17 de enero de 2017

Tierra sin hombres (Inma Chacón)

Datos técnicos
Título: Tierra sin hombres
Autor: Inma Chacón
Editorial: Planeta
Primera edición: 13 de septiembre de 2016

Sinopsis
Las hermanas Elisa y Sabela crecen en una pequeña aldea cercana a Ferrol, donde su madre, Rosalía, una leiteira pobre, las cría sin la ayuda de su marido. Mateo, que emigró a América para iniciar un negocio que nunca concluyó, solo le dejó a su hermano Manuel, sordo de nacimiento, que con su bondad temerosa y sencilla la ayuda a sacar a sus hijas adelante.
Cuando Rosalía comienza a planear la boda de su hija Elisa con Eloy, el único bachiller del pueblo, no cuenta con que Sabela se ha enamorado de él y que el guapo minero Martín tiene otros planes para Elisa.
Tierra sin hombres es una novela de personajes y de intrigas familiares que se enmarca en la Galicia de finales del siglo XIX y principios del XX, en una aldea cargada de supersticiones y de habladurías, lluviosa, pobre; una tierra de viudas de vivos, donde las mujeres ven como sus hombres han de emigrar en busca de una vida mejor, un sueño que a veces se cumple y otras se vuelve contra todos.

Autor
Inma Chacón nació en Zafra (Badajoz) en 1954.
Es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y profesora de Documentación en la Universidad Rey Juan Carlos. Ha sido decana de la facultad de Comunicación y Humanidades en la Universidad Europea. 
Fundó y dirigió la revista digital Binaria: Revista de Comunicación, Cultura y Tecnología. 
La princesa india fue su primera incursión en el mundo de la narrativa, a la que siguieron Las filipinianas y Nick, una novela juvenil donde se cuenta una historia de amor a través de la red. 
También ha publicado los poemarios AlasUrdimbres y Antología de la herida.
Con Tiempo de arena fue finalista del Premio Planeta 2011. En 2013 publicó Mientras pueda pensarte.

Opinión personal
Antes de empezar, aunque ya lo hice en la reseña de Mientras pueda pensarte, desde aquí le pido perdón a Inma por haber tenido siempre prejuicios con ella y, lo que es peor, haber pensado que nunca estaría a la altura de Dulce. Inma, lo siento: te has ganado un lugar en mi corazón por méritos propios, no por ser la melliza de la autora de dos libros fundamentales para mí, como son Cielos de barro y La voz dormida. A partir de hoy serás Inma, sin más.
Empecé este libro al poquito de salir y en el entierro me atasqué. Como hace muchísimos años que aprendí que las lecturas no hay que forzarlas, que cada historia tiene su momento, lo dejé estar. El otro día lo vi y dije: «te llegó la hora». Y me ha durado menos que dos peces de hielo en un whisky on the rocks.
Como bien pone en la sinopsis, esta novela es una historia de mujeres fuertes, que tienen que cuidar a sus hijos solas, porque aunque no son viudas porque sus maridos están vivos, tienen que comportarse como si lo fuesen. Unas mujeres que no pueden permitirse sufrir ni un minuto de descanso, porque el sustento y la protección de su familia solo depende de ellas.
Si la autora no hubiese ambientado esta novela en Galicia no hubiese sido tan creíble, porque el escenario es fundamental: una tierra donde se cree en las meigas y se piensa que haberlas haylas. Si lo hace en su tierra (que también es la de mis padres) el resultado no hubiese sido el mismo. Porque la brujería es una parte muy importante en esta novela y en torno a ella gira buena parte de la historia.
He puesto antes que me atasqué en el entierro porque sobre esa escena se sustenta la novela completa: utilizando un narrador en tercera persona cuasiomnisciente, la autora nos va contando la vida de Rosalía y sus dos hijas, Sabela y Elisa, y también la de Mateo, el padre de ambas, y la de Eloy, el chico que Rosalía había elegido para que se casara con Elisa, y la de Martín, el minero que rompió los planes de la leteira.
Una novela en la que utiliza el recurso de contarnos un trozo de la historia y luego, utilizando flashbacks, nos la va rellenando, pero dejando siempre algún punto sin resolver, para finalmente, no con giros narrativos ni con golpes de efecto sino con detonaciones auténticas, ir dándonos un puñetazo tras otro hasta dejarnos un final impactante.
Una historia llena de supersticiones, de religión, de habladurías, del qué dirán, de mentiras y verdades a medias, de culpas, de secretos, de venganzas..., con unos personajes complejos llenos de claroscuros, de luces y sombras, donde ninguno es lo que parece y en la que todos tienen algo que ocultar.
Una novela donde el engaño es el protagonista absoluto, porque cuando se dice la primera mentira para seguir manteniéndola hay que decir otra más, y otra y otra, hasta que al final se ha tejido un laberinto del que es imposible salir y ha esclavizado de por vida al que la dice. 
Pero, además, se ha llevado por delante a todos los que están a su alrededor, que observan cómo su existencia se ha desarrollado según lo planeó quién los enredó en ese embrollo de patrañas y falsedades, y que han pasado toda su vida tiranizados por quién ha manejado los hilos como si de marionetas se tratasen.
Resumiendo, que dice el Maestro: una historia llena de secretos y mentiras que van convirtiéndose en los eslabones de una cadena que tiene prisioneros a todos, con una trama muy bien intrincada, con una forma de contar y escribir que es una delicia, unos giros narrativos espectaculares y un desenlace a la altura de la novela: sublime.


