29 de marzo de 2015

La ley de los justos (Chufo Lloréns)

Datos técnicos
Título: La ley de los justos
Autor: Chufo Lloréns
Editorial: Grijalbo
Primera edición: Febrero de 2.015

Sinopsis

En la Barcelona modernista germina una historia de amor entre dos jóvenes de clases sociales opuestas. Una gran novela de pasión, ideales y venganza. 
A finales del siglo XIX, Barcelona vive una época de esplendor. Acaba de celebrarse con gran éxito la Exposición Universal y una burguesía próspera y culta, que busca inspiración en los salones parisinos, exhibe su elegancia en fiestas y veladas musicales. 
Pero al otro lado de la ciudad, donde las calles se estrechan y huelen a pobreza, el rencor y la injusticia están fraguando una revolución capaz de recurrir a la violencia más descarnada. 
En este ambiente cargado de desconfianza y temor, Candela y Juan Pedro, procedentes de clases sociales muy distintas, tendrán que enfrentarse a los prejuicios de unos y otros para defender su amor. 

2 de marzo de 2015

Entrevista a César Pérez Gellida: Khïmera

César Pérez Gellida nació en Valladolid en 1.974.
Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid. 
Ha desarrollado su carrera profesional en distintos puestos de dirección comercial, marketing y comunicación en empresas vinculadas con el mundo de las telecomunicaciones y la industria audiovisual hasta que en 2.011 decidió trasladarse con su familia a Madrid para dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor.
César Pérez Gellida irrumpió con fuerza en el mundo editorial con Memento mori, que consechó grandes éxitos tanto de ventas como de crítica y obtuvo el premio Racimo de literatura 2.012.
Constituía la primera parte de la trilogía Versos, canciones y trocitos de carne, que continuó con Dies Irae y que se cerró con Consummatum est.
En mayo de 2013 le otorgaron el Premio Racimo de oro de Literatura.
En septiembre de 2014 le concedieron la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses.
En noviembre de 2014 le otorgaron el Premio Piñón de Oro.
Desde febrero de 2014 colabora con El Norte de Castilla con una columna semanal en su sección de cultura llamada, "La Cantina del Calvo".



¡Hola, César! Lo primero agradecerte que hayas accedido a concederme una entrevista ante el lanzamiento el próximo 5 de marzo del que será tu cuarto libro, Khïmera.

- MM: ¿Cómo se plantea alguien abandonar su carrera profesional para dedicarse a una pasión, corriendo el riesgo de equivocarse?

- PG: Sin valorar demasiado las posibles consecuencias, de otra forma, creo que nunca lo habría hecho y, por supuesto, con el apoyo de Olga, mi mujer.

- MM: Leyendo la sinopsis de Khïmera es palpable un cambio de registro ¿por qué?

- PG: Aparentemente sí, porque la temática es diferente, no obstante, el lector que haya leído la trilogía va a reconocer el estilo del autor desde los primeros párrafos. Después de treinta meses escribiendo novela negra, tenía la necesidad de escribir algo distinto, muy ambicioso, haciendo un alarde de oficio que no tengo.

- MM:  En tu trilogía Versos, Canciones y Trocitos de Carne te inspiraste en un hecho real. ¿Qué te llevó a escribir Khïmera?

- PG: Una leyenda eslava sobre la continua lucha entre el bien y el mal personificada en el bogatyr (caballero) y Koshei. Resulta paradójico que este argumento universal siga vigente en nuestros días después de tantos siglos de evolución de nuestra especie. El reto consistía en proyectar esta idea en un futuro tangible para el lector. Está por ver si lo he conseguido o no. 

- MM: Ya hemos visto en las redes sociales una fotografía en la que anunciabas tu quinta novela ¿Eres un autor muy prolífico o tenías ya libros escritos antes de lanzarte a esta aventura?

- PG: Soy un escritor que dedica muchas horas a estar delante de este teclado.

- MM. ¿Cómo consigue un escritor “novato” que le prologuen periodistas del renombre de Jon Sistiaga o escritores de la talla de Lorenzo Silva?

