30 de agosto de 2014

Escritor novel versus escritor novel jeta






Me llamo Montse y soy bloguera. Pero, ante todo, soy persona y  me gusta que me traten como tal.

Antes de empezar con el desahogo, quiero dejar clara una cosa: me encanta que los escritores se fijen en mi blog para que lea sus libros y, si procede, haga una reseña. Es algo que desde el principio me ha llenado de orgullo. Pero hay escritores noveles y escritores noveles con mucha jeta. Mi blog sigue abierto a cualquier autor, siempre y cuando haya un mínimo respeto.

Este post no va dirigido a todos los noveles, obviamente, a los que siempre he defendido con uñas y dientes. 

Únicamente a los que no tienen ninguna clase, pero sí más cara que espalda. Lo que traducido es que tienen un morro que se lo pisan.

Sé que estás empezando y que necesitas hacerte tú mismo la promoción de tu obra, pero si vas a pedir algo, trátame como me merezco.

No te dirijas a mí con un simple saludo o diciéndome almaprendida, porque no me llamo así. Y, muchísimo menos, como si nos estuviésemos tomando el aperitivo todos los días, permitiéndote el lujo de decir que sabes que estoy de vacaciones o cosas similares.

Si me pides que me lea tu libro, moléstate en visitar mi blog, en aprenderte mi nombre y en averiguar si mis gustos se adaptan a tu estilo. Te pongo un ejemplo: hace unos meses, un escritor con el que tengo relación y me conoce me mandó un libro para que fuese lectora 0 y me dijo sé que no te va gustar, pero seguro que a eliott sí. 

No me alabes, no lo necesito. Pero no me exijas que si no tengo tiempo para leer tu novela haga una entrada sobre ella en el blog para hacerte publicidad poniendo 18.512 enlaces, porque de un simple vistazo se ve que en él no se hace propaganda nunca.

Pero, sobre todo, no me reiteres correos si ves que no te contesto. Estamos en verano y si te hubieses dignado a pasarte por la república independiente de mi casa, hubieses observado que llevo mucho tiempo sin publicar. 

Como no me conoces de nada ni te has molestado, no sabes que una lectora compulsiva no para de leer y que si no hay reseñas es por algo. Siguiendo con el ejemplo anterior, el escritor mencionado ni una sola vez me ha dicho que qué pasa con su reseña, por algo tan sencillo como que se ha molestado en conocerme un poquito.

He defendido a los noveles desde que empecé a ser bloguera, pero llega un momento que los correos impersonales, las exigencias si no contesto y el envío de libros sin haberlos pedido (de los que luego se me piden explicaciones antes de que haya pasado una semana) me tienen hasta más arriba del mismísimo moño.

Y como estoy harta de estar harta de contestar correos contando lo mismo, espero que con este post pongamos fin a esta historia que no lleva a ningún sitio. Lo nuestro no va a funcionar, te lo garantizo. Estamos condenados a no entendernos.

Si me llamas Montse y te diriges a mí personalmente, me tienes entregada. Pero te has empeñado en hacerlo al revés, que es algo que detesto. Allá tú. Por mi parte, así consigues el efecto contrario.

Colega, este sentimiento no es único. Es algo compartido por muchos blogueros. Te lo estás montando muy pero que muy mal. Si lo meditas un poquito, te darás cuenta de que para demandar algo, hay que currárselo.

No te pido un quid pro quo. Solamente un mínimo de respeto, porque seguro que tú ganas más que yo si te reseño.

Me olvidaba. Si eres tuitero, no pongas 500 tuits idénticos, dirigidos cada uno a una persona diferente, porque es la mejor manera de que no te hagamos ni caso, pasemos de tu novela y, en mi caso, te bloquee o te reporte como spam, según tenga el día. Que los lectores tenemos criterio y estamos al tanto de las novedades, que no necesitamos pistas.

Lo dicho, y parafraseando a Serrat, entre tú y yo hay algo personal



Montse Martín



42 comentarios:

  1. Hola Montse, has explicado exactamente mis sentimientos con respecto a este tema. Tampoco paro de recibir correos de "léete mi libro" sin conocer ni a quién me está escribiendo. Desde luego si se lo pido en papel porque realmente es cierto que me cuesta leer en pantalla, me toman por loca. Voy a hacer lo mismo que tú y a borrar todo lo que me llegue de escritores noveles autopublicados, así de claro. Que se paguen su propaganda que hay empresas que se dedican a ello.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. Al final, lo has dicho. Te comprendo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Te apoyo totalmente en lo que has dicho. Tienes toda la razón
    Nos leemos, un saludo :3

    ResponderEliminar
  4. Tus palabras reflejan lo que muchos blogueros pensamos. Yo ante estos correos no suelo contestar. Alguna vez me he calentado y les he puesto cuatro cosas pero ya no pierdo el tiempo en eso. No se dan cuentan que el hacer bien las cosas da una impresión positiva y al final te inclina hacia una u otra cosa-

    ResponderEliminar
  5. No podría estar más de acuerdo contigo. Si tu supieras hasta dónde estoy del temita....

    Que sí, que son noveles, el mundo editorial es una mierda y es su aspiración hacerse con un nombre en la literatura. Hasta yo tengo la aspiración de escribir un libro y publicarlo, pero sé que eso es muy difícil y para eso aún me queda muchísimo. Tal vez nunca lo haga, pero la aspiración ahí queda.

    Ahora, por una parte admiro a estas gentes por haber conseguido terminar una novela y seguro que en la mayoría de los casos aman lo que es la literatura. Lo que ya me toca las narices es alguna de sus estrategias de promoción. Y, sobre todo cómo llegan a faltar al respeto a los bloggers.

    Muchos creen que somos como una especie de ONG y que estamos dispuestos a leer, reseñar y promocionar su novela de forma altruista, aunque, a no ser que fuéramos profesionales (cosa que la gran mayoría no somos), tampoco me parece muy ético pedir una remuneración por ello. Pero cada uno ahí que haga lo que quiere, que yo ahí ya no me meto. Si me mandan un email presentándose personalmente y luego me presentan su novela, medio lo paso, porque al menos te dice quién es.

    No hace mucho me mandaron un email diciendo: "Hola, soy fulano de tal, he escrito unos 30 libros en Amazon (nada menos que 30), a ver si te interesa leer y reseñar alguno de ellos". Así tal cual. Iba a contestarle, pero a veces prefiero guardar mis garras.

