16 de enero de 2017

No cierres los ojos (T. R. Ragan)


Datos técnicos
Título: No cierres los ojos (Abducted)
Autor: T.R. Ragan 
Editorial: AmazonCrossing
Primera edición: 10 de enero de 2017

Sinopsis
«No cierres los ojos, no los cierres». Es lo que resuena en la cabeza de Lizzy Gardner una y otra vez. Secuestrada cuando era una adolescente, se convirtió en la única superviviente del psicópata al que apoda Spiderman. Porque logró escapar, pero no olvidar.
Catorce años después, Lizzy trabaja como investigadora privada y da clases de defensa personal a adolescentes, en un intento de superar el oscuro episodio de su pasado. Sin embargo, sus miedos reviven cuando recibe una llamada del FBI. 
Son malas noticias: el asesino ha vuelto a la acción y su objetivo es terminar lo que dejó a medias años atrás.



Autor
Theresa Ragan es autora superventas de USA Today y del New York Times. En agosto de 2015 alcanzó la séptima posición en la lista de best sellers del Wall Street Journal. Theresa ha vendido casi dos millones de ejemplares de sus novelas desde 2011. 
Con el nombre de T.R. Ragan escribe ciencia ficción, novela contemporánea y novela negra. 
No cierres los ojos es el primer libro de la saga de Lizzy Gardner, éxito de ventas en Estados Unidos. 

Opinión personal
Tenía guardado este libro en mi lista de deseos desde que lo vi en las «próximas novedades» hace meses; incluso lo anuncié en esta entrada
Me seducían el título y la sinopsis, pero, sobre todo, el guiño que hace con el nombre de la protagonista a Lisa Gardner que, por cierto, saca el 9 de marzo un libro que se titula Y yo a ti más, con una nueva protagonista: Tessa Leoni. Pero de ella hablaremos más adelante, que hoy no es el momento.
Esta no va a ser la novela del mes, ni del año ni de nada, porque es, simplemente, una lectura para entretenerse y para no levantar los ojos de sus páginas excepto para pestañear (y para encender un cigarro si, como es mi caso, fumas).
Lizzy Gardner, la que da nombre a la serie que se inicia con este libro, es una investigadora privada que catorce años atrás fue secuestrada por un asesino en serie y consiguió escapar de él.
Y ahora este asesino ha vuelto a matar, pero lo que pretende, fundamentalmente, es que Lizzy se sienta culpable y que todos la culpabilicen a ella de lo que está ocurriendo. Aislarla de su entorno y que todos le den la espalda.
Y quiero hacer una puntualización: el otro día oí en una entrevista que nadie podía creerse que en Valladolid andara suelto un asesino en serie. Le tengo muchísimo respeto a la persona que lo dijo, pero yo me creo igual los libros de Gellida que este, que está ambientado en Sacramento. ¿O es que los americanos pueden novelar sobre lo que les de la real de la gana y los escritores españoles no? Pues eso: «chico de Valladolid», deseando leer A grandes males, ya queda menos para el 9 de marzo.
Aunque hay alguien que me dirá que no es un thriller propiamente dicho (sí, duquesa, va por ti), porque se desarrolla en once días, entre el 12 y el 23 de febrero de 2010, tiene todos los ingredientes para dejarnos con el corazón en un puño, infartados y boqueando para poder tomarnos un respiro. 
En este caso conocemos más sobre las víctimas que sobre el asesino, aunque la autora procura darnos una perspectiva completa desde todos los puntos de vista, incluidos los familiares, que son también víctimas. El narrador omnisciente en tercera persona se lo pone fácil.
La idea del «asesino justiciero» ha sido utilizada muchas veces, pero la novedad es que lo que él entiende por justicia es para darle de comer aparte. Por ejemplo, si yo fuese adolescente sería una víctima ideal, porque digo tacos y fumo. 
Es un psicópata perturbado y un sádico (hay alguna escena escabrosa en el libro, aunque es imposible que nos asuste a estas alturas), pero que lleva una vida normal. Puede ser tu vecino, el hombre con el que te cruzas en un restaurante cada día o tu compañero de trabajo. Así que mirad bien, porque puede estar en cualquier lado. Un girado de este calibre no tiene por qué venir de una familia desestructurada.
Hasta el final no conocemos por qué mata este zumbado y por mucho que lo intente entiendo sus tres primeras muertes (yo hubiese hecho lo mismo), pero el resto es de estar muy mal de la cabeza, un pirado de la vida de manual. Él está convencido que le está haciendo un favor a la sociedad matando a estas pobres chicas adolescentes (que bastante tienen ellas con serlo).
De todo el elenco, el personaje que más me ha llamado la atención es el de Hayley. Espero que la autora la incluya en las novelas sucesivas, porque tiene una personalidad arrolladora y una de las vidas más duras con las que me he cruzado. 
Junto a Lizzy encontramos a Jared (un agente del FBI que era su novio cuando la secuestraron), su hermana Cathy Warner y su sobrina Brittany, todos bastante bien perfilados, y que supongo que seguirán apareciendo en las entregas venideras porque son el contrapunto perfecto para nuestra protagonista.
Resumiendo, que dice el Maestro: una historia muy bien contada, con un ritmo rápido, con unos personajes bien caracterizados, en el que no tenemos ni idea de quién puede ser Spiderman (ya entenderéis si la leéis el porqué de ese nombre de superhéroe), un desenlace poético de esos que me vuelven loca y en el que todos los interrogantes que se han ido abriendo quedan despejados y aclarados de una manera coherente.

