26 de noviembre de 2012

Invierno ártico (Arnaldur Indridason)

Datos técnicos
Título: Invierno ártico (Vetrarborgin)
Autor: Arnaldur Indridason
Editorial: Rba. Colección: Serie Negra
Primera edición: Septiembre de 2.012

Sinopsis
En enero, el implacable invierno islandés se adueña por completo de la isla. Elias, un niño de diez años, ha aparecido apuñalado cerca de su casa y en estado de congelación. 
La víctima del homicidio es el hijo de una inmigrante tailandesa que trabaja duro para mantener a su familia desde que su marido islandés les abandonó. 
El inspector Erlendur Sveinsson y sus inseparables ayudantes Sigurdur Óli y Elínborg son los encargados de llevar a cabo la desagradable tarea de resolver un asesinato en el que no faltan sospechosos. 
Erlendur y sus compañeros se verán obligados a ahondar en el pasado de la familia y a sumergirse en las profundidades de la sociedad islandesa.


Autor
Según la página web de la editorial, Arnaldur Indridason (Reykjavik, 1961) es historiador, periodista, crítico literario y cinematográfico. Ha trabajado, durante veinte años, principalmente para Morgunbladid, el diario más importante de Islandia.
Es autor de nueve novelas policíacas. RBA ha publicado Las marismas, que recibió La Llave de Cristal a la mejor novela policíaca nórdica del año 2002, y La mujer de verde, que obtuvo el Golden Dagger, el prestigioso premio concedido en Gran Bretaña de la Crime Writers Association y la consagración del autor islandés como un referente de la prestigiosa narrativa negra europea.
Con La voz ha ganado el Martin Beck Award a la mejor novela negra traducida al sueco. Las tres están protagonizadas por el inspector Erlendur Sveinsson y su ayudante, Sigurdur Óli.

Argumento

Elías, un niño de diez años, hijo de padre islandés y madre tailandesa, aparece asesinado cerca del colegio donde estudia. A primera vista parece que no hay un móvil que pueda explicar un crímen tan atroz.
En este tipo de investigaciones, lo normal es centrarse en el entorno de la víctima, y es lo que hacen el inspector Erlendur Sveinsson y su equipo.
¿Quién ha matado a Elías? ¿Su hermanastro? ¿Un compañero de clase? ¿Un profesor xenófobo? ¿Su padre?.


  • Se podía deducir su edad, pero era más difícil hacerse una idea sobre su lugar de origen. Pensaban que tendría unos diez años. Llevaba un anorak gris, desabrochado, con capucha, y pantalones de camuflaje, de colores verde y marrón, como los militares. En la espalda llevaba una mochila escolar. Una de las botas se le había caído y vieron que el calcetín tenía un agujero. Por él asomaba un dedo. El muchacho no llevaba guantes ni gorro. El pelo negro se le había congelado. Estaba tumbado sobre el vientre, con una mejilla vuelta hacia ellos, y sus ojos muertos los miraban desde la tierra helada. Debajo de él había un charco de sangre que había empezado a helarse.
  • Y también tenemos un pedófilo y un delincuente habitual y un novio islandés —dijo. Sigurður Óli—. Sin olvidar al profesor que no esconde su odio por todos los inmigrantes y que provoca considerable malestar en la escuela. Menuda panda.