    U otros pseudoautores, como el sujeto de La última raya, que va twitteando a todo ser viviente que ve colándole la promoción de su novela y con un intrusionismo y una jeta más grande que 10 veces Rusia. Y sin tener la deferencia de seguirte ni nada, busca usuarios y cuela. Y la mayoría cae. A mi me lo hizo (y me siguió y dejó de seguirme, encima con esas) y le solté lo fuerte que me parecía que hiciera eso. Y va mi marca mi tweet como favorito. Tiene su propia novela marcada con 5 estrellas en Goodreads y habla de ella como quien habla de su libro favorito. Encima ególatra. Para mear y no echar gota lo de este señor. Ya sé que está feo mencionar, pero como dijo Mariana Eguaras en su gran post, si a esa gente no le importa mencionar, a mi tampoco.

    U otros que piden RT a bocajarro y tampoco te siguen. Uno me lo hizo y le solté que no, pero al menos me pidió disculpas. O los que dicen "no pararás de leerla", "te enganchará". O los que exigen que los blogueros no deben hacer reseñas negativas de ningún tipo porque "es una falta de respeto"

    Y recalco, no todos son así, pero este submundo de la literatura emergente, debería muy en serio replantearse si de verdad de quieren decicar a esto. Que Eloy Moreno haya triunfado (en parte merecidamente y al menos tiene la deferencia de interactuar con sus lectores) no quiere decir que todos vayan a ser así. Cuánto daño ha hecho Paco Umbral "yendo a hablar de su libro".

    Y muchos que van a lo que van. Escritores que se meten a grupos de bloggers para colar su promoción, que te agregan a las redes y luego no paras de ver su novela en la Timeline. Así no.

    Y por todo eso, estoy hasta las mismísimas narices de esto. Que la mayoría inocente ha salido perdiendo, pero por culpa de esta gente, tengo decidido que no pienso ni leer ni reseñar una novela suya, a no ser que ésta me atraiga, la compre yo por mis medios y si veo que su política de promoción es medianamente ética y no ansiosa e intrusiva como las que he mencionado.

    Yo llevo tiempo queriendo escribir sobre esto y de hecho hice una entrada que eliminé porque la veía demasiado borde y no supe como suavizarla. A ver si algún día....

    Un saludo y, recalco, toda la razón del mundo. No todos somos gilipollas y picamos en algo que resulta ser un "aquí te pillo, aquí te spameo".

    ResponderEliminar
  6. Aishhh, mi Montse, cómo me gusta leer tus entradas del tipo que sean, siempre nos das una lección de humildad, sinceridad y valentía. Que se puede hablar más alto, pero no más claro !!
    Yo por suerte no he tenido escritores noveles del segundo tipo, bueno, si te sy sincera, alguno se ha puesto en contacto conmigo ofreciéndome su libro para que lo compre, lo reseñe y que le haga una entrevista, jajaja pero con un gracias, si me animo, te aviso, lo he arreglado !
    Totalmente de acuerdo contigo, esto es cosa de dos y si requieren de tu tiempo y dedicación, qué menos que ellos hagan lo mismo, no ?
    Besotes !

    ResponderEliminar
  7. Hola,

    me llamo Laura, aunque en la blogosfera se "conoce" como Yersey Owen. No conocía tu blog hasta que alguien que me ha enseñado mucho en este mundillo (Díaz de Tuesta) te ha retwitteado, y después de leer esta entrada y cotillear (con tu permiso) tu blog, sé que voy a quedarme por aquí.

    Si te digo que te entiendo mentiría porque yo no hago reseñas, escribo (o lo intento). Sin embargo, como intento de escritora que trata de hacerse en hueco, entiendo que el exceso de publicidad, las peticiones/exigencias de escritores noveles que se creen Best Seller y el resto de situaciones que has contado (en mi opinión, la más grave es la de ni siquiera molestarse en conocer un poco al "reseñeador" si quieres que haga una reseña de tu novela), pueden llegar a resultar muy, pero que muy molestas.

    Llevo intentando publicar mi novela cinco años, y a lo largo de este tiempo he aprendido que en este mundo, y en todos los demás, hay que ser agradecido. Me han hecho reseñas de mi novela personas que no tenían porqué hacerla y han dedicado su tiempo no sólo a leer la novela de una doña nadie, sino que además han hecho una reseña (positiva o negativa, eso es lo de menos), que siempre me ha ayudado a mejorar.

    Así que por esta entrada, por el tiempo dedicado a leer y reseñar y por hacer algo de forma desinteresada que puede ayudar a otros a cumplir su sueño, tú y todos aquellos que hacen lo mismo que tu, tenéis todos mis respetos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, no sé si la merezco, pero se agradece la mención, guapa! No veas la ilusión que me ha hecho ;DDDD

      Eliminar
  8. Hola :) Acabo de encontrarme con tu blog por esta entrada y... no puedo estar más de acuerdo contigo.

    Hay escritores muy atentos y agradables que te ofrecen su libro y esperan una crítica seria y sincera y otros que son para echarles de comer a parte.
    En mi caso te contaré que un escritor (ya nombrado en un comentario anterior) me mencionó en Twitter publicitando su libro, dando la casualidad que ya lo había leído un año antes así que igual que él me dejó el enlace para comprarlo yo le dejé el enlace de mi reseña. No obtuve respuesta hasta semanas después pero bueno, es lo de menos. Lo que me repateó es que después ha vuelto a mencionarme más veces vendiéndome su libro dejando clara la importancia que le da a sus lectores, más bien poca. Pero claro poco se puede esperar si hace tan promoción multitudinaria de su novela, que control va a llevar?
    En fin, entiendo lo difícil que es autopublicar y darse a conocer pero no todos lo hacen mal así que no es excusa alguna.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Y yo qué te digo. Estoy en ambos lados pero se me cae la balanza hacia el blog en este tema. Como vosotros, recibo correos de noveles que quieren que lea sus obras y las reseñe. Como os pasa a menudo, ni siquiera saben mi nombre.

    Me repatea. Borro los correos al momento y me da igual lo que piensen de mi. No he sido yo la que no se ha molestado en leer mínimamente mi blog.