Y hoy no termino con el «resumiendo» como suelo hacer. Hoy quiero dejar constancia de que es uno de los pocos libros de esta plataforma que he conseguido terminar. Muy buena la labor de Pilar de la Peña en la traducción, sin apenas erratas. Algo muy de agradecer, ya que por ese motivo he abandonado muchos que prometían porque se me hacía bola ver tanta falta y una sintaxis tan pésima.



Valoración: 8,5

Leído el 13 de enero de 2017










16 comentarios:

  1. No tiene mala pinta. No me importaría lerlo si se cruza. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Natàlia:
      Pues ya me contarás.
      Yo he pasado un rato muy entretenido con ella y los personajes prometen.
      Besotes.

      Eliminar
  2. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:
      Pues ya me dirás lo que te parece.
      Besazos.

      Eliminar
  3. También me llamó la atención cuando lo vi en las novedades. Igual intento hacerle un hueco.

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eyra:
      Hay que dejarse llevar por el primer impulso. Que para abandonarlo siempre hay tiempo.
      Besotes, preciosa.

      Eliminar
  4. Tiene una pinta estupenda¡¡¡ Me lo apunto¡¡¡
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Aylavella:
      Espero que lo disfrutes tanto como yo.
      Besotes.

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Soy nueva pòr tu blog pero no puedo seguirte, no me sale el gadget :(
    Este libro me llama mucho. Apuntado está^^
    Besitoos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sandry:
      Es que llevamos sin el gadget de seguidores 3 días.
      Si pinchas justo encima está la brujita. Ahí puedes hacerte seguidora.
      Besotes y bienvenida.

      Eliminar
  6. Tiene muuuy buena pinta. Y por lo que cuentas, es de esos que, una vez que empiezas, no puedes soltar hasta que lo acabas.
    Me lo apunto 😊
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Teresa:
      Sí, es un thriller en toda regla.
      Besotes.

      Eliminar
  7. Ummm, está claro que es de los que me gustaría, independientemente de que no sean la novela del mes (cuanto menos la del año), porque he llegado a un momento tan extraño que no me importa leer novelas entretenidas, que a veces es de lo que se trata, pero si me dices que no se puede dejar de leer a no ser que sea porque la falta de nicotina te reclame, me parece de lo más recomendable. Es más, hay novelas que te las ponen por las nubes y entre ojeada y ojeada me fumo cartones.

    Por otro lado, no seré yo quien diga que un thriller no pueda desarrollarse en once días; es más, me parece un tiempo prudencial. Lo que yo discuto en que un thriller tiene que tener "andares" de thriller, "tiempos" de thriller y cantar como un thriller. No sé si me explico...

    Y bueno, ahora solo me queda hacer una pregunta, niñata, ¿tú no paras nunca?

    Y darte un beso, claro, que en el fondo te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, duquesa:
      ¿Cartones? La Tabacalera entera.
      Te explicas, te explicas. Otra cosa no, pero clarita lo eres mucho: andares, tiempos y cantares de thriller. Me ha quedado clarísimo.
      Yo no paro nunca, querida duquesa, soy hiperactiva. Ya sabes que plancho y tuiteo a la vez.
      Besotes.

      Eliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.