23 de septiembre de 2014

Reivindicando a los autores españoles: nuestros escritores son excelentes







Cuando hice el post de los autores noveles, prometí una entrada para reivindicar a los grandes autores que tenemos en España que se dedican a escribir thriller, novela policíaca o novela negra. Porque me canso de las grandes campañas de marketing que tienen los autores "que llegan del frío". Y a los que tenemos aquí "que les den"; allá se las apañen ellos solitos.
Solamente Michael Connelly, Harlan Coben y Franck Thilliez pueden hacerles sombra. Los demás, bajo mi punto de vista, que es como todo lo aquí publicado subjetivo, no sirven ni para limpiarles las suelas de los zapatos.
No todos tienen reseña en el blog, algunos porque no he tenido tiempo de hacerla y otros porque cuando los leí no era bloguera. Y estos solamente son de los últimos tres años y medio.
Todos y cada uno, y son muchos, los recomiendo sin temor a equivocarme. Espero que os guste mi selección, que me ha salido inmensa.
Están ordenados aleatoriamente, porque si lo hubiese hecho de otra manera habría terminado loca. 
Si os lleváis alguno anotado, deseo que lo disfrutéis aún más que yo. Ya me contaréis.



Semana Santa de 1928, Madrid es una ciudad convulsa donde se mezcla lo nuevo y lo viejo. Mientras la dictadura del general Primo de Rivera da sus últimos estertores, Tomás Halcón, antiguo policía y legionario de la guerra de África, recibe la visita de Marcial, amigo y excompañero del ejército, para que colabore en la resolución de un asesinato. 
La violencia con la que se ha perpetrado el homicidio pone en alerta a los altos cargos del Gobierno, pues temen que el asesino pueda ser un militar. Su nerviosismo aumenta con cada víctima; saben que solo Halcón puede resolver el caso.
Entre el desasosiego producido por los recuerdos de la guerra, los crímenes y la barbarie aparece Ana, una mujer que hará que Tomás recupere la cordura entre tanto desconcierto.




A través del conmovedor personaje de una joven obligada a prostituirse, el autor destapa las redes de blanqueo internacional y corrupción que recorren las cloacas de nuestro país. 
Los seguidores de Salas encontrarán en este thriller grandes temas de actualidad como el espionaje, el narcotráfico, la corrupción política, empresarial y policial, la prostitución y el terrorismo. Una protagonista, Álex, que hará frente a las situaciones más extremas con su inteligencia y sus habilidades excepcionales. Colombia, México, España…, la anatomía de un sistema corrupto que deja sin aliento. 
Una mujer vejada, un sistema corrupto, una venganza implacable. Unos estudios de químicas, un futuro prometedor  y una familia sencilla son los puntales que sostienen la vida de Álex en Colombia hasta que un cartel de la droga se cruza en el destino de su novio y el suyo. Desde ese momento, y temiendo que su vida acabe de una forma tan violenta y repentina como la de su novio, Álex solo tiene una idea en la cabeza: escapar. 
Por eso cuando su prima Paula Andrea le habla de la posibilidad de viajar a Madrid con un incierto contrato de trabajo, ella ni se lo plantea. Coge los mil euros que le ofrece la organización y embarca hacia una nueva vida. Álex, su prima y una muchacha que no cuenta ni con veinte años son conducidas a un burdel en el que deberán prostituirse para devolver el dinero prestado por los proxenetas.



Memento mori (César Pérez Gellida)
Septiembre de 2010. Aquella mañana de domingo nada le hacía presagiar al inspector de homicidios de Valladolid Ramiro Sancho que acababa de dar comienzo una pesadilla que lo dejaría marcado para el resto de sus días.
La investigación del asesinato de una joven ecuatoriana a la que le han mutilado los párpados y cuyo cuerpo han encontrado unos versos amenazantes, ocupa las primeras páginas de esta novela negra narrada con un dinámico y atrevido lenguaje cinematográfico. 
Sin embargo, el autor nos arrastra por un camino inesperado al describir los hechos desde la perspectiva del propio asesino: un sociópata narcisista influenciado por la música más actual y por las grandes obras de la literatura universal. 
La evolución frenética de los acontecimientos desemboca en la intervención de uno de los especialistas más reconocidos en el comportamiento de los asesinos en serie.
Este complejo triángulo emocional, unido a la intriga que envuelve al siniestro cómplice del asesino, hace que Memento mori se convierta en un profundo thriller de acción con banda sonora que atrapará al lector de principio a fin.