    Sobre Twitter, soy vaga. He programado en una página que suelte spam porque me agota promocionarme, algo que aun con editorial de las que se suponen grandes, tengo que hacer yo. Si os molesta, me dejais de seguir. No suelo molestar a nadie con la novela salvo en ocasiones contadas en las que me lo han puesto muy, muy fácil. Ej. Busco algo para leer. Que no pregunten...

    Lo que más me molesta, cambiando a otro tema pero que es más de lo mismo. Me da mucho coraje esos autores que solo se acercan a ti cuando tienen libro nuevo. Cuando tienen lo que quieren, si te he visto no me acuerdo.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy bien dicho! Si es que por no hacer las cosas bien, al final la pifian...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola,

    Totalmente de acuerdo. Al principio tengo que reconocer que me sentía culpable al ignorar a estos autores noveles, al fin y al cabo todos hemos estado en esa situación, es decir la de estar empezando un proyecto y necesitar un empujoncito. Pero poco a poco me di cuenta de los sinvergüenzas que eran muchos. Por ejemplo, se ha dado el caso de contestarle a algunos de los emails y/o menciones que me hacían preguntando algunas cosas sobre la novela en cuestión y no recibir contestación o que la contestación fuera lee la novela si quieres saberlo. ¿Perdona? Me atacas con tu novela sin yo haberlo pedido y cuando yo cometo el error de hacerte caso ¿me vienes con esas? Después de un par de experiencias como esa decidí pasar de los autores noveles que spamean, no merecen mi tiempo ni mi esfuerzo. Al fin y al cabo, yo tengo mi blog porque me gusta y no para satisfacer la necesidad de publicidad de nadie.
    Sin duda es una pena, porque dan muy mala fama a todos los autores autopublicados cuando seguramente estos tipejos sean sólo una pequeña muestra de ellos, eso sí, hacen mucho ruido.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Montse de mi vida, querida, no es por chafarte la guitarra, pero para que este post zanje "algo" tienes que suponer que la gente a la que te refieres lo va a leer...Y ese es uno de los problemas xDD

    Yo, la verdad, entiendo que tiene que ser muy chungo luchar por tu obra, promocionarte, etc, etc. Pero hay que hacerlo BIEN. Y hay que hacer ver que el blog al que escribes te interesa por algo. No sé. Creo que estás dando consejos muy buenos.

    Y Twitter, ¡ay twitter! En el momento que puse la palabra wattpad recibí como un millón de menciones -no tantas, pero ya me entiendes- invitándome a leer fanfics de One Direction y similares. :/ Supongo que piensan que matar moscas a cañonazos es válido, porque tarde o temprano le das a alguna :S

    ResponderEliminar
  13. Algún día tal vez no tendrás la razón, pero eso tan sólo será la excepción que confirma la regla. Una vez más la tienes, y de la buena. Para bien o para mal, según quien te lea... Jijijijijijiji
    Plas! Plas! Plas! Plas! Plas!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Es un tema controvertido... Yo me siento en parte muy identificada con lo que dices, pero no de forma tan radical. Creo que soy un poco blanda, tiendo a responder a quien me escribe pidiendo que le reseñe, aunque la mayoría de mis contestaciones son negativas o "no me voy a comprometer, pero puede que la lea". No suelo tener malas experiencias al respecto, menos una que me resultó muy divertida de un autor que se enfadó porque le dije que no me apetecía leer su novela en ese momento, y me soltó que si esa historia tan "literaria" no me parecía lo suficientemente buena no tenía nada más que decirme. Jo, que yo no le había dicho que no me parecía buena, si no la había leído. De hecho me parecía que tenía potencial...
    En fin. Para qué buscarse más preocupaciones, yo prefiero pasar página, que en eso sí que somos expertos. ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Te aplaudo. Pienso igual que tú.
    Es más, tengo una entrada a medias sobre cómo pedir (o mejor cómo no hacerlo) algo, pero no la he terminado porque no estaba de humor.
    Lo que yo creo que no entienden es que tenemos muchos libros pendientes en casa, y otros miles en una lista, y que para que me fije en el tuyo, o me interesaba de antes el libro, o si me mandas un correo impersonal que se nota que se lo has enviado a un montón de gente, sin personalizar ni llamarme por mi nombre, lo más que van a conseguir es quedarse sin respuesta.
    Yo no suelo contestar, no merece la pena, simplemente ignoro el correo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Una entrada con un par. Yo sigo recibiendo correos que me hacen gracia porque si visitas mi blog sabes que no leo jamás ni fantastica, ni ciencia ficcion, zombies, y algún otro engendro más. Cuando un libro no encaja en la temática que suelo leer, no entiendo como me lo ofrecen.

    Otros juran y perjuran que les gusta mucho tu blog y a poco que sigas leyendo su correo descubres que solo se han pasado para coger la dirección de correo electronico.

    Lo siento por los autores noveles, pero tuve una mala experiencia, y no acepto novelas si las tengo que reseñar. El intercambio de correos fue bastante desabrido, ser acusada de cargarme una novela me moslestó mucho, pero con perdon de los comentarista que ese mismo autor me acusara de malograr el trabajo de otros bloggers me dolió muchisimo, tanto que tome la decisión de no aceptar más libros de autores noveles, en alguna ocasión me olvido de la promesa que me hice, pero te aseguro que son muy pocas veces.

    Un autor novel tiene que ser muy maduro para aceptar las criticas constructivas, que el suele confundir con negativas, me cuesta mucho encontrar tiempo para leer y reseñar así que imaginaros para contestar correos malintencionados.

    Una entrada muy interesante

    ResponderEliminar
  17. Estoy totalmente de acuerdo con esta entrada. Además, es claramente lo que pienso yo. Hace nada me pasó algo parecido a esto, que una autora me escribía día sí y día también preguntándome cuándo escribiría la reseña de su novela, y se "excusaba" diciendo que le gustaba tener controlado dónde estaban las reseñas de su novela y que le hiciera saber cuándo la publicaría. En mi mente se reflejo un cartel luminoso en el que ponía "Mentira cochina", y le escribí que en cuanto me fuera posible lo haría. A partir de ese correo mío, me escribió dos veces más, que por qué tardaba tanto. No sé ni por qué me he molestado en leer la novela, pero lo he hecho, y tendrá su ansiada reseña, pero telita...

