30 de noviembre de 2012

Las eternas (Victoria Álvarez)

Datos técnicos
Título: Las eternas
Autor: Victoria Álvarez
Editorial: Versátil
Primera edición: Noviembre de 2.012

Sinopsis
Venecia 1908. Gian Carlo Montalbano y su hija Silvana instalan su juguetería, La Grotta della Fenice, frente a la antigua y emblemática juguetería de los Corsini. 
Los juguetes de los Montalbano son la última generación de autómatas que se pueden encontrar en el mercado y sus muñecas son tan perfectas que parecen de carne y hueso. 
Mario Corsini, decidido a averiguar los secretos del arte de los Montalbano, se adentra en la juguetería y entabla amistad con la fría e inteligente Silvana. 
Sin embargo, lo que Mario descubrirá en La Grotta della Fenice desafiará los límites de su imaginación y hará estremecer los cimientos de la sociedad veneciana, sumiéndola en una espiral de horror y muerte.


Autor
Según la página web de la editorial, Victoria Álvarez nació en Salamanca en 1.985, en una familia apasionada por la literatura.
A los nueve años ya sabía que era escritora, vocación que comparte con su abuelo, escritor y poeta, y con su padre, escritor de novela histórica. Desde entonces no ha dejado de crear nuevas historias y personajes. 
Ha ganado varios concursos literarios entre los que destacan el certamen Torrente Ballester, el organizado por la Asociación Ludere Aude de la Universidad de Salamanca y el del Colegio de Médicos de Salamanca.
Además de dominar cuatro idiomas, es licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, en la que actualmente se encuentra realizando su tesis doctoral sobre la literatura artística del siglo XIX, que la ha llevado a vivir los dos últimos años entre Salamanca, París y Roma. Compagina su investigación con la redacción de sus novelas.
Pertenece a la asociación Friends of Highgate Cemetery (FOHC), responsable de velar por el cuidado y la conservación de este enclave, elemental a la hora de documentarse para Hojas de dedalera, su primera novela publicada.
De su primera novela, Hojas de Dedalera (2.011) se han vendido los derechos a Italia (Fanucci) y Alemania (Lübbe). 
Y de la segunda, Las Eternas, se han vendido a Alemania (Lübbe) antes de su publicación en España.


Argumento
En 1.891 hay una epidemia de cólera en Italia. El cadáver de una niña de seis años, la última víctima, desaparece de la morgue misteriosamente, pero nadie hace caso a la enfermera que la velaba.
Diecisiete años después nos encontramos en Venecia, donde conocemos a Mario y Andrea, dos hermanos que regentan la juguetería Ca'Corsini.
En una casa separada por la de ellos por quince metros se instala la familia Montalbano, compuesta por el padre y su hija Silvana, también jugueteros, pero cuyos ingenios y autómatas superan en calidad a la de los Corsini.
Mario no piensa consentir que unos recién llegados le arrebaten el prestigio que tanto tiempo le ha costado conseguir, por lo que decide hacerles una visita.
Pero lo que descubrirá allí se convertirá en la peor pesadilla imaginable... ¿Qué son "las eternas"?.


  • La niña había sido una de las últimas víctimas de la epidemia. La habían dejado en un camastro que se encontraba al fondo de la enfermería, al lado de una de las ventanas que daban sobre los descuidados jardines. Era una habitación pequeña y mal ventilada, sin más muebles que las estructuras de hierro que sostenían el agonizante peso de los enfermos, unos cuantos armarios adosados a la pared, con las medicinas y los rollos de vendas que los médicos pedían a cada momento, y una silla de tres patas en la que permanecía sentada una enfermera. El altísimo techo de la estancia se encontraba saturado de manchas de humedad, como si llorara cada una de las muertes que se habían producido entre sus paredes. Y habían sido demasiadas muertes en las últimas semanas.
  • La juguetería se encontraba en uno de los canales más alejados del centro. Nunca darías con ella si no pasaras en Venecia más que una semana, porque el distrito de Santa Croce no tenía nada que ver con las calles más populosas por las que transitaban a todas horas los turistas. Era un negocio sencillo; tenía un escaparate en el que se reflejaban las calmadas aguas que separaban la fondamenta Minotto de la orilla de enfrente, una puerta sobre la que se leían en grandes arabescos dorados las palabras Ca’ Corsini y una vieja enseña de madera con un tiovivo pintado. No parecía una tienda que perteneciera a 1908, sino a una época mucho más remota, en la que las damas seguían vistiéndose con faldas tan amplias que apenas podían pasar por las puertas, y los caballeros arrastraban capas de terciopelo por las calles. Una época en la que los niños suspiraban por los caballitos de cartón, y las niñas, por las muñecas de porcelana, en lugar de tener ojos solamente para los prodigios mecánicos que los artesanos más tradicionales tenían que traer del extranjero.
  • Aquel fue el comienzo de uno de los días de los que Mario nunca podría olvidarse. Y no solamente por lo preocupado que se sentía por la salud de Silvana. Aún no era capaz de adivinarlo, pero las siguientes horas lo devolverían a un infierno por el que no había transitado más que una vez, en las semanas que siguieron al fallecimiento de sus padres.
  • Se pasó una mano por la frente. Saltaba a la vista que los recuerdos empezaban a ordenarse en su memoria, como las piezas de un rompecabezas que Mario todavía no era capaz de visualizar. No le veía ningún sentido a lo que estaba diciendo. Durante unos segundos permanecieron juntos, ella contemplando la nada, él mirando la nada dentro de sus ojos, hasta que Silvana volvió a ser consciente de que no se encontraba sola. Entonces tiró débilmente de la mano de Mario para que la acompañara al primer piso de la casa. —Ven conmigo —le pidió en un susurro—. Creo que es hora de que te enseñe algo.