El Paciente (Juan Gómez-Jurado)
El prestigioso neurocirujano David Evans se enfrenta a una terrible encrucijada: si su próximo paciente sale vivo de la mesa de operaciones, su pequeña hija Julia morirá a manos de un psicópata. 
Para el Dr. Evans se inicia una desesperada cuenta atrás cuando descubre que el paciente que debe morir para que su hija viva no es otro que el presidente de Estados Unidos. 
Con su habitual maestría en la literatura de intriga, Juan Gómez-Jurado atrapa irremediablemente al lector. 
Una novela apasionante, emotiva e inquietante, que se desarrolla en 63 frenéticas horas, que no da respiro en su lectura y que plantea un dilema moral imposible que puede cambiar el curso de la Historia.



La tristeza del samurái (Víctor del Árbol)
Extremadura 1941 / Barcelona 1981. Dos tramas se desarrollan de forma paralela; una en Extremadura en el año 1941; la otra en Barcelona en 1981. 
Un crimen cometido durante la posguerra española produce consecuencias en tres generaciones de la familia Alcalá y en aquellos que se han cruzado en sus vidas durante cuarenta años. 
Complots, secuestros, asesinatos, torturas, violencia machista, son algunos ingredientes de esta fantástica novela. Con un estilo descriptivo pero no por ello lento, el autor narra los acontecimientos ocurridos y poco a poco va entrelazando los personajes de ambas tramas, entrando en la psicología de cada uno de ellos. 
El resultado es una magnífica novela de intriga e investigación, de sentimientos y rencores, de amor y odio, de ambición y dolor, de hipocresía y sobre todo de culpa, una lacra que se transmite de generación en generación, donde los hijos heredan los delitos de los padres y los nietos los de sus abuelos. Una novela que atrapa al lector desde el primer momento.



Jericó, 2010. Rania, una joven y humilde chica de padre palestino y madre americana, lleva una plácida existencia, disfruta del amor puro de Abdul y sueña con un futuro junto a él. Pero un brutal suceso rompe su vida.
David Ackermann, capitán del ejército israelí, se encuentra en una situación de emergencia. Uno de sus hombres ha huido y se dirige a Jericó armado, borracho y ciego de ira. Cuando lo localiza se enfrenta a una inesperada y dramática decisión.
Max es un exitoso trader que vive al límite en Nueva York junto a sus amigos y su novia, Debra Williams, famosa reportera. Recibe la llamada del financiero más poderoso de Wall Street; le propone dirigir un nuevo fondo de inversión. Es la oportunidad de su vida, que acepta sin dudar. Todo es dinero, lujo y derroche a su alrededor. Pero nada volverá a ser igual.
Javier Bernal construye un apasionante thriller internacional con matices políticos, financieros y religiosos. Un universo desde el que analiza la actitud de los hombres más influyentes de Wall Street y las luchas de poder, los servicios secretos, el Mossad y la manipulación de la opinión pública. Una obra imprescindible, reflexiva, que nos habla de la soledad, de la compasión y del amor como vía de escape a la barbarie. Y que nos desvela la verdadera cara del mundo actual.



Nadie quiere saber (Alicia Giménez Bartlett)
Petra Delicado y Garzón en el caso de la muerte de un modélico empresario barcelonés, que la policía cerró en falso cinco años atrás. 
Ambos tendrán que adentrarse en los aspectos menos confesables de la vida profesional del difunto, y con la ayuda de la única imputada en el caso, una joven prostituta todavía amedrentada, acceder a la pista italiana de una trama mucho más intrincada de lo que parece.