    No se dan cuenta que tenemos más cosas que leer, que no leemos por obligación, y que atosigando lo único que consiguen es que si llegamos a leer su novela, estemos tan asqueados que no nos guste.

    Tienes todo mi apoyo en este asunto.

    ResponderEliminar
  18. Querida Montse, más alto quizás pero mas claro imposible.

    ResponderEliminar
  19. Gracias Montes por ayudar con tus palabras, una vez mas, a los escritores noveles. Supongo que los escritores noveles tenemos ese miedo de no ser leídos que nos hace obrar de forma descontrolada en la búsqueda de publicidad y pecamos en volcar la responsabilidad en bloggers, en familiares y amigos y hasta en el clima. En fin, no creo que haya mala intención en los "cansinos" que bombardean de tuits las cuentas de foros literarios y bloggers especializados, solo es ese miedo de que la obra no trascienda mas allá del pequeño mundo de un escritor novel. Gracias nuevamente por intentar ayudar a los noveles, por intentar ayudarme a mí sin conocerme. Un saludo. Gabriela Vallejo @gavall80

    ResponderEliminar
  20. Que quieres que te diga, que como siempre tienes más razón que un santo. Cada vez son más los mail que recibimos y muchas veces de novelas de temas que no nos interesan y que, como bien dices, si se hubiesen pasado por nuestro blog se hubiesen dado cuenta de que nuestros gustos no van por esos derroteros.

    Yo no hace mucho acepté un libro que decidí no reseñar pero en cambio mandé un correo al autor con mi opinión. Su contestación fue cuanto menos llamativa, poco menos que me daba a entender que yo no tenía ni idea de la calidad de su libro y que no había entendido nada, y eso sólo comentando lo que me había parecido y habiendo dejado por adelantado claro que yo no era ninguna entendida y que sólo decía lo que me gustaba o no. Está claro, si quizás no te gusta lo que voy a decirte no me lo pongas en la mano y acepta que no vas a gustar a todo el mundo.

    Cada vez me pienso más de quien acepto un libro y, por supuesto, hay algunos mail que no merecen siquiera contestación.

    Un post como siempre muy acertado. Gracias por poner palabras a lo que muchos pensamos. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos ;D

    Ya he comentado con Montse en twitter, no puedo estar más de acuerdo con su entrada: hay gente que te hace lamentar que no hay un botón de "bloqueo" en la vida. Pero debéis entender que no es una cuestión de "escritores noveles", sino de personas maleducadas, que las hay en todas las profesiones y en todos los ambientes.

    Abrirse camino en el mundillo literario está francamente difícil. Solo con las editoriales ya estaría colapsado el mercado, porque han entrado en la dinámica de publicar de forma enloquecida a la caza del bum tipo Harry Potter. A eso, hay que añadir lo que ofrecen los noveles... y oye, que noveles hay un montón. Con la facilidad que dan los ordenadores para escribir cómodamente (y rellenar 75 páginas que se convierten en 150 a doble espacio y márgenes anchos, hala, ya tengo novela), está todo saturado.

    Tenéis razon: no hay tiempo para leer todo lo que se publica. Das una patada y salen cien escritores agitando su libro (95 con su primer libro, 75 con el que será su único libro), intentando captar la atención de... vamos, no sé. A veces algunos colegas bromeamos sobre si siguen existiendo los lectores o se han convertido todos también en escritores ;DDDD

    Entre esa mucha gente, una gran mayoría opta por ir por libre. No nos engañemos, aquí todo el mundo piensa que es objeto de una injusticia editorial y que, si lo intenta, va a ser la próxima gran revelación del año, porque su novela es lo mejor que se ha escrito. Lamentablemente, casi nunca es cierto, sobre todo con una primera novela de la que, como mucho, hubieran debido aprender de sus errores para lograr un poquito de oficio, como hemos hecho todos.

    Pero, en fin, con la facilidad que da internet, o echando mano de los ahorros, que hoy en día parece que se puede comprar la profesión de escritor a golpe de chequera, se ponen en el mercado. ¿Qué pasa entonces? Que te topas con el hecho de que hay miles y miles chillando como tú, pero también, más importante, que las editoriales cuentan con una fuerza arrolladora para atraer la atención de los lectores, ya sean tales o sean además bloggers. Los tan codiciados bloggers ;)

    Ante eso, unos se comportan con educación y, como decía, otros no. Esos mismos que se saltarían las colas, o intentarían llevarse lo mejor por la cara sin importarle que otros lo merezcan más o comerían los pinchos en un bar intentando que no les vean para no tener que pagar... Gente que piensa que las normas están hechas "para otros", no para ellos, ya que son más listos y más guapos.

    Pero, de verdad, os pido que no generalicéis. Si alguien os entra, pues a ver cómo lo hace, o si su libro es de interés, por lo que sea. Pero el rechazo no debería basarse en un genérico "por ser novel". En serio, se puede hacer (nadie está obligado a leer nada), pero no es justo. No todos ellos merecen reproches o el vacío. Muchos son gente educada y maja, como cualquier otra, de esa que, de conocerla, os podría caer genial... y que no suelen tener reseñas precisamente porque no dan la murga ;DDD

    ResponderEliminar
  22. Tienes toda la razón del mundo se puede decir más alto pero no más claro muy buena entrada que como dices expresa lo que nos ha pasado y hemos sentido muchos blogueros. Y si encima luego se quejan de que la reseña es negativa ya es el colmo. Tienen que entender que el blog no es nuestro trabajo y valorar las horas que dedicamos y sobre todo que es personal. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  23. Y ahora como te digo que me reseñes??... se lo pediré a Vanedis que te lo pida, que veo que tenéis muy buen rollito. Es broma. Los autores somos dueños de nuestras novelas, y los blogueros de sus blogs. Nos ayudan mucho las reseñas positivas, quizá alguno piense que estas se regalan, pero en mi caso, no tengo muchas, y casi siempre me las ofrecieron los que me reseñearon, cuando alguna vez las pedí, siempre me dijeron que no. asi que ya no pido, pero si pidiera, lo haría de buen rollito, claro.

    ResponderEliminar
  24. Saludos a todos.