Opinión personal
Lo primero que he de decir es que las palabras "romántica y juvenil" refiriéndose a un libro siempre me echan para atrás. Pero continuo con mi apatía lectora y tengo, por lo menos, 25 libros empezados, algunos con más de la mitad leída, pero ninguno termina de engancharme lo suficiente para poder disfrutarlos (que no es un problema de las obras lo tengo clarísimo, que soy yo, que estoy un poquito más rara de lo habitual últimamente).
Y el otro día, por casualidad, en Facebook vi una entrada de la editorial hablando de una reseña de este libro (que solo conocía por haberlo visto en un escaparate) y decidí leerla. Me quedé prendada inmediatamente y bajé a comprarlo (ya sabéis, a esa librería que tengo al ladito de casa, la misma cuyo expositor me provoca erupciones y sarpullidos cada vez que paso delante de ella porque está la obra de un presentador que, en los tiempos que corren, se jactó de ganar tres millones de euros y que ahora tiene un libro en el mercado, contándonos su vida, como si a los demás nos importara, cuando hay escritores con infinitamente muchísima más calidad que no encuentran editor; que os voy a contar que no sepáis: uno de los muchos sinsentidos que tiene este mundillo; copón, que bien me he quedado después de desahogarme aquí dando mi opinión sobre este tema).
A lo que íbamos, que termino yéndome como siempre por los Cerros de Úbeda (y me pillan un poco lejos). Que Victoria Álvarez y su obra ha sido una de las sorpresas de el año y creo que la editorial debería cambiar su catalogación, porque imagino que habrá mucha gente de mi edad que cuando vea lo de juvenil puede dudar a la hora de comprarla. Voy a leerme su primer libro, Hojas de Dedalera, porque promete ser igual de bueno que éste.
Queria hacer una matización, puntualización o como queráis llamarlo: me ha costado la vida decidirme por un género y al final he terminado etiquetándola como romántica, pero no es justo encuadrarla en una única categoría: tiene terror, toques góticos y de steampunk e intriga, mucha intriga.
Lo que primero llama la atención del libro, además de su título, es la portada, que, no me negáreis, es lúgubre y siniestra. Y cuando lees la sinopsis ya quedas prendida irremediablemente de ella.
Ambientada en la ciudad de Venecia en los años 1.908/1.909 (excepto el prólogo, que se desarrolla en 1.891), la historia, estructurada en un prólogo, dos partes (Naturaleza Muerta y Dea ex machina) divididas en quince capítulos, y un epílogo, está escrita en tercera persona, con un narrador/testigo (aunque en algunas partes del final se convierte en omnisciente), siguiendo un orden cronológico lineal.
Con una prosa limpia y sin ningún tipo de florituras, y con un estilo ágil y directo, la trama esta muy bien trenzada, con una historia que nos va atrapando entre sus páginas por la mezcla de sus diversos géneros literarios.
El ritmo, a pesar del predominio de las descripciones sobre los diálogos, que siempre restan acción al argumento, es rápido y te engancha desde el prólogo hasta la última página, teniéndonos con el corazón en un puño en sus últimos capítulos, en los que he pasado auténtico miedo (voy a contaros un secreto: las muñecas de esa época me han parecido siempre siniestras; por este motivo, con este libro he pasado miedo, mucho: muñecas antiguas más niños es la combinación perfecta para que yo sienta pavor).
Los personajes están bien perfilados, aunque al principio me costó identificarme con ellos (posiblemente por la diferencia generacional y por mis prejuicios), pero al final he logrado encariñarme con todos. Buenísimo el de Gina, la mala malísima (por lo menos para mí).
En cuanto a la ambientación, magníficamente conseguida, con unos escenarios tétricos perfectamente descritos, sobre todo los de la cripta y los del cementerio.
Me han llamado la atención algunos detalles que no quiero dejar de comentar, porque para mí, junto con la originalidad del argumento, son lo mejor de Las eternas: los monólogos interiores de los personajes, los presagios del final del algunos capítulos (alertándonos de lo que sucederá en el siguiente) y los guiños a libros que hablan sobre temas similares, como Frankenstein o El retrado de Dorian Grey.
También me ha sorprendido que una de sus partes se llame Dea ex machina, en lugar de Deux (imagino que tendrá una explicación, pero a mí se me escapa; si alguien lo sabe, por favor no dejéis de comentármelo).
Además, anoche, después de haber terminado el libro, por una de las casualidades que últimamente rigen mi vida, descubrí en Twitter la Casa Lis de Salamanca; viendo las muñecas de ese museo, quedé mucho más que sorprendida e impresionada.
El desenlace... ¿qué os podría decir de él sin quedarme corta?. Pues que es inesperado, insospechado e impactante. La autora, valiéndose de giros imprevistos, de golpes de efecto y de vueltas de tuerca, nos mantiene durante toda la novela con el corazón encogido, pero en el final se supera y nos deja, como poco, desbocados.
En resumen, Las eternas, es una historia de amor y muerte, de pasión y horror, que nos plantea un interrogante: ¿Realmente el amor todo lo puede? ¿Existe algo a lo que no puede vencer?.


