27 de febrero de 2013

Expediente 64 (Jussi Adler-Olsen)

Datos técnicos
Título: Expediente 64 (Journal 64)
Autor: Jussi Adler-Olsen
Editorial: Maeva
Primera edición: Febrero de 2.013

Sinopsis
Varias desapariciones ocurridas en los años ochenta ponen de nuevo en marcha a Carl Mørck. 
Su investigación lo conduce hasta Nete Hermansen, una mujer que ha hecho todo lo posible por ocultar su trágico pasado hasta que este le vuelve a dar alcance.
Mientras Carl se enfrenta a las sombras de su propia existencia, y a los secretos de sus colaboradores Assad y Rose, deberá indagar en la historia del líder de un partido político de extrema derecha que defiende una siniestra ideología racista.


Autor
Jussi Alder-Olsen (Copenhague, 1.950) fue editor de comics y redactor de revistas antes de empezar a escribir en 1.995. 
Ha vendido un millón de ejemplares de los cuatro títulos de la serie del Departamento Q en Dinamarca, y ha recibido el premio Glass Key en 2.010 y el prestigioso De Gyldne Laurbær, entre otros.
Los títulos de esta serie son: La mujer que arañaba las paredes, Los chicos que cayeron en la trampa, El mensaje que llegó en una botella y Expediente 64.



Argumento
El Departamento Q tiene que investigar cinco desapariciones ocurridas el mismo día del año 1.987. Aparentemente no existe ninguna relación entre ellas, hasta que Rose consigue establecer una conexión entre  todas.
Pero, además, Carl empieza a darse cuenta de que está siendo víctima de un complot en el caso de la "pistola clavadora" que casi le cuesta la vida, en la que murió uno de sus compañeros y su íntimo amigo Hardy terminó postrado en una cama de por vida.
¿Quién está detrás de esas misteriosas desapariciones? ¿Qué intereses ocultos esconde un partido político de ultraderecha que tiene cada vez más seguidores en Dinamarca?.

  • -¡Señor Rosen! Puede que no sepa que su esposa es una puta. Una simple chica de Sprogø a quien le da igual ante quién se abre de piernas. Cuyo débil cerebro no distingue entre verdad y mentira, y...
  • -Ya que menciona su programa, parece ser que incide sobre todo en normas morales, ideas e ideologías que nos retrotraen a épocas que nadie desea que vuelvan. A regímenes políticos que perseguían a las minorías y a los ciudadanos más débiles de la sociedad. Incapacitados mentales, minorías étnicas y ciudadanos socialmente desfavorecidos.
  • Porque en la misma semana en que desapareció aquella Rita Nielsen de la casa de putas, se denunciaron otras dos desapariciones, y otra más a la semana siguiente, y jamás se ha encontrado a ninguna de esas personas. ¿No te parece que es muy raro?Cuatro en tan pocos días, Carl, ¿qué me dices? Es lo correspondiente a medio año normal.