    En primer lugar, deseo romper una lanza en favor de los blogueros (¿debería decir directamente blogueras?). Sin vuestra desinteresada labor, a los escritores nos resultaría muy difícil darnos a conocer. Y es por ello por lo que, como aquí se señala, hay que hacer las cosas con estilo y educación.
    Lo primero que un autor debe comprender es que el blog es propiedad de su creador y éste reseñará lo que y cuando le dé la gana. Lo segundo es que, como en el resto de aspectos de la vida, la cortesía es fundamental.
    Todos hemos tenido un comienzo -y sé de buena tinta lo que me digo; sí, yo también fui un autor indie- y hemos necesitado un empujón. Incluso una vez fichados por una editorial nos vemos más o menos empujados a "promocionar" nuestras obras. Pero de ahí a qué optemos por métodos invasivos como el odioso spam o el ir pidiendo a todo ser viviente que hable de nuestro trabajo... En fin. No discuto que, en ocasiones, tenga el efecto deseado por estas personas: vender algún librillo. Mas limitará tu imagen como escritor sólido (¿Imagináis a Ken Follet diciendo cada cinco minutos "Compra mi libro"? No me sirve la respuesta "Es que él ya no lo necesita". Créeme: si vas por ese camino, jamás dejarás de necesitarlo...).

    Retomando el hilo de este post, si quieres darte a conocer y optas por recurrir a la inestimable ayuda de un bloguero, envía tu novela (después de haber estudiado la línea, el nombre del autor y esas cosas básicas), dale las gracias de antemano y, sobre todo, no presiones. Si tu novela merece la pena o del agrado del blogger, será reseñada tarde o temprano y, si no, no pasa nada. Hay otros blogs y otros medios para dar a conocer tu trabajo.

    Un abrazo a todos y recordad: nunca abandonéis vuestros sueños.

    ResponderEliminar
  25. Hola Montse, muy buena tu entrada. Y es que hay gente que tiene mucha cara. Bueno, te diré que yo también soy escritora novel y que recientemente he editado en amazon un poemario, y afortunadamente no todos los escritores noveles somos así de irrespetuosos. Claro que nos gusta que nos lean y conozcan nuestra obra, pero no yendo de ese plan. Yo reconozco ser más pesada que las moscas poniendo publicidad de mi poemario en mi muro y en grupos, donde todos hacen lo mismo, y que francamente pienso que en realidad no sirve para nada porque son grupos donde nos autopublicitamos y nadies nos hace ni caso, pero bueno, por ponerlo, pues hala. Lo que no me gusta es mandar mensajes privados a la gente y mucho menos a los blogeros ( yo también soy blogera) obligándoles a que reseñen. Algunos autores lo hacen pero de forma respetuosa, pero lo que hace este autor que comentas, me parece fatal. Yo ni siquiera he pedido a ningún blog que me haga reseñas, jaaaaa. Si alguno quiere hacerlo, pues yo muy agradecida, pero nada de obligación. Lo que hecho hace poco es regalar mi poemario para un grupo de facebook, en un sorteo para que el afortunado me la reseñe. Pero nada más, como te digo, los autores noveles tenemos que autopromocionarnos pero de una manera legal y correcta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Buenos días,

    He entrado al blog a través de un RT de twitter, y Montse, creo que tienes toda la razón, se trata de un tema de respeto. Respeto entre la persona que escribe el libro y la persona que lleva el blog. Evidentemente el boom de las autopublicaciones está haciendo que muchos nos lancemos a publicar lo que nuestras mentes producen (con mayor o menor acierto), y la saturación provoca que sea imposible una publicidad efectiva. Demasiada oferta para la demanda existente.

    Con lo que ya no estoy de acuerdo son con los múltiples comentarios en los cuales se denosta al autor novel. Sinceramente, todos hemos empezado alguna vez y seguro que como blogueros habéis solicitado alguna vez intercambiar enlaces con otros blogs, sin que ellos os lo hayan pedido. Una petición, con respeto, debería ser contestada, en mi humilde opinión.

    Saludos y que no tengáis muchas malas experiencias.

    ResponderEliminar
  27. BRAVO,BRAVO, BRAVO

    Coincido contigo en cada una de tus palabras y lo sabes porque hace unos días comentamos un caso que nos afectaba directamente a las dos.
    Generalmente, paso de los correos "toca narices", los cuales la mayoria de las veces ni termino de leer porque francamente, me aburren a la par que me ofenden.
    Podría mencionar más de una cosa que me ha ocurrido con escritores noveles (que tal y como mencionas, no son todos iguales y algunos son unos encantos) pero os cuento una : un escritor, cuya obra ha triunfado y parece que tiene muy buena pinta, me mandó un correo "ofreciéndome" su obra. Le contesté pasados unos días, porque sí, tengo una vida privada, y no sé si es que ya había recibido muchos "síes" a su obra o le molestó mi tardanza, que entonces tuvo la cara dura de decirme que si quería mi obra o bien me la comprara o bien participara en los sorteos de la misma que habia activos en varios blogs.
    Dí que sí, majo. Con un par...
    Os diré que ni le contesté porque lo mandó allá bien lejos y no he leído su obra ni pienso hacerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Pocos conseguimos evitar el error en esa primera vez. En cualquier negocio o aventura. Unos optan por reconocer y aprender; otros se aferran al empecinamiento. Hay que aceptar que un porcentaje de la sociedad, sean escritores, reseñadores, violinistas o criadores de grillos, elige la segunda opción.
    Es cierto que lo que no se ve no se vende, y por eso muchos caen en la desesperación compulsiva de hacerse ver. Pero el tiempo que llevo en esto -y por analogía, en cualquier otra actividad comercial- me ha demostrado que las ventas y el éxito caminan por otros derroteros.
    Creo que los escritores, sálvese quienes puedan, están perdiendo un poco el rumbo. Se malgasta una cantidad inmensa de energía en la promoción, más quizá que en la escritura. Proliferan las malas artes y con ello, no se consigue más que ensuciar más y más la imagen de un mundillo ya de por sí bastante deteriorado.
    No sé cómo algunos tienen tanta facilidad para pedir y tanta alegría para molestar una y otra vez con el spam. Pero lo peor es que a muchos les va bien. En fin, es lo que hay.