- PG: Cruzando los límites de la persuasión.

- MM: Durante la lectura de Versos, Canciones y Trocitos de Carne “me enamoré perdidamente” de Ramiro Sancho, pero me gustaron muchísimo tus personajes femeninos, que son el contrapunto perfecto a los masculinos ¿te atreves a adelantarme quién de los nuevos va a tener su propia cuenta   en Twitter?

- PG: Ninguno, pero no porque no lo merezcan, porque no doy abasto. Y ya que citas a Ramiro Sancho, te doy una exclusiva: Sarna con gusto la próxima novela que publicaré no sé cuándo, está protagonizada por nuestro pelirrojo inspector de homicidios de Valladolid. 

- MM: Gracias por una exclusiva de ese calibre. Tus fans incondicionales se van a empezar a morder las uñas desde ya. ¿Eres metódico escribiendo o, por el contrario, te sientas delante del folio cuando te encuentras inspirado?

- PG: Muy metódico, con un horario espartano poco inspirador. Los duendes, cuando llegan, te tienen que pillar delante del teclado.

- MM:  ¿Estás obsesionado con las ventas o prefieres buenas críticas, que ya sabes que, generalmente, no van de la mano?

- PG: Obsesionado no, pero sigo muy de cerca ambas. Las ventas son muy importantes para alguien que trata de dedicarse profesionalmente al oficio lo cual, habida cuenta de la situación del mercado, no es nada sencillo. La crítica hasta el momento ha sido muy favorable con mi obra, pero eso puede cambiar en cualquier momento y sí, estoy preparado para ello porque es parte del oficio.

- MM: Eres un escritor muy cercano a tus lectores y, además, muy agradecido con ellos. ¿Piensas, como yo, que tus libros se venden gracias al boca oreja y que las redes sociales influyen en el éxito o no de una novela en la actualidad.

- PG: Las RRSS ayudan, pero no son, ni mucho menos, la clave que marca el éxito o el fracaso comercial de una novela. En mi caso, sobre todo al principio, ayudó a contagiar a muchos lectores pero en este momento confío mucho más en la labor de marketing de mi editorial, que son los que saben del asunto.

- MM: Pero tu editorial, bajo mi punto de vista, junto con otra más, es la única que está apostando fuerte por  publicar a personas desconocidas y dándolo todo para que una primera novela triunfe. Y en relación con esto, si la novela negra de este país tiene escritores de talla internacional, ¿por qué somos tan "borregos" que nos dejamos llevar por lo que "nos venden" y compramos más lo que "viene del frío"? Ya sabes que a mí que te comparen con el Larsson me enerva o, por ponerte otro ejemplo, que digan que Jurado es "el Follett español" me desquicia.

- PG: Son etiquetas que responden mucho más a la necesidad que tenemos por equiparar unos productos con otros. Si entras en una frutería y ves una pieza carnosa que no reconoces por su aspecto, lo normal es que el frutero te diga, tiene la textura del X y sabe dulce como el Y. En el mundo editorial, cada vez que sale un autor nuevo, hay que etiquetarlo. Yo no lo veo mal.

En cuanto a los que vienen del frío, hay de todo, como en cualquier frutería, cosas dulces, pasadas…, solo hay que saber elegir o bien fiarte del frutero.
Dicho esto, Juan Gómez-Jurado le da mil vueltas a Follet, mil.

- MM: A día de hoy, ¿se puede vivir de la literatura?

- PG: Hay que vender mucho porque lo que le queda al autor es casi ridículo. Por hacer una cuenta rápida, vendiendo a 20 €, te queda limpio poco más de un euro por ejemplar vendido. La descarga ilegal nos está haciendo mucho daño, no solo a los escritores, a todos los que participan de este negocio que cada día lo es menos. Tampoco ayuda la posición de las grandes editoriales respecto al formato electrónico ni las desacertadas medidas que se lanzan desde el ministerio. Hay muchísimos escritores en nuestro país con mucho talento que no van a poder dedicarse a ello simplemente porque no da para vivir.