Opinión personal
Como siempre recomiendo cuando se trata de una serie, de las que soy una adicta sin redención, es preferible leerlas ordenadamente, para conocer la vida de los protagonistas principales, los miembros del Departamento Q, pero son libros autoconclusivos, con la excepción de una subtrama que nos acompaña desde el primero y que lo va a seguir haciendo hasta que el señor Adler-Olsen decida tener a bien que se resuelva el asunto de la "pistola clavadora".
A pesar de que El mensaje que llegó en una botella no me hizo mucho tilín, posiblemente porque no era su momento para que lo leyera, no me resisto a pasar un rato estupendo con los diálogos que mantienen Carl y Assad, y a echarme unas buenas risas, que nunca vienen mal. 
Estos diálogos, junto con la caracterización de los personajes son lo más logrado, y eso que el argumento suele ser muy bueno, porque cuando piensas "ya está", el autor se saca de la manga un golpe de efecto y te quedas con cara de boba pensando: "¿y cómo no me he dado cuenta antes?". Será que no doy para más.
Ambientada en Copenhague y en otras ciudades danesas, la novela está estructurada en un prólogo (que se desarrolla en 1.985), cuarenta y seis capítulos (en 2.010, que es el presente, en 1.987 y en 1.955) y un epílogo (también en el presente); finalmente, la historia de la isla de Sprogø.
Escrita en tercera persona, con un orden cronológico discontinuo, con constantes saltos espacio-temporales, con un estilo conciso y ágil, en el que se mezclan a partes iguales narración y diálogo, la trama está muy bien hilvanada, uniendo perfectamente la historia pasada con la presente, que a la vez se va bifurcando en varias, hasta formar un todo lógico.
El ritmo, muy rápido gracias a la ruptura del hilo temporal, con la intercalación de capítulos pasados y presentes, al corte de las escenas en lo más interesante y a una intriga que se mantiene sin altibajos durante todo el libro, se vuelve vertiginoso en las últimas páginas, por la utilización de algunos giros inesperados magistrales.
Si las tramas de este autor son buenas, los personajes son únicos: Carl, Assad y Rose, los miembros del Departamento Q, no tienen desperdicio. 
Carl, el jefe, cayó en desgracia cuando en un "asunto" fue herido de gravedad, uno de sus compañeros fue asesinado y el otro quedó tetrapléjico (el tema de la "pistola clavadora", que  imagino que el autor algún día se dignará a contárnoslo paso por paso y a aclarárnoslo entero). Separado de Vigga, una mujer que está como una auténtica regadera, vive con su hijastro, con Hardy (su compañero tetrapléjico) y con Morten, un inquilino que colecciona muñequitos. Experto en saltarse las normas de sus superiores, es un solitario, tiene un carácter un poco difícil, es sarcástico y mordaz, y un vago de cuidado; pero, curiosamente, nada le atormenta. Está enamorado de Mona, su expsiquiatra.
Assad, un sirio que no es policía, del que ignoramos todo (pienso que seguramente pertenece a algún servicio secreto o algo similar); habla mal el danés y cuando se expresa utiliza mucho "o sea" y "entonces"; y como no vienen a cuento siempre te saca una sonrisa. Forma un tándem perfecto con Carl y los diálogos que mantienen entre ellos son divertidísimos.
Rose, la secretaria, con una personalidad disociativa. Generalmente viste de negro (como si fuese un cuervo, en palabras de su jefe), pero algunas veces aparece su hermana gemela, Yrsa, que es mucho más dulce que ella y más comedida en su vestuario. Es un genio investigando (me la imagino como mi queridísima Penélope García, pero sin ese manejo del ordenador).
Los espacios y ambientes bien conseguidos, aunque no son importantes para el autor ni necesarios para que nosotros nos metamos de lleno en la novela, que se sustenta en un buen argumento y en unos protagonistas redondos.
El desenlace es inesperado, insospechado y de infartarse, por un giro argumental que el autor se saca de la chistera cuando ya pensábamos que el caso estaba resuelto; si engancha desde el principio, los golpes de efecto que da de vez en cuando nos van envolviendo cada vez más, hasta convertirla en adictiva.
Pero... el libro trata un tema bastante duro, que me ha tenido enervada hasta el final, que me ha hecho maldecir, blasfemar en arameo y kswajili, y chillar. Es más, lo estaba leyendo cuando me llegó La reina descalza, y lo dejé a medias, no porque tuviese unas ganas infinitas de ponerme con el de Falcones, que también, pero más porque estaba pasándolo mal, porque la historia de la  isla de Sprogø y el discurso del líder del partido ultraderechista me superaba, fundamentalmente porque hay veces que me planteo si esas cosas que nos cuentan como ficción pueden estar sucediendo realmente ahora.

  • También nos interesan los nacimientos en los grupos sociales más bajos y débiles. Porque los niños nacidos de padres socialmente desfavorecidos causan, en general, ya sea porque han nacido con taras mentales, se han convertido en adictos a las drogas o están genéticamente predispuestos a tener comportamientos asociales, gran parte de los problemas que debemos soportar a diario en el país, y que además cuesta miles de millones de coronas.