Contra las cuerdas (Susana Hernández)
Santana y Vázquez se enfrentan a un violador y asesino en serie que actúa en la Costa Dorada y la ciudad de Barcelona. La sexta víctima del asesino es alguien del entorno más cercano de Santana.
La complejidad del caso, sus implicaciones emocionales y la carrera desesperada por salvar a una persona querida no son los únicos obstáculos que deberá sortear la subinspectora. 
Conflictos sentimentales, un misterioso acosador y un giro inesperado en la complicada relación con su madre, acorralarán a Santana contra las cuerdas.
Humor, acción, misterio y peripecias personales de las protagonistas, forman el fresco de esta nueva entrega.




Diálogo entre asesinos (Daniel del Monte)
Leonard Steinbeck, un metódico asesino a sueldo experto en encontrar sujetos desaparecidos, sabe que cuenta con muy poco tiempo para dar con el que ha sido apodado como "el carnicero del medio oeste", un asesino en serie de muchachas que tiene en estado de máxima alerta al país.
Todo parece indicar que Ángela Ferrante, hija de un jefe de una poderosa organización mafiosa, está en sus manos. La familia quiere que Leonard la encuentre y acabe con su captor.
¿Quién es "el carnicero del medio oeste"? ¿Dónde está su guarida? ¿Por qué se ha llevado a Ángela? Las interrogantes se abren mientras comienza la cuenta atrás para dar con ella. Leonard comprende que tendrá que enfrentarse al horror para llegar a atraparle, aunque quizá no haya nadie mejor que él para entender la mente del brutal asesino.
Mientras, en una pequeña ciudad de Illinois, una tímida chica de dieciséis años, Rachel O'Connell, ha comenzado a enamorarse...



Dies Irae (César Pérez Gellida)
La acción de este thriller negro con aroma histórico arranca donde termina Memento mori, en la peculiar ciudad italiana de Trieste.
El que fuera hogar de James Joyce es el primer escenario que sirve de inspiración para retomar la obra de Augusto Ledesma.
Hasta allí se trasladará Ramiro Sancho en su frenética persecución de un asesino en serie que parece haber acentuado su voracidad.
Entretanto, a no muchos kilómetros de allí, Armando Lopategui "Carapocha" recorrerá las calles de Belgrado junto a su hija con el propósito de reconciliarse con un pasado del que no logra despojarse.
Además, experimentaremos fugaces viajes en el tiempo en los que descubriremos cómo se fraguó la relación entre Pílades y Orestes.
Tras el rotundo éxito de Memento mori, primera parte de la trilogía: Versos, canciones y trocitos de carne, César Pérez Gellida nos invita a explorar de nuevo los complejos laberintos que conforman la mente criminal desde los ojos de sus protagonistas. El inesperado desarrollo de los acontecimientos obligará al lector a pasar páginas en una ineludible búsqueda de respuestas.
Haciendo gala de un singular estilo cinematográfico aclamado por la crítica literaria, el autor nos envuelve en una trama adictiva, tejida a partir de un argumento sólido y pespunteado de música y poemas.





Respirar por la herida (Víctor del Árbol)
Acaso sea el azar el que nos arrebata aquello que más amamos, pero puede que todo lo que nos ocurre no sea sino el resultado de nuestros propios actos. 
Éstas son las preguntas que atormentan a Eduardo, un pintor para quien nada tiene sentido tras la muerte de su mujer y su hija en un accidente de coche. 
Una famosa violoncelista, Gloria Tagger, le dará una razón para seguir viviendo al contratarlo para pintar un cuadro: el retrato de Arthur, el autor de la muerte de su hijo. 
Aceptar ese reto desencadena una cascada de sentimientos que durante muchos años han permanecido ocultos.