- MM: Entiendo por tus palabras que estás radicalmente en contra de la piratería.

- PG: Radicalmente en contra de quienes se llenan sus sucios bolsillos con el trabajo de terceros ante la permisibilidad del gobierno. En cuanto a aquellos que se descargan novelas, pelis, música sin pagar un euro, yo no soy nadie para señalar con el dedo, pero me entristece que haya tantas personas que opinen que tu trabajo no vale una puta mierda.

- MM: ¿Por qué escribes? ¿Necesitas comunicar, deseas hacerte un nombre o ganar dinero?

- PG: Básicamente porque disfruto mucho haciéndolo.

- MM: Con el cambio de registro del que hablábamos anteriormente ¿no te da miedo que Khïmera no guste tanto como los tres anteriores y perder el favor del público?

- PG: No. Sé que Khïmera tiene un alcance menor que la trilogía porque su lectura va a requerir más esfuerzo por parte del lector, y hay muchas personas que abren un libro para disfrutar, no para seguir torturando a su cerebro. Dicho esto, como novela, es más completa, más profunda, más redonda. Su longevidad será el premio.

- MM: Como escritor ¿A quién te gustaría parecerte o con quién no te importa que te comparen?

- PG: Uno siempre trata de diferenciarse pero los lectores tienden a buscar coincidencias en su archivo, etiquetas para registrar lo que leen o lo que ven dentro de la estantería que corresponda. No me preocupan las comparaciones.

- MM: ¿Me cuentas que libros tienes en tu mesilla de noche?

- PG: De uno en uno. Ahora mismo no estoy leyendo ninguna novela porque utilizo ese tiempo para documentarme sobre un asunto que me tiene absorbido completamente. Suelo leer mucho autor español, lo próximo que tengo preparado es la última de Gabri Ródenas, Albatros.

- MM: Hablando de Gabri Ródenas, al que adoro, ¿Qué opinas de la autopublicación? Porque lo tuyo, visto desde fuera, parece que fue "llegar y besar el santo".

- PG: De autopublicación quizá deberías preguntar a otros como a Gabri, que sabe y mucho del asunto, a mí me parece una vía más, con sus ventajas e inconvenientes. La principal ventaja consiste en que todo es publicable, justo su principal inconveniente.

En mi caso, yo entré directamente en un sello importante de un de los grupos editoriales más potentes del país. Ahora, en Random House, que es uno de los más grandes del mundo, de momento me siento cómodo, veremos.

- MM: ¿Te molesta que escritores de peor calidad literaria que tú vendan más y estén mejor considerados? ¿Todo se reduce al marketing?

- PG: La calidad es una percepción subjetiva, por tanto, no existe una misma vara de medir. Yo me alegro, y esto lo digo con total sinceridad, por cualquier autor que vende mucho porque siempre es una buena noticia para el sector. Cincuenta sombras de Grey es un regalo para su editorial y las librerías. Si la librería vende, puede subsistir y comprar más títulos entre los que puede estar el tuyo. Lo mismo digo con casos como el de Belén Esteban, otro regalo. ¿Cuántos lectores no habituales ha conseguido llevar Belén Esteban a las librerías? Muchísimos más que Javier Marías, por citar un monstruo de nuestras letras. Y no, no todo se reduce al marketing, si fuera así todo sería muy sencillo.

- MM: Eres Licenciado en Historia Contemporánea: ¿te importaría contarme cuál es tu visión sobre la actualidad en nuestro país y en el mundo?

- PG: En nuestro país dejamos pasar la oportunidad de sacar la guillotina a las calles y en vez de eso, dimos varios pasos atrás, nos refugiamos en nuestro conservadurismo para no tener que enfrentarnos con nuestras miserias. Hoy seguimos pagando por aquella cobardía, y peor aún, seguimos consistiendo que el poder se concentre en las carteras y sotanas de unos pocos. Estoy cabreado con el legado que les estamos dejando a las siguientes generaciones aunque soy optimista y quiero pensar que se acerca el final.