    ResponderEliminar
  29. Casi todos los correos que me llegan son de este tipo, y la verdad es que los ignoro en su mayoría porque ni siquiera se toman el tiempo de echar un vistazo al blog y ver mis gustos. Si se dirigen a mi con un correo que muchas veces parece redactado por un colegial en vez de por un escritor poco me dice a favor de esa novela que pretenden venderme. Eso si, si no contesto, ninguno me ha seguido insistiendo (sólo uno a través de twitter pero se dio por vencido).
    Has hablado por muchos de nosotros, Montse. Te lo agradezco.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Al buen entendedor con pocas palabras debería bastarles, pero creo que no será el caso y que seguiremos "sufriendo" esa falta de respeto a la que aludes.
    Totalmente de acuerdo contigo.

    Bs.

    ResponderEliminar
  31. Yo soy escritor, si para decir eso basta con haber escrito un libro, y le mandé un correo a Montse por si le interesaba hablar de mi libro sin saber cómo se llamaba y sin haber investigado su blog más allá de saber que el género de mi libro podría encajarle. Además, su post lo publicó al día siguiente de escribirla y me mandó el link; no sé si fue casualidad o en respuesta al mismo. Así que me estoy poniendo delante del pelotón de fusilamiento escribiendo aquí.
    Os cuento el proceso. Termino de escribir mi primer libro, veo cómo está el panorama editorial y lo fácil que es publicarlo tú mismo y se anima a la aventura. Vale, ya lo tienes en venta, ¿y ahora qué? Soy un escritor por hobby, no por profesión, tengo mi trabajo que me da de vivir, paga la hipoteca, la guardería de mi hijo y todas las demás cosas. Investigo opciones de promoción y las que puedo permitirme pagar consisten en mandar una nota de prensa a una lista de direcciones que tienen las empresas en cuestión y a algunos blogs con los que tienen acuerdos. Imbuido de la emoción de publicar el primer libro y con todo el entusiasmo del mundo decido que lo puedo hacer sólo. Paso mis horas investigando en internet para conseguir los correos electrónicos de los medios de comunicación y mando la nota de prensa; luego investigo el tema de los blogs de literatura. Alguno hojeaba alguna vez, pero llegando por búsquedas de Google, no porque siguiese ninguno en concreto. Descubro que hay miles sólo en español, ¿a cuál escribir? Como persona que desconozco este mundo tengo dos opciones: empaparme de media docena a fondo y hablar con sus autores o algo más masivo. Acertar con el blog que mejor encaje de esos miles con tu libro es como la lotería. Busco alguna lista de blogs y uno a uno los abro, los ojeo para ver que cuadre mi libro (es una novela de aventuras, así que no voy a escribir a sitios de novela de terror o romántica), me hago con las direcciones y les envío la información de mi libro. Cosas que tengo en cuenta:
    - En mi correo obviamente soy educado y amable, ofreciendo la información de mi libro y la disponibilidad para lo que se me requiera. No exijo nada ni se me ocurriría como comentáis que hacen algunos escritores.
    - Hay blogs que no tienen puesto ningún correo, a esos no les escribo. A los que veo que tienen un correo, entiendo que les puede interesar este tipo de información y por eso les escribo.
    - No spameo por Twitter a nadie como también parece que hacen otros, al revés, me hago seguidor de muchos de los blogs ahora que he descubierto ese mundo. Y lo mismo en Facebook. Me hago seguidor de muchos blogs, pero no publico nada en el muro de ninguno ni etiqueto a nadie sobre fotos de la portada de mi libro ni nada parecido.
    - Ofrezco mi libro gratuitamente para el que quiera reseñarlo. Es decir, si alguien quiere reseñarlo me responde al correo diciéndolo y yo le doy un código promocional para descargárselo gratis de Amazon. Pedir que lo reseñen y no regalarlo a quien quiera hacerlo me parece una broma de mal gusto.
    Con todo esto, ¿me siento culpable o escritor jeta? Por mi parte creo que he actuado de un modo correcto y educado, escribiendo a los blogs que dan la opción de hacerlo, ofreciendo mi libro de forma gratuita para el que lo quiera leer y no haciendo nada intrusivo en las otras redes sociales. Supongo que hay blogueros que estarán hartos de recibir correos de este tipo, pero también hay que ponerse en la piel del que los manda, pensar en el proceso que le ha llevado a hacerlo y, si no quieren recibir correos, no ofrecer la dirección en el blog o poner un formulario como tienen algunos que limita este tipo de acciones muchísimo.
    En todo caso, y esto va dirigido directamente a ti Montse, te pido perdón si te he podido molestar con el correo en el que te hablaba de mi libro y te ofrecía un ejemplar gratuito por si querías reseñarlo. Tomo nota para el futuro y no volveré a escribirte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Javier!
      Este post no va dirigido a ti solamente y el mail que envié con el enlace fue para muchos más.
      En segundo lugar, primero me mandaste un correo hablándome de tu libro y a los 3 días me mandaste otro diciéndome que me habías escrito, que no habías recibido respuesta y que si quería me mandabas un código promocional.
      El problema es que los blogueros tenemos que empatizar con vosotros y entenderos, que es lo primero que he puesto en la entrada. Pero nos gusta que nos llamen por nuestro nombre y vosotros nos consideráis como entes impersonales, no como personas,
      Por lo demás, tus disculpas te honran.
      Saludos.

      Eliminar
  32. No podemos estar más de acuerdo con este post, Montse. A nosotras una de las cosas que más nos molesta son los e-mails enviados a destinatarios ocultos, táctica para esconder que estás enviando el mismo mensaje a tropecientos blogs. Esos e-mails ni los respondemos.

    ResponderEliminar
  33. Es un mundo complicado. Gente que escribe, que se cree con el derecho a ser leída, y gente que ofrece esa posibilidad a cambio de nada. La frontera entre la mala educación a la hora de relacionarse entre unos y otros es muy delgada.

    Analizad el comentario de Javier. Comienza así: "Yo soy escritor, si para decir esto basta con haber escrito un libro". Pues no, Javier, no basta. Los que escribimos en este mundillo no somos escritores, o no lo somos todavía. Lo seremos, y ni aún así, cuando diez o doce reseñadores digan que nuestro libro merece la pena, y ni aún así conseguiremos poder decir que somos escritores. Un buen amigo lo definió muy bien una vez, en un encuntro. "Joder, vamos a reconocerlo: somos escritores de tercera, pero eso no se puede decir en ningún lugar". Y es verdad, nos creemos el ombligo del mundo, y a veces nos empeñamos en que el mundo descubra verdaderas bazofias salidas de nuestra mollera. Bombardeamos a las blogueras, en este caso a Montse, de forma indiscriminada, sin preocuparnos en absoluto de si a Montse le puede interesar o no lo que escribamos. Bombardeamos a las editoriales, que andan tan perdidas como nosotros porque no son capaces de encontrar la gallina de los huevos de oro como no sea buceando en la basura televisiva. No, Javier, créeme, es más complicado que todo eso.