La chica que llevaba una pistola en el tanga (Nacho Cabana)
En Madrid, dos skinheads atacan a un matrimonio rumano y matan a su hija pequeña. Violeta y Carlos, agentes de la comisaría de Leganitos, detienen a los agresores y siguen una pista hasta un burdel de Murcia, y en concreto hasta María, la hermana mayor de la niña rumana, una prostituta.
En México DF, Pedro, un español casado y con una hija de once años, se malgana la vida como taxista. Por ello, obtiene comisiones de los clubes de alterne a los que lleva a sus clientes y termina vinculado en un caso de trata de blancas y prostitución infantil. Asediado por la culpa decide huir a Madrid, donde se instala con su familia en casa de su madre, confiado en que no los seguirán hasta allí.
Cómo se relacionan ambos casos y cuáles son las consecuencias en las vidas de Pedro, Violeta y Carlos será lo que averigüemos en esta novela trepidante sobre redes internacionales de tráfico de personas y prostitución infantil. Un verdadero tour de forçe sembrado de pura acción y tiroteos del que nadie saldrá ileso.



La última tumba (Alexis Ravelo)
En 1988, Adrián Miranda Gil, un chapero drogodependiente, fue condenado a 29 años de prisión por el brutal asesinato de Diego Jiménez Darias, asesor de un importante dirigente político regional. 
En 2011, tras cumplir más de veinte años de condena, Adrián afronta la libertad condicional como un preso modelo, desintoxicado y centrado en su rehabilitación. Pero, en secreto, ya ha comenzado a urdir su venganza. 
No tardará en descubrir que su acusación y condena no son fruto de un mero error judicial, sino parte de una conspiración en la que él ha servido como cabeza de turco. 
Poco a poco, con minuciosa crueldad, Miranda irá adentrándose en el laberinto de mentiras urdidas por los conspiradores, con el firme propósito de cavar una tumba para cada uno de ellos.




La última batalla (José Javier Abasolo)
Un antiguo miembro de ETA, que ha pasado casi tres décadas en prisión, es asesinado el mismo día de su liberación. En la acción que acaba con su vida es así mismo herido gravemente un ertzaina que se encontraba cerca del etarra. 
Ante la desidia y el desinterés de las autoridades policiales para investigar lo ocurrido, pues consideran que el herido es una "víctima colateral" del atentado sufrido por el etarra excarcelado, algunos de sus compañeros, sin licencia para actuar oficialmente, contactan con Mikel Goikoetxea, más conocido por "Goiko", exertzaina reconvertido en detective privado y amigo íntimo de la víctima, para que averigüe qué hay detrás de ese doble atentado. 
La investigación de Goiko, implicado personal y afectivamente en el caso, le hará retrotraerse a la década de los 80 del pasado siglo XX, una época conflictiva en Euskadi, con una brutal reconversión industrial que dejó en la calle a miles de trabajadores, una ETA en plena actividad con atentados casi diarios y, sobre todo, la libre circulación de la droga ante la inoperancia de una policía que tenía otras cosas de las que ocuparse.




En marzo de 1936 Madrid es una ciudad convulsa tras la reciente victoria en las elecciones del Frente Popular. 
En un céntrico callejón aparece una niña de catorce años estrangulada, cuyo cadáver muestra un decoro inusual: un lazo perfecto en el cabello, las manos cruzadas sobre el pecho, el vestido bien estirado sobre las piernas rígidas. Y no será la última. 
Julián Fierro, inspector del cuerpo de Investigación y Vigilancia, se enfrentará a estos casos de asesinato en una ciudad crispada, donde los atentados y enfrentamientos son el preludio de un inminente golpe militar.




El guardián invisible (Dolores Redondo)
En los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una adolescente en unas circunstancias que lo ponen en relación con un asesinato ocurrido en los alrededores un mes atrás. 
La inspectora de la sección de homicidios dela Policía Foral, Amaia Salazar, será la encargada de dirigir una investigación que la llevará devuelta a Elizondo, una pequeña población de donde es originaria y de la que ha tratado de huir toda su vida. 
Enfrentada con las cada vez más complicadas derivaciones del caso y con sus propios fantasmas familiares, la investigación de Amaia es una carrera contrarreloj para dar con un asesino que puede mostrar el rostro más aterrador de una realidad brutal al tiempo que convocar a los seres más inquietantes de las leyendas del Norte.





