20 de enero de 2017

La pareja de al lado (Shari Lapena)

Datos técnicos
Título: La pareja de al lado (The couple next door)
Autor: Shari Lapena
Editorial: Suma
Primera edición: 12 de enero de 2017

Sinopsis

Tu vecina te dijo que preferiría que no llevaras a tu bebé de seis meses a la cena. No es nada personal, simplemente no soporta sus llantos.
Tu marido estaba de acuerdo. Después de todo, vivís en la casa de al lado. Podíais llevaros el monitor infantil y turnaros para pasar a verla cada media hora.
Tu hija dormía cuando fuiste a comprobar por última vez. Sin embargo, en este momento, mientras subes corriendo las escaleras hasta su habitación envuelta en un absoluto silencio, confirmas que tu peor pesadilla se ha hecho realidad: ha desaparecido.
Nunca antes habías tenido que llamar a la policía. Ahora están en tu casa y quién sabe lo que pueden llegar a descubrir.


Autor

Shari Lapena fue abogada y profesora de inglés antes de dedicarse a escribir. Ha publicado dos libros que han recibido varios premios, pero este es su debut en la novela de suspense.

Opinión personal
Cuando comencé a ver este libro por las redes me eché a temblar. Porque todos lo que tienen tanta promoción terminan defraudándome. Pero como estoy harta de tener tantos prejuicios, decidí darle una oportunidad. Y acerté.
¿Te imaginas que vas a cenar con tu marido a casa de unos amigos? Pinta bien, ¿verdad? Y encima sin el bebé, que lo dejas en casa, solo, porque vives en la casa de al lado.
Pero resulta que regresas, un poco perjudicada porque has bebido mucho (porque en las fiestas se bebe, ¿o vosotros no lo hacéis) y la niña no está en la cuna. Y un bebé de seis meses no se va a ir por ahí de picos pardos.
Lo primero que piensas es que algún extraño se la ha llevado, pero luego empiezas a sospechar:
  • Y sospechas de ti, por ese pequeño problemilla que tienes y que te empeñas en mantener oculto a los ojos de todo el mundo.
  • Y sospechas de tu marido, al que además culpas porque cuando os falló la canguro fue él el que tuvo la genial idea de decir que podíais dejar a la niña sola e ir a verla cada media hora (¡estabais en la casa de al lado!).
  • Y sospechas de tu padrastro, un individuo prepotente y manipulador que los tiene sometidos porque resulta que el buen señor tiene dinero.
  • Y, obviamente, sospechas de tu vecina de al lado, la que te ha invitado a la fiesta, una mujer exuberante y sexy (sí, en cursiva, porque si lo pongo como quiere la academia se me quitan las ganas de tener ganas) que, ¡oh, casualidad!, detesta a los niños.
Pero también tenemos a la policía (¿qué sería una novela de este tipo sin un buen investigador que se precie?) que, aunque parezca que no se entera de nada, no da puntada sin hilo, y en este caso menos.
Y empieza un juego entre lo que nos cuenta la autora por boca de los personajes, lo que sabemos que piensan en ellos y lo que nosotros intuimos. 
Porque otra cosa no, pero imaginación para elucubrar tenemos un rato. Y nos ponemos a teorizar: ha sido la madre, fijo; que no, que ha sido el padre; no, ahora sí que no me equivoco: ha sido la vecina de al lado... Que llevamos muchos libros de este tipo y que siempre sabemos quién es el malo, que no se nos escapa una.
Teoría que nos montamos, teoría que nos van desmontando como si de un castillo de naipes se tratara.
Y empiezan los giros y las sorpresas, y sentimos que todo se nos va de las manos, que llevamos un montón de páginas y que no tenemos ni idea de por dónde va la vaina.
Y llega el desenlace y respiramos. ¡Por fin! Ya lo tenemos todo claro, podemos dejar de hiperventilar y ya no necesitamos desfibrilador. Pero resulta que no, que nos queda todavía la traca final, que lo anterior solo habían sido unos fuegos artificiales.
Resumiendo, que dice el Maestro: una trama muy bien construida, de la que van saliendo cabos cada vez que tiramos, con unos personajes muy potentes, un ritmo (¡ay, mi madre, qué vértigo, qué mareo!), un manejo de la tensión y el agobio psicológico magistral, y con un final para que los ojos se te desorbiten que a mí me ha encantado. Eso sí, lo de novela del año me sigue provocando urticaria, aunque esta apunta maneras para poder pasar a la posteridad como un gran thriller.