Valoración: 9

Leído el 29 de Noviembre de 2.012





Montse Martín 

12 comentarios:

  1. Me llama bastante...y me ha resultado muy interesante lo que cuentas...
    Y sobre lo del libro del presentador...nada que comentar al respecto...en fin,,,
    Con esta novela quiero hacerme jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lesincele!
      Voy a dejar de reseñar y me voy a dedicar a hacer entradas contestatarias. Creo que se me da mejor :)))
      Es una novela estupenda, ideal para desconectar y pasar un poco de miedo, o mucho, según.
      Besindios.

      Eliminar
  2. Suscribo completamente lo que dices del libro ese que te provoca sarpullidos, no es para menos.
    De las Eternas, decir que ya había leído alguna reseña y me llamaba la atención. Cuidado con las vueltas de tuerca que a veces se pasan de rosca, no me gusta nada cuando no tienen sentido y sólo están ahí para sorprender.
    A ver si lo compran en la biblio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Norah!
      Del presentador ya he dicho lo suficiente, por hoy....
      Las vueltas de tuerca no se pasan de rosca, porque a mí también me chirrían cuando no vienen a cuento.
      Ya veré tu reseña...
      Besindios.

      Eliminar
  3. Sí que parece más de terror que "juvenil romántica", y el argumento tiene una pinta estupenda.
    Por cierto, totalmente de acuerdo con lo del libro del presentador. Y pensar que es el libro más vendido en España...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Lo de juvenil/romántica puede perder muchos lectores potenciales. Creo que es un gran fallo de la editorial.
      Sobre el presentador, ningún comentario más, por ahora....
      Besindios.

      Eliminar
  4. Pues en un libro que no me habría llamado la atención al principio. Los puntos que señalas en la entrada son muy llamativos así que investigaré a ver qué veo cuando me lo encuentre. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yossi!
      El libro llama la atención por la portada y lo de romántica no sé el motivo por el que se "lo han colocado", porque es un libro de intriga o de miedo, pero no juvenil.
      Espero que te guste tanto como a mi.
      Besindios.

      Eliminar
  5. Lo quiiiieeeero!!! ^.^
    A ver si cae estas Navidades por casa jejeje

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Shorby!
      Pues espero que Papá Noel o los Reyes Mayos sean buenos contigo.
      Besindios.

      Eliminar
  6. Se ve que te ha impactado. A lo mejor te sirve para romper esa apatía lectora. Lo pintas con colores muy interesantes pero a mi lo que me echa para atrás es el toque de terror, no me gusta el género de terror y si metemos a niños por el medio menos aún. No se si me decidiré por él pero lo tendré en cuenta.
    Besos

    P.D. Has hecho bien en dar rienda suelta al enfado que te causa ver a cierta persona en el escaparate de la librería. Tienes razón y desahogarse sienta muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jara!
      Terror, terror, no es. Son los niños y las muñecas lo que provocan en mí ese miedo.
      Respecto al enfado, pues sí, y no creo que termine aquí, porque es algo que me sobrepasa; más cuando es tan injusto el mundo editorial.
      Besindios.

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.