El jurado número 10 (Reyes Calderón)
Los integrantes de un modesto despacho de abogados de provincias se verán envueltos, sin quererlo ni desearlo, en un caso que les supera totalmente: drogas de diseño, blanqueo de capitales y corrupción a gran escala.
Efrén Porcina, un tipo encantador que ronda los ciento treinta y ocho kilos, sigue una dieta por internet y lleva una vida tranquila, y su única socia, Salomé, una secretaria cuando menos particular que cambia de novio cada dos por tres, junto con la inestimable ayuda de un ex policía borrachín, serán los encargados de arrojar luz y buscar la verdad en un intrincado caso con ramificaciones internacionales. 
Las vidas de unos y otros estarán pendientes del acierto de un juez, la cordura de un jurado popular y el misterioso jurado número diez.




Un millón de gotas (Víctor del Árbol)
Gonzalo Gil es un abogado metido en una vida que le resulta ajena, en una carrera malograda que trata de esquivar la constante manipulación de su omnipresente suegro, un personaje todopoderoso de sombra muy alargada. 
Pero algo va a sacudir esa monotonía. Tras años sin saber de ella, Gonzalo recibe la noticia de que su hermana Laura se ha suicidado en dramáticas circunstancias. Su muerte obliga a Gonzalo a tensar hasta límites insospechados el frágil hilo que sostiene el equilibrio de su vida como padre y esposo. 
Al involucrarse decididamente en la investigación de los pasos que han llevado a su hermana al suicidio, descubrirá que Laura es la sospechosa de haber torturado y asesinado a un mafioso ruso que tiempo atrás secuestró y mató a su hijo pequeño. 
Pero lo que parece una venganza es solo el principio de un tortuoso camino que va a arrastrar a Gonzalo a espacios inéditos de su propio pasado y del de su familia que tal vez hubiera preferido no afrontar. Tendrá que adentrarse de lleno en la fascinante historia de su padre, Elías Gil, el gran héroe de la resistencia contra el fascismo, el joven ingeniero asturiano que viajó a la URSS comprometido con los ideales de la revolución, que fue delatado, detenido y confinado en la pavorosa isla de Nazino, y que se convirtió en personaje clave, admirado y temido, de los años más oscuros de nuestro país. 
Una gran historia de ideales traicionados, de vidas zarandeadas por un destino implacable, una visceral y profunda historia de amor perdurable y de venganza postergada; un intenso thriller literario que recorre sin dar respiro la historia europea.



Los buenos suicidas (Toni Hill)
En una ciudad que ha perdido el brillo, un policía lucha contra las sombras. Noche de Reyes de 2.011. 
El inspector Héctor Salgado, obsesionado por la desaparición de Ruth, su ex mujer, no puede conciliar el sueño y fuma un cigarrillo tras otro. De madrugada, aún insomne, recibe una llamada del nuevo agente a sus órdenes: la secretaria del director general de una conocida empresa de cosméticos se ha arrojado a las vías del metro. 
Parece un caso menor, pero con el paso de los días Salgado irá descubriendo que tras ese presunto suicidio se esconde una compleja y peligrosa red de mentiras. 
Entretanto, la agente Leire Castro, atrapada en casa por una baja médica prematura, a mes y medio de dar a luz, también piensa en el caso nunca cerrado de Ruth. Es un misterio al que no puede resistirse. Y aunque en su estado no debería emprender una investigación, en su carácter está no detenerse, insistir, derribar esas fachadas que siempre ocultan males mayores.