Valoración: 10

Leída el 15 de enero de 2017















19 comentarios:

  1. Para mí también ha sido una lectura maravillosa. Sin duda la ambientación de la novela se lleva la palma, pero esa fuerza de los personajes y esa mentira que se enquista...Preciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mª Ángeles:
      ¿Mentira? Menudo zorrón. ¡Y yo pensando que la mala era doña Josefa!
      Divina.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Me gustó mucho cuando lo leí. Un besote

    ResponderEliminar
  3. También me gustó mucho, a lo mejor un poco menos. Me pareció que de la mitad al final perdía un poco de fuelle y emoción. Aún así la disfruté mucho.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Natàlia:
      Vaya, lo siento, pero me alegra saber que la disfrutaste mucho, porque es una maravilla. Para mí no perdió fuelle en ningún momento, sobre todo porque yo entendí mal lo del entierro y me volví loca.
      Besotes.

      Eliminar
  4. Me encantó, no había leído nada de Inma y me sorprendió muy gratamente.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eyra:
      Pues deberías leer Mientras pueda pensarte. La historia es muy dura. Te va a encantar.
      Besotes.

      Eliminar
  5. Ya te dije que Inma es mucha Inma, que no debe comparársela con nadie, ni siquiera con su hermana, porque se ha ganado su lugar a base de buen hacer. Tengo el gusto de conocerla personalmente; es más, conozco a la tercera de "las Chacón" porque fue compañera mía de trabajo y son una familia estupenda.

    Con respecto a la novela, todavía no la he leído, pero has conseguido que deje de mirarla de reojo y que en cuanto termine la que tengo entre manos me ponga con ella, porque todo lo que has dicho es tentador y el que te haya resultado sublime, me da una idea de lo que me espera.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, duquesísima:
      Es sublime, no se puede describir con otra palabra.
      Ya he pedido perdón y es solo Inma. Te va a encantar, porque la manera de narrar es portentosa.
      Besotes.

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo. Me ha conquistado totalmente Inma con esta novela, que me ha gustado más incluso que la anterior.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Margari:
      Totalmente de acuerdo: por eso esta tiene seis plumas y la otra cinco, aunque tengan un 10.
      Pero la historia de la otra me gusta más, lo de los niños robados me apasiona.
      Besotes.

      Eliminar
  7. La tengo en pendientes porque me pasó como a ti, que la empecé y de pronto no me apetecía seguir. Ahí está, en la estantería, llamándome suavecito pero de forma insistente. Viendo vuestros comentarios y tu reseña no me quedan dudas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yolanda:
      Pues no dejes que pase mucho tiempo, porque te estás perdiendo una gran novela.
      Besotes.

      Eliminar
  8. Yo la tengo de camino, así que en cuanto termine la yincana le hinco los ojos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmina:
      ¿Le hincas los ojos? ¿Por qué no un cuchillo, que tiene más punta?
      Disfrútala, guapetona.
      Besotes.

      Eliminar
  9. Me encanta la autora, esta novela aun no la he leído, pero pronto me pondré con ella. Hay algún crimen, para meterla en la Yincana??
    He estado cotilleando un poco por tu blog y me encanta, no lo conocía, pero desde ahora me verás por aquí. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro:
      Bienvenido. Me alegra saber que te veré por aquí.
      No, lo siento, no hay crímenes. Pero deberías leerla, así, como una obligación :)))
      Besotes.

      Eliminar
  10. ¡Uakala! Ésta sí que sí.
    Lo quiero y lo quiero leer ya.
    Magnífica reseña la tuya. Tentadora donde las haya.
    Estoy convencida de que esta lectura sí que voy a disfrutarla, y espero que tanto como tú.
    Besos mi India.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.