23 de agosto de 2015

No está solo (Sandrone Dazieri)

Datos técnicos
Título: No está solo (Uccidi il padre)
Autor: Sandrone Dazieri
Editorial: Alfaguara
Primera edición: Junio de 2.015

Sinopsis

Un niño desaparece a las afueras de Roma. La madre es encontrada muerta y los investigadores creen responsable al marido de la mujer. Sin embargo, cuando Colomba Caselli llega a la escena del crimen se da cuenta de que algo no cuadra.
Colomba tiene treinta años, es guapa, atlética y dura. Formó parte del Departamento de Homicidios de Roma, pero desde hace meses es incapaz de superar lo que llama «el Desastre», hasta que este caso vuelve a llevarla a la acción. 
Para resolverlo contará con un colaborador tan eficaz como peculiar: Dante Torre, un joven genio cuya capacidad de deducción solo es igualada por sus paranoias. Él también es un superviviente: fue secuestrado durante once años en un silo por un hombre que se hacía llamar «El Padre». Ahora tiene pánico a los espacios cerrados y ha hecho de su habilidad para encontrar a personas desaparecidas su trabajo.
En la búsqueda de la verdad, Colomba y Dante deberán enfrentarse a su mayor pesadilla ante un caso de ramificaciones insospechadas.



Autor

Sandrone Dazieri nació en 1964 en Cremona (Italia). Tras abandonar la carrera de cocinero, empezó a escribir para convertirse más tarde en uno de los más apreciados escritores y guionistas del panorama literario italiano. 
En 1999 publica su primera novela, Attenti al gorilla, a la que siguió La cura del gorilla, que inspiró la película homónima, y La bellezza è un malinteso
Como guionista es autor de las exitosas series de la televisión italiana Squadra antimafia, Intelligence y R.I.S. Roma
Con motivo de la publicación de No está solo, su última novela y la primera traducida al castellano, que ha cosechado un gran éxito y está siendo traducida en varios países, ha declarado la muerte de la novela negra y el renacimiento del thriller como género. 
Ya está en marcha la película y la serie de televisión, con guión del propio Dazieri, quien también está escribiendo la secuela.

Opinión personal
Voy a empezar de una manera categórica, sin medias tintas: esta novela y este autor son mi gran descubrimiento del año. Ya sé que queda casi la mitad, pero estoy segura de que no me voy a equivocar. Tendrían que venir dos Thilliez juntos, con dos Carrisis, para hacerme cambiar de idea y eso es imposible. Cada vez entiendo menos la política editorial, pero hoy no me apetece nada montar bulla, me voy a estar tranquilita que estoy más guapa.
No solía leer obras italianas, salvo las de «Dios», al que echo muchísimo de menos -la muerte de Faletti dejó huérfano al género-, pero Dazieri junto con Carrisi, pueden ser más que dignos sucesores. 
La he calificado de thriller, pero solamente porque su autor ha declarado la muerte de la novela negra y el renacimiento del thriller como género y no voy a ser yo quién le lleve la contraria.
De todas maneras, me parece que es un thriller, pero de los buenos, de esos que empiezas a leer y piensas «solamente un capítulo más», «venga, al siguiente lo dejo, lo prometo» y te dan las mil y ves que te lo has bebido.
Porque otra cosa no sé, pero absorbente y adictivo desde la primera letra lo es, pero «muchísimo más que muchísimo», como dice mi rubia favorita.
En esta novela nada es lo que parece: una historia en el presente (la de la muerte de una mujer y la desaparición de su hijo, y la investigación llevada a cabo por el equipo Colomba/Dante) y una serie de capítulos que se intercalan, que suceden en el pasado, a los que en principio no les vemos ninguna relación con nada y no sabemos que pintan ahí.
Vamos, como si cogemos un puzzle, lo tiramos al aire y las piezas las juntamos tal cual caen. Pero poco a poco todo empieza a tener sentido y cada pieza va encajando en su lugar correspondiente. Y montamos un rompecabezas que es una auténtica maravilla, con cada uno de sus elementos en su sitio, sin que nada desentone ni nos descuadre.
Porque Dazieri ha urdido una trama rocambolesca, en la que va jugando con el lector al gato y al ratón, hasta tenerlo totalmente descolocado y completamente a su merced. Cuando ya nos tiene absolutamente rendidos y a sus pies, con unos giros magistrales nos vuelve a romper los esquemas y de vuelta a empezar. 
Los hechos se van desarrollando milimétricamente, con la mentalidad de un guionista, todo muy bien estructurado y muy bien pensado, como si de las secuencias y escenas de una película se tratase.
Y es que Dazieri sabe dosificar como nadie la información que nos va dando para enredarnos en una historia y que sospechemos hasta del autor (y nos acordemos de su santísima madre unas cuantas de veces al minuto).