Valoración: 9,5


Leído el 17 de enero de 2017









19 comentarios:

  1. Me gustó mucho cuando lo leí. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Es mi actual lectura, me falta nada para acabarlo. Y por lo que llevo, estoy de acuerdo contigo: un thriller que te mantiene en tensión y en el que todos son sospechosos...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:
      Es que todos parecen sospechosos, y si Cora llega a tener dos meses más sospechamos que se ha ido de parranda.
      Besotes.

      Eliminar
  3. Hola Montse!

    Me gustó mucho y yo creo que lo de novela del año igual a nivel comercial puede que sea una de ellas, ya sabemos lo que hace la publicidad, pero a otro nivel miedo me da que sea la novela del año.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eyra:
      Hay una novela del día, del mes, del año... En fin, ya sabemos lo que es esto: puro marketing.
      Besotes.

      Eliminar
  4. Coincido contigo, es una buena novela dentro de su género, mantiene la tensión y no paras de teorizar. No se le puede pedir más.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mara:
      Eso está claro: dentro de su género es buena, mucho, que es lo que necesitamos.
      Besotes.

      Eliminar
  5. Pues como tú tengo mis prejuicios por que me la he dado muchas veces, y no pensaba darle una oportunidad, ahora toca replantearselo al menos, que con lo que se me viene encima no se yo. Muy buena reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmina:
      Pues es una buena novela para la Yincana, porque vale para muchas casillas.
      Deberías darle una oportunidad, porque es cortita y se lee de un tirón.
      Besotes.

      Eliminar
  6. Estoy leyendo muy buenas criticas de este libro y como yo soy mucho de misterios y tramas enredadas, acabará por caer en mis garras.
    Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yolanda:
      Pues ya veré tu reseña cuando lo leas, porque creo que te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Me pasa como a ti: que en cuando veo que una novela empieza a ser llevada a los altares, en mi se provoca el efecto contrario. También estoy de los cantamañanas que cada tres cuartos de hora se han leído la novela del año hasta donde tú sabes.

    El caso es que necesitaba tu opinión y, una vez dada, ya tengo claro que la leeré, aunque el problema viene en que no sé cuándo. ¿Contenta? Pues sigue así, que voy a dejar de leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gran duquesa:
      Lo de los cantamañanas es aún peor que el marketing, porque ahí ya no sabes a qué atenerte.
      ¿Contenta por qué? ¿Porque has salido del palacete y has venido a mi chocita? Pues hombre, para tirar cohetes tampoco es.
      Beso gordo.

      Eliminar
  8. También me da miedo cuando tienen tanta promoción, que luego vienen los chascos. Pero estoy viendo tantas buenas reseñas que seguramente termine dándole su oportunidad. Lo que no sé es cuándo, como Kayena.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Margari:
      Te prometo que el día que sepa un sitio para comprar tiempo te lo diré. Porque le faltan meses al día para todo lo que nos apetecería leer.
      No dejes de leerla, que te va a gustar.
      Besotes.

      Eliminar
  9. Pues ¿te puedes creer que no me llama la atención? Será que por ser culé soy un poco rarita? Porque mira que tú reseña deja claro, clarinete, lo mucho que la has disfrutado, pero no. Esta la voy a dejar pasar.
    Gracias por tu reseña, mi India.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me pasa como a tí, que tanto bombo en las redes sociales y tanta gente poniendo una novela por las nubes hace que me eche para atrás...pero como de tí sí me fío, pues nada...que me la leeré seguro.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.