la actualidad, que es 1.999, la década de los treinta y el final de la de los cincuenta), la novela está estructurada en 45 capítulos, en los que se van intercalando las historias de Blanca Perea, Andrés Fontana y Daniel Carter.
Con un estilo muy cuidado, en el que se nota el dominio que del lenguaje y del vocabulario tiene la autora, donde cada palabra y cada frase están medidas y puestas en el sitio perfecto, está escrita, por un lado, en primera persona, con un narrador-personaje (Blanca) y el resto en tercera, con un narrador omnisciente, lo que enriquece la historia por los diferentes puntos de vista.
El orden cronológico es discontinuo, con multitud de raccontos en los que conocemos la vida de Fontana y de Carter.
La trama, compleja, compuesta de las historias de los tres protagonistas, está muy bien armada, y esas historias muy bien entrelazadas, hasta formar un todo en el que no se notan las costuras por ningún sitio.
El ritmo es variable, aunque la autora logra mantenernos en tensión durante toda la novela, utilizando unos cuantos giros imprevistos.
Los personajes muy bien caracterizados, tanto física como psicológicamente (se nota la evolución desde su primera obra y la evolución dentro de la obra en sí) y puedes empatizar, identificarte e, incluso "enarmorarte" (como ha sido mi caso) de todos los que aparecen por los páginas; fantástico el de la "mala malísima" (que no te voy a revelar quién es).
Y aunque Sira, la protagonista de Tiempo entre costuras y Blanca, la de Misión Olvido tienen en común que su vida se ha puesto patas arriba por un desengaño amoroso, no tienen nada que ver. El de Blanca es un personaje más redondo que el del libro anterior.
Los escenarios y ambientes muy bien conseguidos, sobre todo el universitario (me ha recordado algunas veces El mundo es un pañuelo de Lodge) y la España de los años cincuenta y la diferencia abismal que existía entre una sociedad pacata y retrógada y la de los americanos que vivían aquí.
No puedo dejar pasar el guiño que la autora hace a La tesis de Nancy de Ramón J. Sender y como he asociado inmediatamente a Daniel Carter con la protagonista de ese libro.
El desenlace inesperado y emotivo, con unos párrafos escritos con una pluma exquisita, de los que te aconsejo que no te pierdas ni una sola letra, porque son para enmarcarlos. Además, no deja ningún fleco, como en Tiempo entre costuras. Un final perfecto.
Me quedo con esta frase de todo el libro:


  • El tiempo lo cura todo, pero antes es conveniente reconciliarse con lo que uno ha dejado atrás.


Valoración: 8,5

Leído el 7 de Octubre de 2012




Montse Martín 


18 comentarios:

  1. La verdad es que me da curiosidad, El tiempo entre costuras me gustó, aunque quizá no tanto como a la "mayoría". pero tengo ganas de volver a la autora, para ver como se desenvuelve en esta segunda novela. un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Eso es lo que me pasa a mí: el boca oreja hizo mucho, quizá por eso me "desilusioné" con el primero.
      Para mí éste es mejor libro.
      Un beso.

      Eliminar
  2. No sé por qué será, pero me da una pereza infinita meterme con esta autora. Me han ofrecido prestarme los dos y no acabo de decidirme por muchas recomendaciones que reciba. NO sé si al final lo leeré. Gracias por la reseña.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, preciosa!
      Gracias a ti, siempre.
      Lo tuyo es la histórica y hay montones de libros que seguro que se adaptan más a tus gustos.
      Besotes.

      Eliminar
  3. A mí el primeo tampoco me gustó y este Misión Olvido me guto mucho. No es perfecta pero... Desde luego mucho mejor la protagonista. Yo creo que ha sido un avance sustancial en la carrera de la autora...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sigue sin llenarme del todo, Carmen, aunque la evolución entre un libro y otro es muy grande, como bien dices tú.
      Éste es mucho mejor libro, aunque me gusta más la otra historia. No sé...
      Besos.