Opinión personal
No es un secreto que siento auténtica debilidad por la novela negra/policíaca nórdica (entendida como la que se hace en Alemania, Dinamarca, Noruega, Filancia, Suecia y, como no, Islandia, es decir, no solamente la de los países escandinavos propiamente dichos) y desde que descubrí a Indridason, con su novela Las marismas, se ha convertido en uno de mis autores favoritos.
Estaba esperando con auténtica ansiedad que la editorial sacara la siguiente entrega de la serie protagonizada por Erlendur Sweinsson y tener un rato para poder leerla.
Aunque quiero hacer una salvedad: en nuestro país se está haciendo en estos momentos novela negra de gran calidad (ya no sólo son las obras de los autores consagrados, como Vázquez Montalbán o González Ledesma las que nos atrapan entre sus páginas); en la actualidad, Sainz de la Maza, Toni Hill, José Luis Ibáñez, por no hablar del también consagrado y recientemente premiado, Lorenzo Silva, son autores, españoles, que no solamente están a la altura de lo que viene de fuera, si no que en las algunos casos sus obras son infinitamente mejores.
Ambientada en Reykjavik, Invierno ártico está estructurada en treinta capítulos, que abarcan un tiempo interno de la obra no muy largo, lo que imprime a la investigación de los hechos una buena velocidad.
Escrita en tercera persona, con un narrador ominisciente, siguiendo un orden cronológico lineal, que rompen algunos flashbacks, la trama está muy bien hilvanada, y está formada por una historia principal y un par de subtramas secundarias, que terminan confluyendo finalmente con la primera, aunque en un principio a nosotros nos parezca que no tienen nada que ver unas con otras.
El ritmo no es constante, demasiado lento para mi gusto en sus 3/4 partes primeras, precipitándose todo al final (como en todas las obras de este autor) sin darnos tregua. Pero esta precipitación es consciente y a propósito, no porque Indridason no sepa como darle un buen final al libro. Las frases muy cortas, los cambios constantes de escenarios y personajes, y la mezcla de diálogos y descripciones agilizan muchísimo el ritmo.
Los personajes están perfectamente perfilados, desde el protagonista, Erlendur, con sus conflictos (abandonó a su mujer y a sus dos hijos pequeños hace muchísimos años, y ahora tiene una hija toxicómana y un hijo exalcohólico, además de muchos problemas para poder mantener una relación estable con una mujer; a eso hay que añadir el atormentamiento que sufre por la muerte de su hermano, décadas atrás, de la que se siente responsable porque él sigue vivo); su compañera femenina, Elínborg, se entromete constantemente en su vida y termina resultando "cansina" (si me permitís la expresión); y, por último, Sigurdur Óli, con graves problemas matrimoniales.
Los ambientes y escenarios magníficamente conseguidos. No sé si me creeréis, pero yo, que la semana pasada salía a la calle con una manga, porque hacía muy buen tiempo en mi ciudad, tiritaba de frío cada vez que me describían la temperatura en la novela. La disección y la crítica a la sociedad islandesa, sin desperdicio.
Los temas tratados son de lo más variado, desde la xenofobia al racismo, pasando por la pederastia. Me han llamado la atención un par de cosas que quiero resaltar como curiosidades: que los islandeses, cuando los americanos instalaron en ese país sus bases, pusieron una condición sine qua non: que fue no hubiese negros; y, la que más, que la intérprete de tailandés pueda irse a vivir con la madre del niño fallecido (pero si en nuestro país no hay apenas personas que se dediquen a esa profesión, porque no hay dinero, cuánto menos para que se dediquen en exclusiva a un único caso). 
Pero, sobre todo, no me imaginaba que una sociedad que yo consideraba muchísimo más avanzada que la nuestra fuera tan retrógrada en muchísimos aspectos. Como dice el refrán: Virgencita, que me quede como estoy.
El desenlace, imprevisto e insospechado, plagado de giros inesperados que nos enganchan al libro y nos hacen quedarnos pegados a sus palabras.
Y vamos con el quid de la cuestión, que no es el crimen en sí (que también, porque la muerte de un menor siempre es la más detestable de todas las posibles), sino el motivo: "palabra de india" que te quedarás, como poco, con la boca abierta cuando conozcas el porqué murió Elías y tendrás motivos para pensar, porque, desgraciadamente, eso sucede en el mundo real. Todos los asesinatos son un sinsentido, pero en algunos casos, como éste, más.
También quería abrir un debate: ¿hasta qué punto es culpable la sociedad, entendida como familia, escuela, amigos y entorno, de lo que sucede? ¿Quién es el culpable? ¿O tal vez lo somos todos?.


Valoración: 8

Leído el 20 de Noviembre de 2.012





Montse Martín 



6 comentarios:

  1. Me gusta leer reseñas de novela nórdica, porque de vez en cuando me apetece pillar una de las buenas.
    Montse, tienes un premio en mi blog, por si te apetece publicarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marian!
      Muchas gracias por el premio. Un honor recibir uno, más cuando no lo esperas. En cuanto pueda haré la entrada y entregaré los míos.
      En cuanto a la entrada, no soy un criterio a seguir en cuanto a novela nórdica, porque me gusta toda, menos la de la Larsson.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Otro libro con pintaza. ¡No hay tiempo para tanta lectura! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      No tenemos vida para tantos libros estupendos. Necesitamos, por lo menos, 18.512 vidas más, de mil años cada una 😪
      Un beso.

      Eliminar
  3. Después de leer tu reseña esta también me la apunto para cuando me inicie en este tipo de autores y de novela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fesaro!
      Espero que te inicies pronto, para poder leer tus impresiones.
      Besos..

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.