    El problema es que estamos entre personas, y unas veces les apetecerá leernos, y otras no. Y no pasa nada. Pero ante todo, el respeto y la admiración por una labor que a algunos nos ha dado más de un alegrón y que nunca se podrá olvidar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado, Felix. Escribir un libro o media docena no te convierte en escritor. Ni siquiera que una editorial lo publique. Si ya partimos desde una atalaya (imaginaria) es fácil perder la perspectiva.

      Vamos a trabajar con respeto y honestidad y el tiempo dirá que es sabio.

      Eliminar
  34. Voy a ser muy breve: suscribo tus palabras ;-)

    ResponderEliminar
  35. Suscribo todo lo que dice Montse. Mayte Esteban tiene también toda la razón. Hay algunos escritores, porque no se pueden incluir a todos, claro está, que nos miran por encima del hombro y se creen que les debemos rendir pleitesía y hacer todo lo que ellos nos indiquen sobre sus escritos, pues llamarle novela es algo muy serio y, además, se debe de ganar el respeto de los lectores, cosa que no lo hará si él empieza por menospreciarnos.
    Nosotros somos lectores, nada más. Nos han tildado de todo. Incluso dicen que somos corporativistas y hasta escritores fracasados. Y esto no lo consiento, ni que me lo digan a mi ni a nadie que se dedique a lo mismo que yo.
    Últimamente estamos siendo bombardeados por "escritores" que nos incitan a leer sus novelas. Y digo incitan porque en más de una ocasión, casi me he sentido obligado a hacerlo pero va a ser que no.
    Igual está mal hecho, pero uno ya está harto de que le lleguen correos de alguien que no conozco y me limito a eliminarlo. Si se dirigen a mi con educación, otro gallo cantaría, pero estas no son las formas.
    Creo que todos deberíamos remar en la misma dirección, pues a todos nos gusta lo mismo: la literatura. Solo pido respeto. Si tú respetas mi trabajo yo respeto el tuyo. No es la primera vez que me llaman de todo menos guapo, que sé que no lo soy.
    Efectivamente, el tiempo pone a cada uno en su sitio. Besos.

    ResponderEliminar
  36. Hola, Montse!
    En primer lugar, felicitarte por un post tan valiente.
    Voy a expresar mi opinión desde dos puntos de vista: como escritora, y como usuaria de las RRSS.
    Como escritora, además de publicación tradicional, decidí lanzarme con una novela autopublicada, que lo mismo ha pasado sin pena ni gloria precisamente porque odio, odio, odio (¿he dicho odio?) hacer spam. Ni me gusta que me lo hagan, ni hacerlo. Sé perfectamente lo que es este mundillo, lo que cuesta hacerte un hueco, la lucha diaria para no pasar desapercibida en un mundo tan competitivo como es el de las letras. Sí, sé de lo que hablo, pero saberlo no me lleva a ser una maleducada de cuidado. No creo que tu sueño de ser escritor sea mayor que el mío, por muchos tuits que pongas al día con el link de tu novela. Hay mucha formas de ganarse lectores, y una de ellas, la mejor, es con tu trabajo, mediante blogs (propio, por supuesto), tuits que llamen la atención, y, sobre todo, respeto hacia los lectores y bloggers y no verlos como una herramienta para incrementar las ventas. Utilizo las RRSS como medio de promoción, obvio, pero jamás se me ha pasado por la cabeza pedirle a nadie que lea mi novela (Eso de obligar a leer como que no), ni que la reseñe (¡Y gratis, oiga!), ni que me haga publicidad del lanzamiento (Reitero: ¡Totalmente gratis, oiga!). Me parece, de entrada, una falta de respeto hacia los bloggers, amén de que el trato sea, como has apuntado, tan impersonal.
    Como usuaria de las RRSS voy a cuchillo. Y probablemente me esté poniendo uno al cuello al decir esto, pero señores/as, hay formas y formas.
    Además de los casos mencionados en tu post, quiero añadir aquellos que te utilizan como para subir su "Caché": los llamados BOTS (te sigo para que me sigas, y luego te dejo de seguir, que lo que me interesa es tener un gran número de seguidores) me tienen frita, pero más esas solicitudes de amistad que tras aceptar, te envían un privado con un enlace para que le des al me gusta de su página de autor, o con el enlace de su novela. Sin buenos días, buenas tardes ni buenas noches. Oiga, que ni un mísero ola ke ase.
    Hubo un caso que me tocó mucho las narices de un escritor que me pedía ayuda para promocionar su novela. Según él, la mejor forma de hacerlo, era comprando la novela para subiera puestos y así ser más visible.
    Claaaro, majo. ¡Para eso estamos, para hacer el primo!
    Yo estoy muy contenta con mi relación con el mundo blogger, pues siempre han sido muy respetuosos conmigo.
    A lo mejor tiene que ver con el hecho de que ni cansineo, y les trato con educación y respeto.
    Nuño Dixit, jajajaja.
    Un besin muy grande, guapa.
    Lala

    ResponderEliminar
  37. Bueeenas :) Llegué al link porque lo vi en twitter, y me da curiosidad porque no es el primero de estos "manifiestos" que leo en los últimos 7 días. Y aquí ando, tratando de ser imparcial.

    Para dejar el granito de arena que nadie pidió... bueno, hace unas horas había puesto un estado en FB donde no me sentía muy contenta con este tema, pero durante la comida me bajó todo :P No puedo no darte la razón, porque como bloggera (no muy activa, pero bloggera al fin) me llegan a diario peticiones de este estilo (de lectura, de reseña, links publicitarios "sin alma" y hasta peticiones de corrección de manuscritos... ¿?) y en 3 de cada 5 se nota lo que dices, el trato impersonal; otros se esfuerzan un poquito más, son personas que te conocen de vista y se animaron a escribirte, lo cual está bueno.

