30 de agosto de 2015

El latido del tiempo (Cari Ariño)

Datos técnicos
Título: El latido del tiempo
Autor: Cari Ariño
Primera edición: Enero de 2.015

Sinopsis
La fascinante historia de una estirpe de mujeres desde 1920 hasta 1995. El descubrimiento de una nueva voz que desborda talento y calidad literaria.
El latido del tiempo es un adictivo relato sobre la lucha de tres heroínas –abuela, hija y nieta– que sobreviven a los prejuicios y avatares de su época. 
A través de sus páginas, conoceremos de primera mano los pequeños y grandes cambios del siglo XX, desde la dictadura de Primo de Rivera hasta las puertas del actual milenio, que inciden en el corazón y vida de sus entrañables y emotivos personajes.

Autor
Cari Ariño nació en 1958 en Maella, un pueblo aragonés fronterizo con Cataluña y bañado por el río Matarraña. 
Antes de estudiar Literatura Comparada, se formó leyendo a los clásicos modernos franceses, como Balzac y Flaubert. Actualmente compagina su trabajo de funcionaria en el Ayuntamiento de Barcelona con la literatura.
El latido del tiempo es su primera novela.

Impresión personal
Tenía muchas ganas de leer esta novela desde que salió, pero por una cosa o por otra, siempre se me cruzaba alguna que me apetecía más porque era un thriller, una novela policíaca o negra, y ante eso no me puedo resistir.
Hasta que decidí no dejar pasar más tiempo y me puse con ella.
Las sagas familiares me encantan, son mi perdición. Y aunque aquí no hay secretos, ni traiciones, ni venganzas, he gozado entre sus páginas.

Lo que más me ha gustado: la ambientación y su magnífica contextualización histórica, en la que conocemos la vida  de una familia desde la Dictadura de Primo de Rivera hasta casi finales del siglo pasado, a través tres mujeres: Lina, Veva y Meli, abuela, hija y nieta.
Cari Ariño nos narra la evolución de los derechos sociales de las mujeres desde principios del siglo XX hasta casi su final, a través de Lina, una mujer que tiene que sufrir en sus carnes lo que significa ser hija de madre soltera, pasando por Veva, que se revela contra las circunstancias que le ha tocado vivir (como que su marido tenga que firmar el consentimiento para que ella pueda trabajar), hasta Meli, que es ya una mujer que vive en democracia y que puede disfrutar de una libertad plena.
Ha habido detalles que me han puesto los pelos como escarpias (como el de que no se detenga a un hombre que maltrata a su mujer en la calle porque «algo habrá hecho» y sí a una pareja que se está besuqueando por «escándalo público»). También lo relacionado con la Sección Femenina y la lucha de Veva por ser una mujer independiente.
Los personajes son otro punto a resaltar, magníficamente caracterizados y completamente redondos, con sus luces y sus sombras, y podemos empatizar y entender sus comportamientos en la mayor parte de las situaciones que se le plantean.

Lo que menos me ha gustado: llega un momento, cuando queda aproximadamente un cuarto de libro, en el que la autora en lugar de narrar parece que está poniendo un telegrama. 
Con lo que he disfrutado con la tranquilidad de las anteriores partes, este «desboque» en el que los acontecimientos se suceden sin que nos de tiempo a procesar el anterior, me ha desilusionado un poco y por eso su nota no es la que se hubiese merecido de haber continuado en la misma línea.


Resumiendo: un libro, a pesar del final un poco precipitado (creo que porque la autora debió pensar que si se explayaba en la vida de la hija y la nieta de la protagonista el libro le iba a salir demasiado largo), que me ha encantado, con el que he disfrutado leyéndolo (aunque también me he enervado en muchas situaciones) y que es una novela casi «costumbrista» por la forma tan detallada en la que la autora narra la vida cotidiana de una familia durante casi un siglo.


Valoración: 8,5

Leído el 4 de Junio de 2.015











11 comentarios:

  1. Ya lo tenía apuntado así que voy a a tener que subrayarlo, para que no se me olvide entre tanto pendiente.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. La,verdad es que lo tengo pendiente desde hace tiempo, pero me pasa como a ti, siempre hay otro libro que se cruza en tu campo de visión y lo relega. A ver cuando...

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. A mi me supo a poco,esperaba mucho más. Y tienes razón,la última parte es todo demasiado rápido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. A mí también me encantan las sagas familiares y con esta disfruté mucho, quizás como comentas el final un poco apresurado, supongo que como dices la autora no quiso extenderse demasiado, aunque a mí no me habría importado
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las sagas familiares y con este libro me está ocurriendo lo que a ti, lo voy dejando y dejando porque se cruzan otros que en ese momento me apetecen más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me parece interesante, asi que lo apunto.
    Muchas gracias por la reseña. Es estupenda.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  7. A mí las sagas familiares me cuestan... me atraen pero luego me cuesta mucho ponerme!

    ResponderEliminar
  8. Yo también lo tengo pendiente en la estantería desde hace demasiado tiempo y es que a veces se cruzan y se cruzan lecturas y hay libros que se van quedando sin culpa alguna. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues no pinta mal, parece una buen elección =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. En un principio no me apetecía un libro así pero tampoco lo hubiera descartado del tirón. De todos modos, si le ocurre lo del estilo "teletipo" me parece que definitivamente lo dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Lástima de ese último tramo precipitado, aunque veo que en lineas generales, la lectura te ha gustado mucho...me alegro mucho !
    Besos !

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.