El asesino de La Pedrera (Aro Sáinz de la Maza)
En la fachada de La Pedrera aparece colgado un cuerpo en llamas. La investigación posterior descubre un grado de crueldad extrema: la víctima fue colgada viva antes de prenderle fuego. 
Todo indica que en la Barcelona para turistas ha empezado a actuar un psicópata. 
Y políticos, policía y jueces tienen prisa por detenerlo. 
Para ello, el Grupo Especial de Homicidios de los Mossos pide ayuda al inspector Milo Malart, apartado del servicio por un expediente disciplinario. 
Sólo él parece capaz de detener al monstruo que amenaza con sembrar Barcelona de cadáveres.




Detrás de la lluvia (Joaquín M. Barrero)
Madrid, 1941. Un hombre acusado de cuatro asesinatos se alista en la Legión y luego en la División Azul. Coincidente con la orden policial de captura, un implacable asesino lo persigue para matarlo. Su rastro desaparece en los helados frentes de Rusia.
Lena, Asturias, 1928. Un niño se escapa de casa para buscar, en una cueva de las cumbres de la cordillera cantábrica, un fabuloso tesoro rastreado durante siglos y que nunca existió. 
A finales de 1937, ya adulto y terminada la guerra civil en Asturias, es echado del hogar. Nunca regresará, ni para reclamar su parte de la herencia. Jamás volverá a saberse de él.
Dos vidas diferentes, dos destinos perdidos en el misterio que el detective Corazón Rodríguez, en el año 2005, debe encontrar, indagando de nuevo en tiempos desvanecidos.





Cuando Erika Walter, viuda de un agente secreto alemán, huye a Madrid con un importante legajo de documentos que implican a altos cargos nazis en el exilio, su amante Martín Navarro, ex miembro del PCE, se ve obligado a abandonar París y perseguirla. 
Aunque sabe que en España le espera la cárcel si es capturado por la policía franquista o la muerte por traición si sus camaradas del partido le descubren, Martín lo arriesgará todo, incluso sus convicciones ideológicas, por volver a reunirse con Erika. 

Con la policía, los nazis, los comunistas y la CIA pisándoles los talones, ambos amantes se verán envueltos en una trama de espionaje e intereses ocultos más compleja y peligrosa de lo que nunca hubieran imaginado.





Las flores de Baudelaire (Gonzalo Garrido)
Todos somos traidores en algún momento de nuestra vida. Bien lo sabe el protagonista de Las flores de Baudelaire, Alfredo Maldonado, un prestigioso fotógrafo en el Bilbao industrial de 1917 que se ve inmerso en una investigación sobre el brutal asesinato de la hija de una de las familias más ricas de la ciudad.
Maldonado, un hombre escéptico y con una afición oscura, diseccionará con su humor ácido una sociedad indiferente a la tragedia de la Primera Guerra Mundial. 
El resultado de sus pesquisas lo llevará a descubrir una trama de complejos intereses familiares y financieros cuyo denominador común será el mal. 
Según el autor, la novela demuestra que la ambición y la mezquindad no son sólo atributos de nuestro tiempo, sino que son inherentes a la condición humana, como bien demuestran los hechos.

Eduardo Mendoza ha dicho de la novela que es una intriga bien contada que acaba envolviendo a la sociedad bilbaína y, lo que es más importante, al lector.




Palabras envenenadas (Maite Carranza)
Palabras envenenadas es una crónica de un día trepidante, vivido a contrarreloj y protagonizado por tres personas cercanas a Bárbara Molina, desaparecida misteriosa y violentamente cuando tenía quince años. 
Un enigma que, después de cuatro años sin resolverse, va a verse sacudido por nuevas claves. A veces, la verdad permanece oculta en la oscuridad y sólo se ilumina al abrir una ventana. 
Una historia de mentiras, secretos, engaños y falsas apariencias que pone el dedo en la llaga sobre mitos incuestionables. Un relato apasionante que disecciona la hipocresía de la sociedad española moderna.
Una denuncia valiente de los abusos sexuales en la infancia, sus devastadoras consecuencias y su invisibilidad en este acomodado mundo nuestro.





