2 de diciembre de 2017

El futuro tiene tu nombre (Brenna Watson)








Título: El futuro tiene tu nombre
Autor: Brenna Watson
Editorial: B de Books
Primera edición: 27 de septiembre de 2017







Cuando el barón Hamilton fallece de forma inesperada, su viuda, la joven Marian Fillmore, cree que por fin se verá libre de un esposo abusivo y maltratador. Sin embargo, las condiciones que establece en su testamento la obligan a permanecer atada a un lugar al que odia y a su cuñada, tan cruel y déspota como su hermano.
La llegada del hijo del barón, procedente de América, será la única luz de esperanza en el porvenir de Marian. Solo él será capaz de cambiar su destino y el de las personas a las que ama, aunque el precio a pagar será demasiado alto. 
Porque, ¿hasta dónde es lícito sentirse atraída por el hijo de su difunto marido?







Brenna Watson, licenciada en Historia y con estudios de Filología y Derecho, ha pasado los últimos quince años leyendo y corrigiendo novelas de otros autores, hasta que decidió sentarse frente al ordenador y escribir su propia historia.
Ha publicado pequeños ensayos sobre materias diversas, además de reseñas y entrevistas, en varios medios. Es una gran aficionada a la lectura y a las series de televisión estadounidenses, y le encanta comprarse zapatos. Vive en un rancho en las montañas junto a su marido, sus dos perros y tres gatos.





Hay momentos en los que, de tanto leer siempre historias del mismo tipo, terminas saturada y todas te parecen la misma. Y en esos casos tengo que descansar, darme un respiro y «purificarme» con otro género.
Es lo que necesitaba cuando Amazon puso en mi camino esta novela, con su «recomendados para ti». La vi y fue un flechazo, tanto por la portada como por su título.
No soy lectora habitual de romántica pero he de confesar que las pocas veces que una buena novela de este tipo llega a mis manos la disfruto tanto o más que las que acostumbro a leer.
Estamos en Londres, en 1820, y allí conocemos a Marian Fillmore, la baronesa Hartford, que desea con todas sus fuerzas que su marido muera para poder liberarse del infierno en el que se ha convertido su  su vida desde hace seis años, debido al continuo maltrato al que la someten tanto su esposo como la hermana de este.
Derek Hamilton, el hijo del barón Hartford, ha regresado a Londres desde Boston (ciudad donde reside desde hace una década) para asistir a la boda de su primo Lionel, conde de Bridgeport. Su tía Charlotte, hermana de su madre, le aconseja que vaya a visitar a su padre, al que no ve desde hace mucho tiempo, para que pueda despedirse de él en su lecho de muerte.
Derek vuelve a la mansión en la que pasó su infancia (aunque no tiene ningún deseo de reencontrarse con el hombre que destrozó su vida y la de su madre) y cuando conoce a la joven esposa de su padre se siente en la obligación moral de cuidar de ella y protegerla, y mucho más después del fallecimiento de su progenitor, cuando se da cuenta de que Marian ha escapado de un infierno al quedarse viuda para meterse en otro peor: su tía, Ellen Hamilton, ha convertido a Marian en una criada.
Y a partir de ahí asistimos al nacimiento de una historia de amor que va fluyendo despacio, sin prisas, de una manera natural, y vemos la lucha de Marian por encerrar sus sentimientos (no entiende que pueda sentirse atraída por el hijo de su difunto esposo, porque seguro que eso es antinatural) y a Derek ponerse el mundo por montera y hacer lo que le da la gana sin importarle el qué dirán, preocupándose exclusivamente del bienestar de su «madrastra» e intentando subsanar, en la medida de sus posibilidades, todas las brutalidades cometidas por su padre.
Ese es uno de los puntos fuertes de la novela: la forma en la que la autora nos transporta a la sociedad inglesa de principios del XIX, con su encorsetamiento, su etiqueta y sus rígidas normas sociales; Derek acostumbrado a la libertad de América, con una sociedad mucho más abierta y menos protocolaria, hace en cada momento lo que le dicta su conciencia, procurando únicamente cuidar de Marian y de su bienestar, porque él tampoco ve muy normal los sentimientos que le despierta la viuda de su padre, una mujer inocente y sin dobleces, el polo opuesto a las mujeres con las que suele relacionarse.
Resumiendo, que dice el Maestro: una novela romántica clásica (con secretos, con engaños, con matrimonios sin amor), con una prosa cuidada y envolvente, con una trama sencilla pero que atrapa desde el primer momento, un ritmo tan fluido como la historia de amor que nos narra, con unos personajes muy bien caracterizados, naturales y muy creíbles, con unas escenas llenas de pasión y sensualidad, con unos diálogos veraces, una ambientación de la sociedad inglesa de la época magistral, y con un desenlace que, aunque esperado, resulta muy emotivo.



Valoración: 9

Leído el 2 de diciembre de 2017











8 comentarios:

  1. Esta novela, como imaginarás por mis gustos, tiene todos los ingredientes para que la disfrute mucho, así que ya está en mi lista de deseos.
    Ese romance a fuego lento, esas descripciones sobre la vida en ese siglo, esas reglas tan estrictas...me llama la atención todo y si a ello le sumo una buena narración y tu puntuación, harán que además, la adelante posiciones en mi listado.
    Por cierto que a mi me ocurre lo mismo que a ti pero con este género...cuando me saturo de él, suelo recurrir al thriller para retomarlo más tarde con energías renovadas, jaja!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Maribel:
      Miedo me da, porque tú eres una lectora de romántica, y puede ser flojo para ti. No sé, estoy hecha un lío.
      Somos las dos caras de una misma moneda: leemos lo contrario que la otra cuando nos saturamos.
      Besazos.

      Eliminar
  2. Me queda claro que si esta novela se cruza en mi camino, se viene conmigo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo no soy muy de romántica tampoco, pero tendré en cuenta tu recomendación para " descansar" de otras lecturas. Besinos.

    ResponderEliminar
  4. De vez en cuando, cambiar de registro viene bien. Esta novela me suena un poco a tipo Barbara Cartland (aunque supongo que bastante mejor escrita). Igual me animo a leerla por desintoxicarme de tanto crimen yo también ;-)

    ResponderEliminar
  5. No es mi estilo, creo que no te sorprendo al decirlo, y no termino de sentirme cómoda en él. Me lo tienen que poner muy de frente para que me anime a leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola bombón, la comedia romántica se me atraganta muuucho, muuuucho. Pero bueno, siempre hay alguna que te ofrece un contexto histórico que la salva de la quema, es este el caso? Aún como tu lo cuentas parece entretenida pero creo que no la leeré. Un saludo cariño

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a mi blog y gracias por comentar. Pero si lo que quieres es promocionar el tuyo o tu novela, no publicaré tu comentario; para eso mejor que utilices un mail; tampoco si lo haces de manera anónima o si tus comentarios son irrespetuosos. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...