      Eliminar
  4. El tiempo entre costura, me gusto bastante de este último no puedo comentar pues no lo he leído todavía...espero hacerlo en breve, y resolver la duda sobre cual me gusta más...

    Un abrazo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Antonio!
      Este libro es mejor que el otro, aunque la historia de "El tiempo entre costuras" es más bonita (para mi gusto).
      Espero que lo disfrutes.
      Un besindio (pero enorme).

      Eliminar
  5. Pues... el primero que era mucho más irreal me pareció que tenía más enganche. Sin ser una obra maestra me costó menos que leer este. No terminé de conectar con los personajes, de hecho... había un par que me caían especialmente mal (los masculinos básicamente, de ahí que me picase con el final)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mientras!
      Pues yo me enamoré de Daniel en cuanto apareció. Y el personaje de Blanca se nota que está mucho más trabajado que el de Sira.
      La otra historia es mejor y estoy contigo en que cuesta menos leerlo.
      Pero el final de éste no es comparable :))))
      Besos.

      Eliminar
  6. A mí me ha gustado mucho Misión Olvido, pero tal y como dije en mi blog, yo soy filóloga hispánica al igual que Blanca y lo que hace me ha llegado taaaanto.

    Me gusta leer reseñas positivas, estoy un poco saturada de reseñas que la pintan fatal, la verdad no las entiendo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Inés!
      A todos no nos puede gustar lo mismo; menudo aburrimiento sería si fuese así.
      También yo me identifico con los historiadores, pero si el libro es malo lo dejo y santas pascuas.
      Siento que no te esté gustando lo que lees sobre el libro, pero es lo que hay :(((
      Besindios.

      Eliminar
  7. No he leído aún nada de esta autora. Tengo el primer libro en casa así que empezaré por ese a ver qué tal.

    Por otro lado he visto que te has pasado por mi blog (¡gracias!) y quería decirte que hay un sorteo activo que no sé si has visto (quizás no te ha interesado, no sé, jeje) Por si acaso te lo recuerdo ;-)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Gracias a ti. Siempre que alguien se hace seguidor busco si es bloguer@ y visito el suyo. Si me gusta lo que veo, me quedo :)))
      La historia de "El tiempo entre costuras" es más bonita, pero este libro está muchísimo mejor escrito.
      Creo que esta autora algún día "explotará" y nos sorprenderá a todos. Le queda aún mucho potencial..
      Respecto al sorteo, tengo tal cantidad de libros pendientes (puedes ver una décima parte en la pestaña), que no me apunto a ningún sorteo. Lo siento :(((
      Besitos.

      Eliminar
  8. Hola!
    Este libro me llama,tiene una sinospis interesante.

    Por cierto,soy tu nueva seguidora 273..

    Un besazo y se bienvenida a mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Bienvenida al mío.
      Si te llama la atención, no dudes en leerlo, pero ;)
      Besindios.

      Eliminar
  9. Hola Montse. He leído el libro pues fue elegido coo Lectura conjunta en Algo más que lecturas.Cuando fui a la librería fui por uno y terminé tráyendome el primero también. Susana, mi librera predilecta, estaba horrorizada de cómo no había leído a esta autora, que su primer título era muy bueno y consideraba que con el segundo se había superado en muchos apectos. Varias amigas habían leído el 1º y les había encantado.
    El libro me gustó. La historia, sus personajes, los distintos ámbitos. Pero no sé si tanto entusiasmo y tanta insistencia de terceros hizo que mis expectativas fueran otras. Esperaba más. Bueno leeré el 1º haber si logro ver los cambios y así descubrir porque no veo lo que ven los demás en esta autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Verónica!
      El argumento del primero es mejor, pero está mejor escrito el segundo. Pero ni me llegó el primero (tenía las expectativas demasiado altas) ni me ha llegado el segundo.
      Me parece que te sucedió lo mismo que a mí.
      Un beso enorme.

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...