- Lo que más me ha gustado: la trama, que es muy original, y, sobre todo, unos personajes protagonistas magistrales, con los que empatizas casi desde el primer momento, porque aunque los seres traumatizados están ya muy vistos, Sandrone los caracteriza de una manera que los hace especiales, rompiendo así los arquetipos. Además, aunque trata temas duros, lo hace con una sensibilidad exquisita, sin ningún tipo de morbo y sin recrearse en nada que no necesitemos saber.

- Lo que menos me ha gustado: que aunque es una novela autoconclusiva, al final hay un cliffhanger (tranquilos, que con este podemos seguir viviendo) y deja una puerta abierta para la segunda novela protagonizada por Colomba y Dante, que será la última. Por una parte, estupendo, porque eso de las series que se eternizan hasta la saciedad me termina estomagando, pero, por otra, creo que estos dos grandes personajes dan el juego suficiente como para explotarlos un poquito más.

Resumiendo: como he dicho anteriormente, el descubrimiento del año, una novela que no me canso de recomendar desde que la terminé (sin temor a equivocarme), con una trama magistral y unos personajes que son para traértelos a casa a vivir del cariño y la ternura que despiertan.




Valoración: 9,5

Leído el 11 de Junio de 2.015

.




10 comentarios:

  1. Mejor no me lo has podido poner porque es lo que necesito ahora después de unas lecturas duras por varios motivos. Lo tengo esperando desde que salió y parecía que iba a ser la novela del verano, pero luego resultó que las chicas en los trenes tienen más marketing. Mi siguiente lectura. Adjudicado. Besos

    ResponderEliminar
  2. Tú eres guapa de todas formas, calladita y sin callar y además este es tu blog, así que eres libre de decir todo lo que te apetezca, jajaja !
    Esta vez no me lo voy a llevar anotado (a pesar de ser tu gran descubrimiento de este año), pero me alegro de que lo hayas disfrutado tanto.
    Por cierto que con lo de cliffhanger me has matado, no conocía esta palabra (anglicismo, supongo); siempre que visito tu blog, además de saber tu opinión, me llevo alguna enseñanza nueva, me encanta !
    Besos !

    ResponderEliminar
  3. Una gran novela, y la descripción del Desastre es total.
    La reseñé esta misma semana y coincido contigo en todo
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ya sabes que la empecé ayer y me está encantando. Colomba va a a dar mucho juego jejeje. Ya te contaré cuando lo termine que me ha parecido pero llevo 70 páginas y de momento me está encantando. Un besote

    ResponderEliminar
  5. Sin duda alguna en septiembre lo leeré,no lo has podido dejar más apetecible.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Entre la pinta que tiene y la nota que le has puesto es difícil resistirse. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues tenía mis dudas y acaba usted de despejarlas de golpe. Me la llevo que me fio totalmente de tu criterio. Quién se resiste con esa notaza!

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Ostras, me has picado la curiosidad! voy a ver porque la pones tannn bien que no puedo no apuntarla!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. PUes después de lo que cuentas ¿cómo no apuntarla y priorizarla? Cada vez que te hago caso, atino, así que no tengo ninguna duda de que me gustará :)

    Bs.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.