La pequeña localidad islandesa de Grindavik amanece con todos los miembros de una familia bru­talmente asesinados. En uno de los países del mundo con menor tasa de homicidios por habitante, el comi­sario de la Brigada de Homicidios de Reykjavik, Ólafur Olafsson, se enfrenta al caso más escabroso que ha visto justo en el ocaso de su carrera profesional. 
Pero muy pronto todas las pistas empiezan a apuntar hacia un sofisticado asesino en serie, Augusto Ledesma, que durante varios años ha ido componiendo una siniestra poética de versos regados de sangre a lo largo y ancho de Europa.
Ante tales evidencias, la INTERPOL decide poner al frente del caso al jefe de la Unidad de Búsqueda Interrnacional de Prófugos, Robert. J. Michelson, que se rodeará de un grupo especial integrado por algunos «viejos conocidos» del asesino.
En Consummatum est el lector asistirá al ansiado desenlace de una trilogía —Versos, Canciones y troci­tos de carne— que ha robado el sueño a quienes leye­ron Memento mori y continuaron recorriendo los laberintos de la mente criminal con Dies irae. 
El singular y novedoso estilo narrativo de Pérez Gellida promete no dejar a nadie indiferente en este magistral e im­previsible acto final.


Montse Martín



27 comentarios:

  1. Entre los que yo ya tenía apuntados en pendientes,y los que me he apuntado, ya tengo unos cuantos para leer. Con la novela negra me pasa algo raro: Cuando me pongo, me encanta, pero me cuesta ponerme, no sé por dónde empezar :P Así que este post me viene de perlas.

    ResponderEliminar
  2. No suelo leer este género mucho pero yo extrapolo tu entrada para el resto de géneros: narrativa histórica, contemporánea, romántica, chick-lit....Tenemos la gran suerte de tener un gran número de fantásticos escritores y es cierto que a veces priorizamos las lecturas de autores extranjeros tan solo dejándonos llevar por su la gran campaña de marketing que hay detras....
    Besos !

    ResponderEliminar
  3. He leído una buena parte de ellos y, efectivamente, no tienen nada que envidiar a Connelly, Coben o quién sea. De hecho, en algunos casos, les superan ampliamente
    Eso sí, he echado a faltar entre los extranjeros a Mankell, mi preferido
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Menudo ramillete has escogido. Por desgracia no los he leído todos, pero estoy contigo en que son muy grandes, pero tienen mucha menos promoción. Y además en este país siempre se mira con mejores ojos lo que viene de fuera. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hay alguno que no he leído pero tengo pendiente.
    Muy buena selección, Montse, y coincido contigo, hay autores españoles buenísimos que, por desgracia, son desconocidos para el público general.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Para no gustarme la novela negra creo que llevo unas cuantas de tu lista. He leído tres y tengo otras tres esperando en mis estanterías. Para mí, los descubrimientos literarios de este verano han sido César Pérez Gellida, Alexis Ravelo y Victor Del Arbol. ¿A ver si es que había elegido antes mal las novelas de este género?

    ResponderEliminar
  7. Madre mía qué lista. El silencio de tu nombre no me gustó nada. Antonio Salas, César Pérez Gellida y Dolores Redondo sin duda los recomiendo. Ya tenía apuntadísimo a Víctor del Árbol y del resto el que más me llama es La última batalla. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo contigo, tenemos unos escritores excelentes en su género, algunos ya los he leido y el resto me los apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Sí que tenemos a grandes escritores! De la lista solo he leído tres libros, así que tengo mucha tarea por delante.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Doce de las novelas propuestas las he leído y son muy buenas

    ResponderEliminar
  11. Para gustos los colores y aunque en tu lista eche en falta algún titulo mas creo te ha salido una lista que ya me gustaria a mi leer entera.

    ResponderEliminar
  12. Coincidi contigo! De tu lusta he leido a Dolores, Cesar y uno de Victir del Arbol, otros los tengo esperando. Tambien me llevo apuntados unos pocos de tu lista. Gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  13. He leído algunos y otros los tengo ya apuntados para leerlos! una buena lista!