Y para finalizar: ¿os suena esto de algo?:

  • Los días felices en que los ministros de Economía pensaban con el culo y los bancos con el bolsillo interior no había pasado del todo.


Valoración: 8,5

Leído el 26 de Febrero de 2.013




Esta reseña participa en el reto:



36 comentarios:

  1. Siempre me ha llamado la atención el tema de la despariciones y qué pasa con las personas. Lo malo que le veo es que es una serie y me da pereza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, albanta!
      Pero no son ese tipo de desapariciones me temo.
      Las series, cuando no las empezamos desde el principio, nos matan. Eso me pasa a mí con Connolly, que es mi gran asignatura pendiente, igual que Nesbo.
      Besindios.

      Eliminar
  2. Pues no me llama la atención, sobre todo por ser una saga que luego me engancho y no leo otra cosa jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manuela!
      Publica más o menos de año en año, así que da tiempo de sobra.
      Besindios.

      Eliminar
  3. Hola Montse, de este paso pero por la sencilla razón de que no me caben de momento más series de libros en mi lista de pendientes, que nos disminuye nada! Me apunté al reto de 50 libros al año y ya veremos si con suerte llego a la mitad jajaja. Puede que más adelante los lea pero de momento voy más que servida con otros libros y series de las que nos has hablado y que te han gustado más.
    Por otro lado, sólo añado que por desgracia en muchísimas ocasiones la realidad supera a la ficción.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, L.I.M.!
      Si a ti no te caben, jajaja! He hecho apartado 2013 y ya va fino...
      Hay series mejores, pero es solamente mi opinión (tampoco te fíes mucho de una india sabinera, que somos las peores).
      Lo de la realidad y la ficción no se me va de la cabeza y más después de haber leído un comentario de Laky, que piensa más o menos lo mismo.
      Besindios.

      Eliminar
  4. Un día de estos me tendré que poner las pilas con esta serie aunque sea sin orden,
    besucus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, porlomenix!
      Si es sin orden, no pasa nada, aunque soy muy pijotera y sería incapaz.
      Besindios.

      Eliminar
  5. Yo no soy muy de series, pero esta me gusta y puedo aprovechar porque a mi madre le encantan...total que mato dos pájaros de un tiro. Gracias por la reseña. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Aurora!
      Pues si a tu madre le gustan también, no se hable más. Y así matas 4 pájaros...
      Gracias a ti, siempre.
      Besindios.

      Eliminar
  6. A mí también me ha gustado mucho y también me ha enervado el tema;asunto que, con variantes, no dejo de ver en muchos libros últimamente y me da que pensar.
    Me encantan los personajes, ya sabes que a mí más Assad que Carl.
    Y es cierto que se pueden leer independientemente a pesar de esa subtrama que parece que en esta ocasión va ya cogiendo cuerpo, no?
    Lo del golpe de efecto de esta ocasión, me dejó noqueada, no me lo esperaba para nada.
    Y a mí EL mensaje que llegó en una botella fue, curiosamente, el que más me ha gustado hasta entonces de la serie.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laky!
      No recuerdo haberlo visto en más libros, salvo en los de nazis, pero me preocupa que pueda estar sucediendo con el auge de los partidos ultraderechistas.
      Espero que, alguna vez, nos enteremos de lo de la "pistola clavadora", que aunque sepamos que murió uno y como quedaron los otros dos, la verdad es que ignoramos la mayoría de las cosas. Si ahora se han ido a Holanda, creo que se decidirá.
      ¿Noqueada? Es de infarto...
      Antes me acordaba de ti y Assad.
      Besindios.

      Eliminar
  7. Menuda pintaza, parece de los que enganchan y te dejan con la boca abierta. Pero no queremos leer mucho más por miedo a spoilers ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      En este blog no hay spoilers. Tengo muchísimo cuidado y paso horas y horas repasándolo todo para no meter la pata.
      Besos.