En cuanto a mi visión del mundo, lee Khïmera.

- MM: No me gustan las distopías, ni los libros ambientados en Asia y, además, me da grima lo de la ingeniería genética. Si Khïmera no fuese tuyo, salvo por el título, no me atraería nada. Dame unos buenos argumentos para comprarlo y, lo que es más difícil, leerlo.

- PG: Khïmera no es una distopía como tal y la ingeniería genética es un condimento más entre otros muchos que aderezan el argumento. Bajo mi punto de vista, si tuviera que poner una etiqueta a Khïmera diría que es un thriller futurista con mucho poso porque el ingrediente principal es el suspense y se desarrolla en un futuro muy próximo que el lector va a poder reconocer enseguida porque es una proyección de nuestro presente.

¿Dónde has leído que está ambientada en Asia? MM: Una que tiene mucha imaginación y que vio en tu web "señor de Asia" y "Formosa" y canto un bingo. 

- MM: Y para terminar, sé que eres un enamorado del Zero, pero tengo una curiosidad ¿eras más de Coca o de Cantarranas?

- PG: De la zona de Coca y San Miguel. 

Muchísimas gracias, César, por haberme brindado la oportunidad de hacerte esta "entrevista", haber sido tolerante y entendido que soy novata en estas lides, y, sobre todo, por haberme dado una exclusiva que no tiene precio.

Que no se te olvide que tenemos cañas pendientes en Getafe, en Madrid y en Valladolid: no sé si va a haber cerveza suficiente el día que nos consigamos poner de acuerdo.

- PG: Te me has escapado tantas veces que empiezo a pensar que no quieres rascarte el bolsillo.
Gracias a ti.

- MM: Mira, "chico de Valladolid", ya hablaremos con esas cervezas delante, porque lo de llamarme "rácana" por la cara, no va a quedar así . 



Aquí os dejo el booktrailer para que se os haga más corta la espera.






Montse Martín




1 de marzo de 2015

Novedad editorial: Khïmera (César Pérez Gellida)


Hola a tod@s!

Hoy os traigo una novedad editorial, que verá la luz el próximo jueves 5 de Marzo, y al que tod@s, me consta, le tenemos muchas ganas, después de haber disfrutado tanto con la trilogía Versos, canciones y trocitos de carne.

Se trata de Khïmera, la nueva novela de César Pérez Gellida.

Para ir abriendo boca os dejo su portada, su sinopsis y su booktrailer.

Y mañana publicaré una entrevista (o algo parecido) con su autor, en la que me da una exclusiva que os garantizo que os provocará una gran alegría.







Tras la Guerra de Devastación Global, la realidad social y geopolítica ha cambiado rotundamente. Los viejos conceptos de la democracia y el capitalismo han sido enterrados por las corrientes transhumanistas y la tecnofagia. El poder se concentra en manos de las grandes corporaciones, sin embargo todavía queda un cabo suelto, un molesto inconveniente que se escapa de las afiladas uñas de la Asamblea: Khimera.
En la arriesgada búsqueda de un enigmático personaje conocido como el bogatyr -héroe para algunos y villano para otros-, están puestas las últimas esperanzas de aquellos que luchan para lograr que el mundo cambie para siempre. 
César Pérez Gellida, autor de la trilogía Versos, canciones y trocitos de carne, éxito absoluto de crítica y ventas en el último año, vuelve a la narrativa sobrepasando todas nuestras expectativas y rompiendo sus propios cánones con un relato que estilísticamente recuerda a la habilidad creativa de J. R. R. Tolkien y a la maestría visionaria de George Orwell o William Blake. 
Una reinvención del thriller literario al más puro estilo Gellida que algunos ya han calificado de obra maestra.

Si con esta sinopsis no habéis tenido bastante y sentís necesidad de conocer más, en la página del autor hay una extendida y la historia de sus personajes principales.

No sé vosotros, pero yo me muero de ganas de que llegue de una vez el día 5. Porque dos meses esperando, son demasiados.

Os dejo el booktrailer que es una maravilla






Montse Martín



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...