    ResponderEliminar
  14. He leído 11,entre ellos mi descubrimiento del verano Victor del Árbol.Otros, como César Pérez Guellida y Javier Bernal, ya los tengo comprados.El resto me los apunto.
    En los extranjeros q nombras, yo añadiría a Mankell sin dudar y a John Connolly (serie Charlie Parker).Pero bueno, a gustos colores.
    Una entrada estupenda y muy útil. Gracias Montse.

    ResponderEliminar
  15. Me falta el papel y el boli ahora mismo para anotar los que no he leido (que son unos pocos, porque son generos que leo bastante). Yo a veces alucino con la gente en lo que respecta a su aceptacion de autores españoles. El otro dia le pase una novela a un amigo y me dices: "No, es que es español"... ¿Perdona? Que un dia escriba él y que le digan lo mismo, a ver que le parece. Besos

    ResponderEliminar
  16. He leído cinco de la lista que nos presentas y tengo apuntados y pendientes al menos otros tantos. Aunque no todos me han gustado igual, estoy completamente de acuerdo contigo en cuanto a que nuestro autores son tan buenos y más que muchos que nos vienen de fuera con todas las recomendaciones.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ya sabes lo que pienso. Aunque a veces con otros títulos, a algunos los he leído, otros me están esperando, también conocía de nombre a otros, aunque todavía no me he adentrado en su obra y los que faltan me los llevo apuntados. Besos.

    ResponderEliminar
  18. No he leído todos los que incluyes pero sí varios y respecto a ellos me han encantado así que no puedo más que sumarme a la recomendación, no hace falta salir fuera para leer buenas obras y no solo de este tipo
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Me encanta la novela negra, algunos los he leído y de los que no me los llevo apuntados. Gracias por la recopilación.

    ResponderEliminar
  20. Muy buena selección, Montse. He leído muchos de ellos, otros cuantos los tengo pendientes y me llevo otros apuntados.
    Aprovecho para decirte que anoche terminé Un millón de gotas y sigo flipada con Víctor del Árbol (aunque si hay que elegir me quedo con Respirar por la herida), es más... no me leo ya La tristeza del samurai para no saturarme y, sobre todo, para que no se me note demasiado lo obsesiva que soy cuando me gusta un autor, pero cae de aquí nada.
    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Fantástico! Me parece genial este post y por supuesto te doy la razón. Que aquí parece que solo interesa lo de fuera. Del listado coincidimos en muchas lecturas y otras tantas apuntadas y pendientes. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Muy buena selección, he leído a varios, el resto me los llevo apuntados, besotes

    ResponderEliminar
  23. Me he llevado este post a mi facebook. Me ha llamado mucho la atención el primer título. La portada y el título tienen mucha fuerza.

    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Me encanta tu selección y suscribo lo que dices. He leído unos buenos pocos de ellos y precisamente ando con Un millón de gotas que como todo lo de Victor no me falla nunca. Me llevo los que aún no tengo apuntados o no he leído. Me falta en tu lista Paul Pen, El brillo de las Luciérnagas me pareció también genial.

    Bs.

    ResponderEliminar
  25. gracias por tu reseña. es triste que no te lean en tu pais. Afortunadamente eso está cambiando. gracias a los que leéis novela negra de aquí. por cierto soy Vicente Martín Terán autor de Te acordaras. de. mi

    ResponderEliminar
  26. Tienes muchísima razón. Aquí tenemos autores grandiosos, pero pasa como en la música o el cine..que lo americano o lo extranjero siempre "atrae" más. Tengo bastantes libros de los que mencionas en mi lista de lectura. Yo por mi cuenta, intento (y digo intento porque no siempre lo cumplo) leer al menos un clásico español al año, porque me interesa muchísimo conocer las raíces de nuestra literatura. Un beso y por aquí me quedo!

    ResponderEliminar
  27. Hola. Acabo de descubrir tu blog y me encanta. Con tu permiso, añadiría a esta lista, que me parece estupenda a dos escritores más: domingo Villar y José María Guelbenzu.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.