      Eliminar
  8. No pinta nada mal! Pero como tu dices, yo también soy de las que empiezo las series por el principio, así que tomo nota y buscaré el hueco y la ocasión para ponerme con ella!
    Muchas gracias por tu recomendación!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cristina!
      Tendrás que buscar cuatro huecos, aunque se leen rápido, porque son adictivas.
      Muchas gracias a ti por todo.
      Besindios.

      Eliminar
  9. Hola Montse, pues no sé, hay algunos personajes como el sirio que me atraen y la trama también. Lo malo es que es una serie, no sé, no la descarto del todo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Norah!
      El sirio se lo ha pedido Laky, jajaja! Como se entere, no sé yo lo que puede pasar.
      Las series, cuando no las cogemos cuando se publican, vamos siempre a remolque.
      Besindios.

      Eliminar
  10. ¡Qué ganas de pasar una temporadita con toda esta novela negra nórdica que hay por ahí pululando! Siempre me llaman mucho la atención los temas y esta en especial. Una serie que dan ganas de leerse complet en un verano tedioso. Un besindio :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yossi!
      Hay nórdico muy bueno y nórdico peor que malísimo. Este caso es de los primeros.
      El tema de la eugenesia es muy duro (o me lo ha parecido a mí, en este caso concreto, porque soy mujer).
      Besindios.

      Eliminar
  11. No he leído nada de esta autora aún aunque siempre me han llamado la atención sus novelas y tengo ganas de probar, aunque en orden, que las series me gusta leerlas así
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tatty!
      Creo que a la mayoría nos gusta leerlas ordenadamente, pero para gustos...
      Es un escritor, aunque tiene nombre de mujer, por lo menos para mí (también yo pensaba lo mismo hasta que por primera vez su biografía).
      Besindios.

      Eliminar
  12. Qué pinta tan buena tiene la novela, pero con mi pereza por las sagas hemos topado, aunque me gusta eso de que cada episodio sea autoconclusivo. Me lo llevo apuntado, de momento :)

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, shaka!
      Las sagas, a no ser que seas una adicta, dan pereza siempre. Pero salvo la subtrama de la "pistolita clavadora", son autoconclusivos.
      Besindios.

      Eliminar
  13. Me he leído todas las novelas de la serie y éste ya está en casa. En nada me pondré con ella...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen!
      Pues espero que la disfrutes tanto como yo... Ya me enteraré.
      Besindios.

      Eliminar
  14. El leído el primero de esta serie y tengo también el segundo en casa pendiente. Me gustó y me mantuvo muy entretenida pero ahora estoy descubriendo que me apetece más leer en este estilo a autores españoles y tengo el segundo ahí un poco descolgado. No sé si llegaré a este con todo lo que se me va acumulando, pero lo dejo en la reserva.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jara!
      También me estoy haciendo del "club de la novela negra española", pero a algunos autores venidos del frío no me puedo resistir...
      Besindios.

      Eliminar
  15. Ya sabes que esta serie me gusta mucho, el Departamento Q
    Sin embargo y pese a loq ue dices y que el final remonta, creo que no es el mejor de la serie
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Silvia!
      A mí me ha parecido mejor que el anterior, pero a lo mejor es que no era el momento para "la botella".
      Lo que ha conseguido, con creces, ha sido enervarme.
      Besindios.

      Eliminar
  16. Todavía no he leído ninguno de esta serie, tendré que organizarme mejor porque no tengo ni un segundo y la lista crece...jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Susana!
      Ni tú ni nadie... Necesitamos 18.512 vidas para poder leer todo lo que nos gustaría :(((
      Besindios.

      Eliminar
  17. Una gran recomendación.
    Lo tengo en mi lista.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, InésM!
      A mí me gusta mucho, porque las otras me van cansando ya, empiezan a repetirse demasiado.
      Besindios.

      Eliminar
  18. Me llama mucho la atención esta saga y es otro de los deberes pendientes que tengo, ponerme con ella al igual que con las de Silva pero en orden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fesaro!
      No me compares a mi paisano con un nórdico, pofavó, pofavó... Que Vila y Chamorro son lo más.
      Besindios.

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.