    Pasa, porque si dejamos nuestros mails a la vista para que nos contacte la gente que sí queremos que nos contacte, estas cosas suceden. Lo que intento decir es que ponernos en ese plan de "estos autopublicados/noveles/independientes me tienen cansado/a, les voy a borrar todos los mails sin siquiera abrirlos porque no merecen mi tiempo y encima me exigen y me exigen sin dar nada a cambio" no lleva a ninguna parte. Sólo alimentamos ese mito que algunos predican de que los autores independientes/autopublicados son "caca" y se genera más rivalidad entre autores y bloggers.

    Adhiero al tema de que muchos de nosotros tenemos que aprender a mejorar nuestras técnicas para acercarnos al público (yo organizo sorteos de copias impresas de lo que hago e invito a participar y a compartir los enlaces, el que se quiere apuntar se apunta y el que no, felices todos). Al principio hacía esto de acercarme a los bloggers, pero si te soy honesta y aún siendo entusiasta y amable, recibí tantos reveses, respuestas descorteses (o directamente no recibía ninguna respuesta) de parte de algunos bloggers; que opté por dejar de molestarme. Lo entiendo, hay gente que le das la mano y te agarran por el codo y nadie quiere que le pase eso, claro, y hay modos y modos y algunos tienen más cara que espalda...

    Responder mal o no responder no es la respuesta, ¿verdad que no?

    Me parece que la situación es algo similar a cuando ves a un blogger quejándose porque las editoriales no les contestan los mails cuando envían peticiones para recibir libros. Y los ves putear, putear, preguntarse qué hacen mal, hablar mal de la editorial, etc. ¿A que es parecido? ;) Nada. Quería compartirlo. Como bloggera me parece fantástico pedir un poquito más de elaboración en las comunicaciones, y como autora me parece decente pedir que no se nos ignore, porque en la volteada caemos tanto los que tratamos de hacer las cosas con onda como los que lo hacen todo sin ganas, persiguiendo únicamente el lucro.

    PD: Cada uno maneja su boliche como mejor le gusta, las reglas de la casa son las reglas de la casa y nunca está de más dejarlas claras a mano, para que los demás sepan a qué atenerse.

    Un beso!
    Mel.

    ResponderEliminar
  38. ¡Hola! Yo he aterrizado aquí por medio de un tuit, y ya puestos, me voy a atrever también a dar mi opinión. Estoy de acuerdo en una parte y en otra no. No me parece justo meter a todo el mundo en el mismo saco, pero por otra parte, hay gente que hace gala de una mala educación pasmosa. Puede que destaquen algunos noveles, pero tampoco me parece muy educado no contestar a ninguno porque no y punto. Como bien han dicho por ahí arriba, a mí me parece una cuestión de respeto, por ambas partes.
    He autopublicado una novela, y he tenido suerte (o he sido lo bastante educada) y cuando contacté con algunas bloggers para preguntarles si estarían interesadas en leerla y reseñarla, la gran mayoría contestó que sí. Sólo hubo una que no contestó. Tampoco le di mayor importancia, cada uno tiene sus cosas y no merece la pena perder más tiempo en pensar por qué. Aclararé que primero miré si los blogs eran de una temática afín, los seguí, y les escribí adjuntando la sinopsis y esperando que me confirmaran si querían recibir la novela o no. Una tuvo la cortesía de advertirme que tardaría en leerla porque tenía muchas por delante. Lo agradecí, porque es frustrante ver como pasan los meses y ni siquiera sabes si la han leído. No creo que sea agradable recibir un correo cada tres días preguntando "¿La has leído? ¿La has leído?", pero tampoco me parece mucho pedir una advertencia previa para que el escritor sepa a qué atenerse si la cosa va a ir para largo.
    Algunas bloggers me advirtieron de que no hacían reseñas negativas para evitarse movidas, de modo que si la novela no les gustaba, me lo dirían y no habría reseña. Me sorprendió un poco, para qué negarlo. Luego he podido entender con claridad a qué tipo de movidas se referían tras ver los ácidos comentarios de alguna que otra autora ante una reseña negativa. Sea constructiva o no, escuece, las cosas como son, pero pretender condicionar la opinión de un blogger me parece casi vergonzoso. No se puede gustar a todo el mundo, para empezar, y para seguir, un lector, haya pagado o no por una novela, tiene derecho a opinar lo que quiera (preferiblemente guardando las formas, desde luego). Si solo quieres alabanzas, no pidas opiniones. También hubo quien me advirtió que si quería que leyera la novela, tenía que aceptar que la reseñaría para bien o para mal. Yo creo que es algo que no hace falta advertir. O no debería hacer falta.
    Sobre el spam, reconozco que a veces somos muy pesados. Unos más que otros, pero es inevitable dar la murga aunque sea un poco, o nadie (o casi nadie) se percata de tu existencia. Personalmente procuro no ser muy pesada y espaciar el spam lo más posible, porque también me molesta el típico escritor que cuelga un tuit cada media hora sobre su novela, lo mismo que me cansa el autobombo de los que publican su posición en el ranking de Amazon todos los días y las manoseadas expresiones del estilo de "no te dejará indiferente", "no te la puedes perder" o "la novela del año". Hay gente muy agresiva, es cierto, y la agresividad genera más agresividad, también es verdad, pero me sigue pareciendo injusto meter a todo el mundo en el mismo saco.
    Por cierto, pedir que alguien recomiende tu novela sin que la haya leído, me parece el colmo del morro, casi tanto como pedir que la compren para ayudarte. Algún "compañero" me ha mandado solicitud de amistad y acto seguido un privado avisándome de que ya estaba a la venta su criatura. Con todo mi morro le he contestado que la mía también y le he mandado mi enlace de vuelta. Todo esto sin un mísero "ola ke ase" de por medio, como dice Laura... jajaja.
    Y ahora que recuerdo... El otro día una compañera me confesó que había recibido un privado (de alguien a quien acababa de agregar, por cierto) pidiéndole que pusiera un comentario positivo y cinco estrellas en una novela que ni siquiera había leído, como "favor" personal. Ver para creer.
    En fin, como también han dicho más atrás, cada uno en su casa pone sus normas.
    Muy interesante la entrada, me quedo por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Acabo de reenviar esta entrada a un autor que me ha escrito (a mi y a sabe cuántos más)

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.